1 de agosto de 2019

Por sierras, costas y castillos de Alicante 2ª parte


Segunda parte del viaje por sierras. costas y castillos de Alicante que nos llevará por imponentes acantilados, paradisíacas playas y castillos enclavados en lo alto de los cerros mientras contemplan pasar el tiempo.


Día 5. Miércoles 17 de Abril:

La mañana de hoy la vamos a dedicar en realizar una bonita ruta senderista que recorre el Barranco de la Viuda hasta llegar a la Cala Llebeig para seguidamente caminar por lo alto de unos imponentes acantilados hasta la Cala Moraig.


Nos desplazamos unos pocos kilómetros hasta una zona de urbanizaciones desde donde comienza la ruta por el Barranco de la Viuda donde estacionamos, GPS: 38.704663, 0.145006, gratuito y sin servicios.
Nuestra ruta se puede seguir aquí: Barranco de la viuda, cala llebeig, cala moraig, con una longitud de unos 8 kilómetros y calificada como moderada.


El primer tramo de la ruta es en continuo descenso por el Barranco de la Viuda acompañados por un frondoso bosque donde en algunos puntos del recorrido hay que hacer algo de barranquismo dado lo escarpado del terreno.



Cuando llegamos por fin a la Cala Llebeig nos reciben tres pequeñas edificaciones totalmente aisladas que en su día fueron un cuartel de la Guardia Civil por ser un punto donde antaño se introducían artículos de contrabando. Asimismo también existen unas pequeñas casas de pescadores.  




Aquí la ruta cambia radicalmente ya que hay que tomar una senda ascendente hasta lo alto de los acantilados y que hay que seguir hasta el final de la misma cuando se llega a la Cala Moraig.




En el recorrido nos encontraremos con varias cuevas labradas en la pared vertical, al parecer utilizadas por contrabandistas para esconder artículos como tabaco, alcohol, etc procedente del contrabando.





Vemos que en lo alto de los acantilados algunas viviendas se asoman al vacío desafiando la gravedad. Deben tener unas magníficas vistas desde todo lo alto.



Nosotros no llegamos a bajar hasta la Cala Moraig y nos damos la vuelta por donde hemos venido. Con lo que sabemos ahora, si tuviéramos que volver a realizar esta preciosa ruta, lo haríamos desde el parking de ésta última cala, GPS: 38.708146, 0.166172, llegando hasta la Cala Llebeig ya que el Barranco de la Viuda no nos ha dicho demasiado y es mucho más dificultoso.





Terminamos de hacer la ruta senderista y nos ponemos en marcha dirección hacia Alicante aunque paramos antes en Villajoyosa para comer.


Estacionamos muy cerca de la Playa concretamente en una calle por encima de la Avenida del Puerto ya que queremos ir a un restaurante que descubrimos el año pasado y nos apetece repetir. GPS: 38.508570, -0.224369, gratuito y sin servicios.



Localizamos el restaurante "Sabor de Galicia" situado en la Avenida del Puerto 10 donde con las preciosas vistas de la playa comemos muy bien.







Tras reposar un rato la comida y contemplar desde la auto cómo van regresando los barcos pesqueros al puerto de Villajoyosa ponemos rumbo a Alicante al tiempo que notamos que el tiempo está a punto de cambiar y que las lluvias harán acto de presencia en los próximos días.



Llegamos a Alicante y buscamos el parking que llevábamos programado, GPS: 38.343501, -0.501890, gratuito y sin servicios situado a unos 15 o 20 minutos andando del centro de la ciudad.



Nos ponemos camino al centro de Alicante y cuando nos queremos dar cuenta nos metemos de lleno en las calles peatonales y comerciales.




Llegamos hasta el puerto y la playa del Postiguet desde donde se obtiene una bonita panorámica del castillo de Santa Bárbara. El tiempo ha ido cambiando para mal y hay un viento bastante desagradable que levanta la arena de la playa por lo que tenemos que dejar esta zona del puerto buscando cobijo entre las casas del Barrio de Santa Cruz.



Descubrimos la Basílica de Santa María pasando al interior para ver qué esconde el monumento gótico del siglo XVI.





Seguimos callejeando por este singular barrio de Santa Cruz con sus casitas bajas de vivos colores, ubicado en las faldas del cerro donde se yergue el castillo y al que no subimos por ser ya últimas horas de la tarde.





Algunas calles las encontramos cortadas ya que se está desarrollando una procesión aunque afortunadamente no nos impide nuestro paseo y no tenemos que dar vueltas.




Por las calles se respira un gran ambiente entre los que presencian la procesión y los que se disponen a tomar algo en alguna de las numerosas terrazas que abundan por el casco antiguo de Alicante.



Poco a poco la tarde va dejando paso a la noche y ya algo cansados de este intenso día ponemos fin al paseo por Alicante que bien merece que le dedicáramos más tiempo pero al tenerlo cerca de casa pensamos que ya tendremos ocasión para descubrir la ciudad más intensamente en el futuro.


Día 6. Jueves 18 de Abril:

La noche transcurre de forma tranquila en el parking donde hemos estacionado amaneciendo un día que se ha ido complicando y que claramente amenaza lluvia inminente.
Ponemos rumbo hacia Novelda donde queremos visitar una curiosa construcción junto al castillo de La Mola.



Llegamos al parking del Castillo de la Mola y del Santuario de Santa María Magdalena conocido como la pequeña Sagrada Familia de Novelda, GPS: 38.408627, -0.794006 , gratuito con unos aseos y una fuente donde poder tomar agua.





Este curioso Santuario se comenzó a erigirse en el año 1918 y su autor es José Sala Sala que se inspiró en el modernismo catalán que guarda un cierto parecido con la Sagrada Familia de Antonio Gaudí.



La visita tanto al exterior como al interior es gratuita aunque como suele ser habitual si uno quiere aportar algún donativo para la conservación del monumento se puede hacer.



En el interior destaca el impresionante órgano de mármol que se está construyendo poco a poco pudiéndose ver una maqueta con el resultado definitivo que tendrá dicho instrumento cuando se concrete.



Sin duda una visita altamente recomendable la visita de este curioso y único monumento si uno pasa por Novelda. Para saber más: Santuario de Santa María Magdalena


La visita al castillo de la Mola que está al lado es igualmente gratuita y aunque quedan pocos restos  que están muy restaurados también merecen la pena.


Construido por los musulmanes almohades en el siglo XII sobre una antigua fortificación romana, controlaba la linea fronteriza entre los reinos cristianos de Castilla y Aragón y el reino musulmán de Murcia.



Sobresale por encima de todo la gran torre cuadrada a la que se puede subir por una escalera de piedra, así como los restos de las dependencias que se divisan perfectamente desde lo alto de la torre.
Para saber más: Castillo de la Mola



Ponemos rumbo hacia Petrer donde llegamos a media mañana dirigiéndonos hacia el parking del centro histórico, GPS: 38.485941, -0.768468, gratuito y sin servicios.








Buscamos la oficina de turismo ubicada en la Plaza de Baix donde también se ubica el Ayuntamiento y la Parroquia de San Bartolomé. Aquí nos informan de que podemos hacer la visita al recientemente inaugurado Museo Dámaso Navarro.


Dicha visita es gratuita y guiada, todo un privilegio que agradecemos. En dicho museo nos hacen una ruta por la historia de Petrer ya que hay expuestas una colección de piezas arqueológicas desde los primeros años de la historia de Petrer hasta nuestros días con las tradiciones, oficios, costumbres, etc.



Poseen diferentes piezas valiosas de época romana y musulmana destacando varios mosaicos, monedas, piezas cerámicas, un par de momias y un antiguo horno romano. 



La segunda parte de la visita se centra en los oficios y costumbres de Petrer con una colección de herramientas y máquinas de campo y de industria.
Una visita altamente recomendable y muy amena que siempre sale bien cuando se hacen las cosas con cariño y con interés.





Seguidamente en la oficina de turismo se forma un grupo más numeroso y ponemos rumbo hacia el castillo donde vamos a realizar otra visita gratuita al mismo, así como a las casas cueva que existen en la parte baja del castillo.





Vamos ascendiendo a lo más alto del pueblo pasando por alguna coqueta plaza de casitas bellamente pintadas con vivos colores. El esfuerzo merece la pena por la imponente silueta del castillo y las bonitas vistas del pueblo y su entorno.



De origen musulmán este castillo se erigió en el siglo XII habiendo cambiado de manos cristianas y musulmanas a lo largo de la historia. Son tres los espacios de que consta este recinto: la explanada, la alcazaba y la torre maestra.



Esta bastante restaurado quedando del original solamente un lienzo de muralla construido en tapial. En su interior hay una sala que correspondía aun aljibe donde se llevan a cabo actos así como bodas.
Para saber más: Castillo de Peter




Debajo del castillo se disponen varias casas cuevas que en la actualidad están rehabilitadas y forman parte de la visita al castillo donde se exponen una serie de fotografías y objetos antiguos de las humildes gentes que en su día ocuparon estas viviendas ganadas a la roca.






Terminamos así con la visita a Petrer, una localidad que nos ha sorprendido gratamente por la gran oferta patrimonial de que disponen y la facilidad que ofrecen para las visitas. Como último apunte curiosa hay que destacar que Petrer fue el lugar elegido por el gobierno de la República cuando se retiraba a Valencia. Por dicho motivo los primeros domingos de cada mes se hacen unas visitas a los lugares que tienen relación con la Guerra Civil. Prometemos volver para hacer la visita.



Seguimos en dirección a Sax para visitar aunque sea por fuera su castillo pues sabemos que está cerrado ya que solo abren los Domingos por la mañana.
Estacionamos en un pequeño parking a los pies del mismo, GPS: 38.539410, -0.820876, gratuito y sin servicios.


Desde el mismo parking sale una senda ascendente que nos sube en un momento a lo alto del cerro donde se encarama el castillo que domina toda esta zona con sus 500 metros sobre el nivel del mar.





El castillo parece estar en buen estado por lo que vemos por el exterior. No se le ve muy grande, destacando la gran torre cuadrada del homenaje y parte de una pared que debe ser la más antigua de la que se conserva.



Llama la atención la simbiosis entre la roca y la construcción lo que le da un toque característico y singular a este monumento de origen presumiblemente musulmán que servía para la defensa de la frontera entre musulmanes y cristianos y posteriormente entre aragoneses y castellanos. 


De Sax no llevábamos más lugares a visitar aunque sí que sería interesante ver el Museo de Alberto Sols, un ilustre científico natural de Sax, o dar una vuelta por el casco antiguo.
Para saber más: Castillo de Sax


Nosotros seguimos ruta y nos desplazamos a un curioso lugar ubicado en las inmediaciones, entre Sax y Villena, la colonia de Santa Eulalia, GPS: 38.568218, -0.849334
Hace ya tiempo que Mati me habló de este lugar y ahora que estamos por la zona no podemos pasar sin acercarnos a conocer este curioso lugar. Lo primero que visitamos es su coqueto y bonito teatro Cervantes, desgraciadamente hoy casi en ruinas.






Actualmente hay un chico que vive dentro con sus perros y que está intentando salvar este edificio de una demolición por unos intereses urbanísticos que amenazan a la colonia con pasar a formar parte del pasado.



Esta colonia fue fundada a finales del siglo XIX bajo el paradigma del socialismo utópico, por el conde Antonio de Padua y Saavedra como finca agrícola llegando a ser casi autosuficiente.



Gracias a la Ley de colonias de 1868 y basada en el mismo tipo de colonias catalanas, el Conde construyó esta gran aldea con un palacio, dos plazas, una fábrica de harinas, una fábrica de licores, una ermita, un teatro que llegó a acoger las mejores obras de zarzuela del país, un casino, un economato, una oficina de correos y telégrafos, una estación de tren, un estanque, casi una veintena de casas y demás servicios para los cerca de 200 asalariados que llegaron a trabajar en la finca.




Actualmente casi todos estos edificios están en la más absoluta ruina y muchos de ellos amenazan con desplomarse un día de estos. Sin embargo sí que vemos viviendas particulares habitadas de posterior construcción y algunas rehabilitadas de la época de la fundación de la colonia.


Hay una curiosa leyenda en torno a los personajes más ilustres que corresponden a los condes que fundaron tan singular colonia y que merece la pena leer pues la historia que se cuenta es peculiar: Leyenda de los Condes de Santa Eulalia
Para saber más: colonia de Santa Eulalia
Tras recorrer toda la colonia y ver lo que está permitido, que es poco, nos desplazamos hasta Castalla



Estacionamos en el área de autocaravanas ubicada junto al campo de fútbol GPS: 38.596115, -0.667133 con todos los servicios y de pago, hay que dirigirse al responsable del polideportivo y pagarle los 3 euros que cuesta.



Nos dirigimos al casco antiguo del pueblo visitando la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción la cual sorprende por dentro, no tanto por fuera que es más austera.




Seguimos paseando por la calle Mayor que posee un gran número de palacetes y casas nobles, alguna de ellas con escudos nobiliarios, aunque en un estado de conservación que deja mucho que desear.


En la Plaza Mayor nos encontramos con el Ayuntamiento de estilo renacentista y al lado se alza un palacete de una de las familias más notables de la localidad de la que ni siquiera hay información alguna. Además su estado es lamentable cuando es,sin ningún género de duda, uno de los edificios más interesantes de Castalla.





El barrio que hay ubicado en las faldas del cerro donde se erige el castillo es otro de los lugares de interés por su colección de casas blancas, algunas de ellas también pintadas en alegres y coloridos tonos.




Vamos ascendiendo hacia el castillo construido entre los siglos XI y XVI presentando en la actualidad un aspecto de total restauración, destacando por encima de todo la torre del homenaje.




Ya es mala hora pues van a cerrar de un momento a otro, aunque yo subo hasta arriba para ver si tengo suerte y me da tiempo a ver algo quedándose Mati a la entrada junto a la Ermita de la Sangre.



Mi gozo en un pozo pues me encuentro a la guía que está cerrando la puerta del castillo y me emplaza al día siguiente si quiero  verlo por dentro.
Para saber más de los horarios: Visitas castillo de Castalla
No obstante, el esfuerzo ha merecido la pena ya que he podido ver parte de las murallas y unas bonitas vistas del pueblo y su entorno.



Antes de retirarnos a la auto podemos presenciar una curiosa competición de palomas pintadas con vivos colores, que consiste en ver qué macho pasa más tiempo con una hembra que sueltan llevando detrás a todos los machos.


Día 7. Viernes 19 de Abril:

El tiempo ha cambiado bastante y las previsiones para el fin de semana amenazan bastante lluvia por lo que decidimos acortar un par de días la ruta. Esta mañana visitaremos Onil donde tenemos reservada la visita al Museo de la muñeca y dejaremos para otra ocasión la visita al castillo de Biar y Villena.



Estacionamos a la entrada del casco antiguo de Onil, junto a unas fábricas de muñecas famosa, GPS: 38.626706, -0.674154, gratuito y sin servicios.




Hasta que llegue la hora de la visita al museo de la muñeca vamos a ver lo que nos de tiempo y más concretamente el Palacio Fortaleza del Marqués de Dos Aguas.



En el Palacio está ubicada la oficina de turismo y la visita es gratuita aunque no guiada. La chica de la oficina de turismo nos hace el favor de abrirnos ya que todavía no es hora, al mismo tiempo que nos va haciendo una visita guiada, todo un detalle.



De estilo gótico renacentista se comenzó a construir en el año 1539. Consta de tres torres completando la cuarta la torre del campanario de la Iglesia Parroquial. En la planta primera existe una exposición de trajes de Moros y Cristianos tan típicos en toda esta comarca alicantina.









Cuando llega la hora de la visita teatralizada al museo de la muñeca nos acercamos a dicho museo ubicado en la Avenida de la Paz. La visita se puede hacer también con la oficina de turismo, esto nos lo dijo la chica de información. Pero si uno quiere realizar la vista teatralizada tienes que hacer previamente una reserva a la empresa que se encarga de hacer las mismas y pagar por anticipado.




Evidentemente esta visita está más orientada a niños pequeños, aunque también se hace entretenida para los mayores y no deja de ser curiosa ya que te explican la historia y evolución de esta peculiar industria llena de recuerdos y sentimientos.



Además, hay que reconocer que nuestras dos guías ataviadas como si fueran grandes muñecas, lo hacen genial y consiguen que el grupo participe en la visita y que durante un tiempo saquemos ese niño que todos llevamos dentro.



Nos van paseando por las diversas habitaciones e instancias de esta gran casa reconvertida en museo contándonos la importancia de la industria juguetera y en especial de las muñecas para la localidad de Onil que ha llegado ha tener bastantes fábricas y familias dedicadas a esta peculiar industria.


Y gran parte de la culpa la tiene un Guardia Civil, Ramón Mira que estando destinado en Onil , por el año 1887 fomentó y puso las bases para que Onil sea hoy día reconocido internacionalmente como el gran pueblo de las muñecas.



Con la visita a este curioso museo ponemos así fin a la escapada de esta Semana Santa de 2019 por tierras alicantinas y valencianas con tanto que ofrecer a los que por allí se animen a transitar.






1 comentario:

Ana Biel dijo...

Muy buen artículo, debe ser increíble esta forma de viajar, ojalá algún día yo también pueda hacerlo.