12 de febrero de 2016

Verano 2015, caldo e tigri. Italia (4ª parte)


Cambiamos totalmente de registro, ya que nos trasladamos a las Dolomitas unas montañas únicas y sorprendentes. Será nuestra primera toma de contacto con estas colosales montañas que, aunque breve, será lo suficientemente intensa para cautivarnos y enamorarnos.

Itinerario por las Dolomitas

Nos levantamos algo más temprano de lo habitual ya que no queremos pagar un tramo más de nuestra estancia en Tronchetto. Por lo que antes de salir cargamos agua y nos vamos hacia la máquina donde hay que pagar. Al final nos sale por 53 euros ya que llegamos aquí por la tarde del Miércoles y nos vamos en la mañana del viernes, o lo que es lo mismo 24 horas más un tramo de 12 horas.

Itinerario Venecia-Cortina d´Ampezzo

Salimos de Venecia y por una buena autopista subimos hacia el norte dirección a las montañas de las Dolomitas. He leído maravillas de estas montañas, que son diferentes a otras por lo agreste de las mismas. Se caracterizan por la tonalidad rosácea de su roca al reflejarse en sus altas cumbres.


Dejamos la autopista y nos metemos en un valle que nos conduce poco a poco hacia las peladas montañas que ya vamos viendo aparecer ante nosotros.


Llegamos al fin a Cortina d´Ampezzo y buscamos un área que llevaba preparada. Es el parking de un remonte, pero nos encontramos que tiene limitación de altura por lo que no podemos estacionar. Seguimos por la calle principal del pueblo haciendo un pequeño tour por el mismo.

Cortina d´Ampezzo

Buscamos una gasolinera para repostar gasoil metiéndonos el tomtom por un atajo de los suyos. Por algo le pusieron a este navegador ese nombre tan peculiar. En el pueblo se ve buen ambiente, se nota que debe ser la población más importante de esta zona y lugar elegido como campo base para hacer las muchísimas rutas que hay por aquí.

Cortina-Misurina-Tre Cime

Detalle de la zona donde estamos

No obstante nosotros pensamos seguir hacia el primer objetivo de las Dolomitas, el lago Misurina y las Tre cime di Lavaredo, por lo que tomamos una carretera que enseguida empieza a picar hacia arriba hasta que llegamos al lago Misurina.

Lago Misurina y Tre Cime al fondo

Llegamos al precioso lago de Misurina, un idílico lugar y ya al fondo aparecen las imponentes Tres cimas de Lavaredo que tenemos pensado visitar esta tarde.

Área del lago Misurina

Pasamos de largo el lago y a unos 700 metros nos encontramos el área para autocaravanas. Es un parking de tierra algo inclinado. Hay una fuente para cargar agua pero ya no hay más servicios. Cuesta 18 euros las 24 horas, no discriminan por horario, una pasada vamos. GPS del área del lago Misurina: 46 35 17 N 12 15 19 E. Justo al otro lado de la carretera vemos un camping que sí debe ser una buena opción, pero vamos a investigar como subir a las tres cimas.

Parada del bus hacia Tre Cime di Lavaredo

A unos 200 metros del área vemos la parada de los autobuses que suben a las tres cimas. Vemos que al otro lado de la carretera el camping está mejor situado que el área aunque no nos acercamos a ver los precios. Comprobamos que no hay mucha frecuencia de autobuses y que el último en bajar de arriba sale a las cuatro y media, por lo que no nos daría tiempo a hacer hoy la ruta senderista que llevamos planificada.


Tenemos un dilema, o perder una tarde aquí, gastarnos 18 euros en el área y mañana tomar un autobús que nos suba a Lavaredo o pagar los 36 euros que vale la carretera de peaje para subir arriba y hacer la ruta. Después de pensarlo un rato, salimos del área y eso que nos había costado encontrar un hueco y vamos hacia la cabina de peaje.

Peaje de Lavaredo

Sobre 2 o 3 kilómetros carretera arriba llegamos a la cabina donde abonamos los 36 euros de rigor que nos dan derecho a estar allí arriba 24 horas y si te pasas de tiempo hay que abonar otros 15 euros más. Un robo en toda regla, pero haciendo de tripas corazón, lo pagamos y seguimos ruta hacia las tres cimas. La carretera va picando hacia arriba y en algún tramo presenta un desnivel bastante pronunciado, aunque nada que no pueda un bicho como nuestras autocaravanas.

Llegada al parking de autos

Cuando llegamos a la cima de la carretera nos encontramos con el refugio de Auronzo, unos aparcamientos bien señalizados y personal que te indica dónde tienes que situarte como autocaravanista. Se trata de una gran explanada situada a la izquierda de la carretera y con unas vistas impresionantes, con el lago Misurina al fondo.

Parking de autos

Estamos a una altura considerable, tanto es así que llevábamos pensado comer fuera de la auto y tenemos que meternos dentro pues hace casi frío a estas latitudes. No hay servicios para nuestras autocaravanas aunque al lado del refugio hay unos aseos. GPS del parking: 46 36 45 N 12 17 36 E.



Comemos dentro de la auto y descansamos un rato. Cuando ya estamos listos nos ponemos en marcha para hacer una ruta senderista que nos llevará a las faldas de estas tres cima espectaculares que hay en este lugar, las Tre Cime di Lavaredo como lo llaman  los italianos.

Mapa con una ruta

Salimos del aparcamiento y nada más salir pasamos por el refugio que está al lado de  los aparcamientos, el refugio de Auronzo que es donde empieza la ruta senderista. La ruta más realizada cuando uno llega aquí es la que parte des de el refugio de Auronzo, pasa por el refugio de Lavaredo y llega al refugio de Locatelli. Aproximadamente salen unos 14 kilómetros y es circular.

Ruta más conocida

No tiene pérdida, desde el refugio de Auronzo el que está pegado al parking sale una senda hacia la derecha que pasa por debajo de las tres cimas hasta el refugiode Lavaredo que se puede dejar a nuestra derecha ya que la senda sube para llevarnos a las falda de las tres cimas de Lavaredo.



Antes de llegar al refugio de Lavaredo llegamos a una pequeña y coqueta ermita donde descansamos algo y recobramos fuerzas. Estamos de suerte pues hace una tarde fantástica, sin ninguna nube por medio que nos tapen las excepcionales vistas que se divisan desde esta alturas.


 A la izquierda las tres cimas de Lavaredo

Refugio de Lavaredo

Al llegar al refugio de Lavaredo tomamos la senda que sale a la izquierda y que nos subirá a las mismas faldas de las tres cimas. Aquí hay que echarle ganas pues es el tramos con más pendiente, menos mal que un tramo lo hacemos a la sombre de las tres cimas.

 Las imponentes tres cimas de Lavaredo


Al fin llegamos a lo más alto de la ruta y desde aquí se pude seguir hasta el refugio de Locatelli que es lo que a mi me apetece o darse la vuelta por el refugio de Lavaredo y volver al aparcamiento como les apetece al resto de mi tropa saliendo así unos 4 o 5 kilómetros de ruta.

Ruta que hago

Este es el punto más alto de la ruta

Por tanto me despido de mi gente y me encamino hacia el refugio de Locatelli que se ve allá a lo lejos y que no se muy bien si conseguiré llegar. Pero me animo y me voy a la aventura.

El refugio Locatelli al fondo

La ruta hasta Locatelli vienen a ser unos cuatro kilómetros y medio y mi intención es volver por el mismo lugar en vez de hacerlo por el otro lado de las tres cimas como se hace en la ruta más conocida. Decir que la ruta en todo momento transcurre por sendas bien señalizadas y en buen estado. 


Veo que salen dos sendas, la más transitada, ancha y llana y otra que va a la derecha, más estrecha y pegada a la montaña y elijo ir por la más complicada.


La grandiosidad que hay aquí es espectacular. Rodeado de alta montañas, peladas y yermas donde solo hay roca y más roca. Podría ser algo aburrido y monótono, pero no es así. Más bien al contrario, estas montañas tienen algo especial que cautiva y emociona a la vez.

 Trincheras

Al final haber optado por esta senda ha sido un acierto ya que sin saberlo llego a unas trincheras de las muchas que hay por toda esta zona y por las Dolomitas en general. Parece que se excavaron en la Primera Guerra Mundial por ser una zona de conflicto. Hay que recordar que la frontera con Austria está relativamente cerca de aquí.
Las casamatas en las Dolomitas



 Refugio de Locatelli


Al fin llego al refugio de Locatelli el punto más alejado de la ruta que estoy haciendo. Justo detrás del refugio hay un par de lagos muy bonitos. Desde aquí hay otras rutas que bajan a la otra parte de este macizo montañoso ya casi en territorio austriaco, por lo que este refugio es un punto de encuentro de ambas rutas. Además hay bastante gente sentada tomando el sol y dándose un refrigerio.



Desde este refugio se pueden contemplar unas bellas vistas de todo el entorno así como de las Tres cimas de Lavaredo.



Es un lugar como este cuando uno se da cuenta de lo verdaderamente insignificantes que somos en un entorno así, rodeados de altas y agrestes montañas totalmente peladas y sin ninguna vegetación, solo piedra y más piedra.

 Trincheras

La verdad es que en esta zona hay muchas trincheras o casamatas de la Primera Guerra Mundial y no es difícil acceder a ellas por lo que es interesante subir a algunas. Pero como voy solo no quiero entretenerme ya que la familia puede pensar que me ha ocurrido algo, por lo que tras estar un rato contemplando todo este idílico entorno me pongo en marcha de nuevo hacia el parking.


Por el camino y donde hay algo verde puedo observar que incluso aquí hay vida y algunas bonitas flores que se han adaptado al hostil entorno que les ha tocado vivir.





Vuelvo sobre mis pasos por la misma senda que he traído, a pesar que quería ir a  la vuelta por la senda de abajo que es más ancha y más accesible. Pero no se cómo me las ingenio que me despisto y termino por la senda peor.


Una vez que llego a las faldas de las tres cimas de Lavaredo todo lo que queda de camino es hacia abajo por lo que la ruta es más sencilla. Ya digo que la ruta más transitada es haciendo la vuelta por la derecha de las tres cimas dejándotelas a nuestra izquierda. Así salen aproximadamente 14 kilómetros, pero yo opto por ir por donde hemos venido que serán unos nueve o diez.

Parking de Auronzo

Al fin llego al parking del refugio de Auronzo y el resto de la tropa me está esperando a que llegara. Debatimos qué hacer, si quedarnos a pernoctar aquí ya que tenemos pagado el acceso hasta aquí o seguir hasta nuestro siguiente destino que es el lago di Braies.

Vistas desde el parking

Ya son alrededor de las siete de la tarde y el día está echado por lo que yo prefiero quedarme aquí a pernoctar pues el lugar es idílico y hay unas vistas maravillosas. Pero la gente joven quiere seguir avanzando hasta el lago di Braies. Así es que ya hay ganadores, nos vamos para abajo.

Itinerario Tre Cime-Lago di Braies

Otra perspectiva de esta zona

Nos disponemos a bajar hacia el lago Misurina ya que no lo hemos visto bien cuando hemos venido. Me fijo en el salpicadero de la auto cuando la arranco. No funciona la aguja de la temperatura, marca cero, que extraño. Un poco mosqueado salimos del parking por el mismo lugar por el que hemos entrado este mediodía. Ahora toca ir frenando continuamente ya que hay desniveles algo fuertes. La aguja de la temperatura del motor sigue sin marcar correctamente, no se mueve a cero.

 Lago Misurina

Lago Misurina

Conforme vamos descendiendo de altura compruebo que la aguja ya va subiendo hasta alcanzar su temperatura normal. No se si se ha debido a la temperatura de allí arriba o a la altura del lugar, el caso es que ya vuelve a funcionar correctamente.
Llegamos al lago Misurina y estacionamos en un parking a la derecha de la carretera que a estas horas está casi vacío, GPS: 46 35 02 N 12 15 12 E.

Parking lago Misurina

A estas horas de la tarde ya quedan pocos visitantes en el lago por lo que paramos un momento para visitarlo y hacer unas fotos de este maravilloso lugar donde las altas montañas ven reflejadas sus siluetas en las transparentes aguas.

Los habitantes del lago



Esta hora de la tarde no es la mejor para apreciar las diferentes tonalidades y detalles del lago, ya que todo el lago está en la sombra y las altas montañas que lo rodean están iluminadas por el sol. Por este motivo las fotos no salen como deberían salir. Sin embargo cuando hemos pasado a mediodía por aquí si que el lago se mostraba en todo su esplendor.

Lago Dobbiaco

Una vez visitado el lago Misurina continuamos ruta hacia el lago di Braies. A medio camino nos encontramos con otro lago a nuestra izquierda, el lago Dobbiaco otro preciosos lugar que merece aunque sea una breve parada para contemplarlo.


Este es otro idílico lugar para descansar algún día por aquí y alojarse en el camping Tolblacher que se encuentra en pleno lago. GPS del camping: 46 42 23 N 12 13 04 E.
Nosotros una vez que hemos visto este precioso entorno continuamos ruta dirección al lago di Braies.
Al llegar a la población de Dobbiaco giramos hacia la izquierda. Notamos que esto es ya más Austria que Italia,pues los carteles indican en primer lugar el alemán y después en italiano.

Pueblos de este valle

Efectivamente transitamos por un valle precioso rodeando de montañas y la fisonomía de los pueblos nos hacen que recordemos al viaje que hace dos veranos hicimos por Austria. Todo muy bien cuidado, en orden y muy limpio.
Pasamos por la localidad de Villabassa y vemos que hay bastantes autocaravanas estacionadas por lo que nos dirigimos al parking. Vemos que se está celebrando una prueba de btt y que hay bastante follón, por lo que decidimos seguir ruta hasta el parking del lago para hacer noche.



Pasamos por aldeas muy bonitas con sus pequeñas y coquetas Iglesias. Oberhaus y San Vito son dos de esos pueblecitos de cuento de hadas. Tan cuidados, con verdes prados y laderas que bajan suavemente de las altas montañas.


Al poco tiempo llegamos al parking número 1 del lago di Braies, una explanada de tierra algo en pendiente. Sin servicios y a unos 500 metros del lago. GPS: 46 42 20 N 12 05 12 E.

Situación de los parkings

Parking numero 1 lago Braies

Como vemos bastantes autocaravanas estacionamos pensamos que este es el parking donde hay que quedarse por lo que nos instalamos aquí. Al lado hay una especie de chiringuito donde venden bebidas y algo de comer y su dueño nos dice que el precio por estacionar es de 5 euros y si queremos quedarnos mañana a ver el lago son otros 7 euros. Total que la fiesta nos sale por 12 euros. Qué le vamos a hacer, ya no son horas de ir a buscar nada por ahí, por lo que nos quedamos a pernoctar.

Mapa de la ruta senderista

Amanece un día radiante y espectacular. Es Sábado día 11 de Julio y esta mañana lo primero que vamos a hacer es visitar el lago di Braies y hacer una ruta senderista que le da la vuelta completa al lago. Fácil de realizar, balizada y señalizada en todo momento.

Parking nº 2

Después de desayunar y tras una entretenida charla con nuestro vecino autocaravanista italiano que incluso nos regala un mapa con toda esta zona y con los puntos que más le gustan a él de visitar, nos vamos hacia el lago.
A unos 500 metros por una senda llegamos al parking nº 2 donde hay alguna autocaravana estacionada. No se si anoche hubiéramos podido pernoctar aquí de haberlo sabido. Pero lo que es evidentes es que este parking está junto al lago. El precio es el mismo.

Lago di Braies

Llegamos al lago y vemos un gran hotel a nuestra derecha que toma el nombre del lago Braies. Desde aquí vamos al embarcadero donde se pueden alquilar unas barquitas de remo para desplazarse por todo el lago. No preguntamos el precio ya que a esta hora todavía está cerrado.

Embarcadero

Como ya hemos indicado la ruta es circular y se puede hacer tanto a derecha como a izquierda. Nosotros optamos por hacerla en sentido horario.
En el siguiente enlace se pude apreciar el recorrido senderista así como el desnivel acumulado en un mapa interactivo: ruta senderista lago di Braies



La ruta circular por donde vamos caminando parándonos a cada instante para disfrutar de este maravilloso entorno, tiene una distancia de un kilómetro y medio aproximadamente, ya que el lago mide unos mil doscientos metros.

Tramo balizado


Este lago está situado a una altura de 1500 metro el nivel del mar. Tiene una anchura de entre 300 y 400 metros. Su profundidad máxima es de 36 metros y una profundidad media de 17 metros.



Paseando tranquilamente y deteniéndonos varias veces para disfrutar del paisaje, se tarda en recorrer todo su perímetro entre una hora y una hora y media. Aquí también viene gente a tomar el sol tumbados sobre el verde césped.


El lugar es ideal para desconectar y pasar un precioso día de campo al tiempo que se toma el sol y, si el calor aprieta, darse un agradable y refrescante baño, si es que uno puede aguantar los 14 grados de sus aguas.

 Algunos valientes se atreven 



Esta parte que ahora transitamos es bastante más sencilla y accesible que por donde hemos empezado donde hay algún tramo de escaleras de madera y algún tramo de más pendiente por lo que el acceso es más complicado, pero nada del otro mundo.


Cuando nos queremos dar cuenta ya hemos recorrido todo el lago y casi estamos de nuevo en el parking, pero antes vemos una pequeña capilla.


Llegamos de nuevo al embarcadero ya que a esta hora sí que funciona el servicio de alquiler de las barquitas del lago y vemos que alquilar durante 30 minutos una barquita cuesta 10 euros y una hora sale por 15 euros, unos precios accesibles.



Nos despedimos de este idílico lugar que tanto nos ha llenado, un lugar que hay que visitar si uno vista toda esta zona del Tirol del Sur o SudTirol como así se conoce esta parte del territorio tanto italiano como austrico.
Llegamos a la auto y tras despedirnos de nuestro simpático vecino italiano ponemos rumbo hacia el Passo di Falzarego vía Cortina d´Ampezzo.

Itinerario seguido

Otra panorámica de la zona

El primer tramo de la ruta transcurre por donde vinimos ayer, pero después de unos kilómetros nos desviamos en un cruce a la derecha y llegamos a Cortina por otra carretera. No nos detenemos en el pueblo por lo que directamente comenzamos la ascensión del puerto que nos llevará hasta el Passo de Falzarego.

Cortina d´Ampezzo

La carretera por la que vamos circulando tiene bastantes curvas, de firme bueno y muy transitada por ciclistas y sobretodo por motoristas. Debe ser un paraíso para los amantes de las motos pues el trazado para ellos es ideal.

Refugio de Lagazuoi arriba

Lo que sí vemos es que hay muchos motoristas que se creen los amos de la carretera. Toman las curvas muy cerca de la mediana por lo que hay momentos que tengo que ir despacio si no quiero tragarme a alguno. Me sorprende esta manera de conducir, que más bien parece de competición que de relajación y de ir viendo el precioso paisaje.

Parking del Passo Falzarego

Llegamos al Passo Falzarego y nos metemos en su parking. Está a tope y no conseguimos encontrar donde aparcar. Nos esperamos un rato y al momento ocupamos el hueco que ha dejado una autocaravana que se está marchando. GPS: 46 31 10 N 12 00 30 E, gratuito y sin servicios, aunque dispone de aseos.

Otra perspectiva de la zona

Comemos en la auto, descansamos un buen rato y después nos vamos hacia el remonte para que nos suba a lo alto de la montaña donde se encuentra el refugio de Lagazuoi.

Ruta senderista

Vamos al remonte donde se sacan los tickets para subir en el remonte al refugio. Los precios son de 10,50 euros la ida y 1.50 ida y vuelta. Nosotros solo sacamos el de ida ya que la vuelta la queremos hacer andando.

 El Passo de Falzarego


Esperamos a que llegue nuestro remonte y cuando llega nos vamos para arriba. En poco tiempo salvamos la altura que nos separa del refugio.


Parking llegando al refugio

Refugio Lagazuoi


Una vez que llegamos a la cima a 2752 metros nos ponemos en marcha para ver el paisaje que desde aquí se divisa y que es realmente imponente. Unas montañas peladas y áridas de una gran belleza y al fondo los valles verdes y frondosos, realmente precioso.


De nuevo se siente uno empequeñecido al estar aquí rodeado de estas montañas tan magníficas y colosales. También vemos gente que sube aquí a practicar escalada en las famosas vías ferratas tan comunes y conocidas en las Dolomitas. Se trata de senderos que hay marcados en la montaña donde hay túneles y cables para facilitar la escalada a otro nivel menos profesional.



Al salir del teleférico nos hemos ido a la izquierda hacia la cima desde se ven unas vistas que abarcan muchos kilómetros a la redonda. Incluso desde aquí se ve la que es una de las montañas más conocidas de Las Dolomitas: La Marmolada.
Nos volvemos de nuevo hacia el remonte para seguir la senda que lleva al aparcamiento y nos encontramos con otro atractivo de este pico: las trincheras.

Trincheras de la Gran Guerra

Vemos que en esta zona quedan restos de trincheras o Casamatas de la Primera Guerra Mundial, bien restauradas. Incluso algunas de ellas conservan las armas con las que defendían estas altas posiciones.

 Interior de una trinchera



La vida tenía que ser muy dura en estas montañas sobretodo en época invernal y más porque se estaba en guerra entre dos países que se disputaban estos picos. Es impresionante la cantidad de trincheras que hay construidas lo que da una idea de lo que se tuvo que trabajar para horadar la roca.

Para saber más: La batalla de Lagazuoi



Vamos descendiendo zigzagueando por una estrecha senda llena de piedras. Esta ruta es menos accesible que la que hemos realizado esta mañana. Aquí hay que calzarse bien y asentar mejor los pies pues hay tramos bastante resbaladizos y con una pendiente considerable, aunque nada que no se pueda hacer con precaución y sin prisas.

El pico conocido como el Tofane

El sendero que lleva hacia el parking está señalizado. Pero yo me confundo y pretendo bajar derecho por lo que es una pista de esquí. Menos mal que un italiano que va haciendo trekking me saca del error y cogemos el sendero correcto.


Poco a poco vamos descendiendo y la pista se bifurca en varios sentidos. Nosotros tomamos la que pensamos que llega antes al parking, pero luego comprobamos que la que el italiano llevaba era más recta. Aunque no tiene pérdida, hay tirar para abajo, en una o en otra al final llegan todas la aparcamiento. Sí que es cierto que las rodillas se resienten algo con la bajada pues siempre es cuesta abajo y hay que ir frenando constantemente.
Sin haber visto una sola marmota de las que habitan por esta zona llegamos al parking habiendo visto cruzarse lo que creemos que era una comadreja.


Itinerario entre Falzarego y Caprile

Terminamos la ruta que nos ha llevado unas dos horas y media, y tras un breve descanso en la auto nos ponemos de nuevo en ruta para buscar el lugar donde pernoctaremos esta noche. Transitamos por una carretera estrecha, con buen firme pero por momentos bastante estrecha y con curvas bastante pronunciadas, que nos hace ir con bastante precaución por si nos encontramos de frente un vehículo de grandes dimensiones.


Eso sí, los paisajes son de quitar el aliento. Preciosos valles y al fondo impresionantes montañas, esto son las Dolomitas, una zona realmente maravillosa.

Lugar de pernocta

Había pensado que nos podíamos quedar esta noche en el parking del funicular de Malga Ciapela que sube a La Marmolada. Pero pensamos que quizás sea un lugar solitario para pasar la noche, por lo que al llegar a Saviner di Laste que es donde hay que tomar el desvío a la derecha para ir al remonte, lo pensamos mejor y al ver pueblecitos a la izquierda vamos a buscar un aparcamiento.

Parking en Caprile

Aquí los pueblecitos están muy cerca unos de otros y en un momento vemos a la derecha de la carretera un parking donde hay dos o tres autocaravanas más, por lo que decidimos quedarnos aquí a pernoctar. GPS: 46 26 11 N 11 59 43 E, gratuito y con una fuente al lado donde tomar agua.

Caprile

Decidimos darnos un pequeño homenaje y cenar en una pizzeria-restaurante que hay frente al parking por lo que tras ducharnos y ponernos guapos nos vamos a probar las famosas pizzas italianas. Una buena elección pues cenamos bastante bien y además aprovechamos el wifi de la pizzería para ponernos al día.


Así terminamos este intenso día por esta zona tan bonita de Italia que nos ha sorprendido muy gratamente y de la que nos hemos enamorado sin ningún género de dudas. Mañana seguiremos por esta zona y ya nos pondremos en marcha hacia el Lago de Garda.
Pero eso será en la próxima entrada que será la última de este periplo veraniego.

No hay comentarios: