12 de junio de 2015

Un verano diferente, descubriendo el País Vasco (2ª parte)


En esta tercera parte dejamos atrás la meseta y tras bajar el imponente puerto de Orduña, nos adentraremos en Vizcaya dirigiéndonos hacia Bilbao en principio, siguiendo nuestra ruta hacia la costa donde iremos parando en pueblecitos y rincones preciosos.

Itinerario entre el salto del Nervión y Bilbao

Antes de llegar a Bilbao teníamos previsto ir a visitar la cascada de Gujuli en Goiuri-Ondona, GPS: 42 58 34 N 2 54 42 W, ya que no nos pillaba mal en la ruta, pero alguien nos ha dicho que no cae agua en la cascada por la escasez de lluvias de este año, por lo que descartamos acercarnos hasta allí.

Pernocta en Bilbao

Tras descender el imponente puerto de Orduña, desde donde se divisan unas vistas increíbles de Vizcaya, ponemos rumbo a Bilbao donde llegamos a media tarde y nos dirigimos hacia el parking de la Plaza de Toros, GPS: 43 15 21 N 2 56 11 W.

Parking Plaza de toros, Bilbao

Teníamos la opción de dirigirnos al área de autocaravanas de Bilbao, pero hemos decidido quedarnos aquí por lo céntrico del lugar, ya que no necesitaremos tomar ningún transporte público. El precio aunque no es barato creo que compensa, 23 euros las 24 horas, se puede tomar agua y descargar al fondo del parking, aunque no hay toma de electricidad. 

Parking Plaza de toros, Bilbao

El parking está vigilado y como se ha comentado antes, lo bueno del mismo es que está bastante bien situado para ir andando a todas partes.
Aprovechamos que podemos coger agua para ducharnos y arreglarnos un poco antes de visitar la ciudad que no conocemos para nada.

Ría de Bilbao

Tomamos la calle Hurtado de Amézaga que nos lleva directamente a la Plaza Circular en pleno centro de la ciudad. Nos está sorprendiendo gratamente la ciudad, no nos la esperábamos tan bonita y con tantas cosas interesantes.

Estación de tren de Bilbao

Llegamos a la ría de Bilbao, descubriendo el Teatro Arriaga y a partir de aquí nos adentramos en el casco viejo de la ciudad.

Teatro Arriaga, Bilbao

Recorremos las animadas calles del casco viejo de Bilbao, donde abundan los bares y restaurantes de pinchos y cuando el hambre va haciendo acto de presencia nos metemos en un par de ellos y cenamos los típicos pinchos de Bilbao.
Como tenemos todo el día de mañana para visitar la ciudad nos vamos hacia el parking y damos por bueno la primera toma de contacto con la ciudad.

Ayuntamiento de Bilbao

Hemos dormido plácidamente, es buen lugar este parking para pernoctar. Tras desayunar nos ponemos de nuevo en marcha y volvemos hacia la parte de la ría, topándonos en primer lugar con el edificio del Ayuntamiento.

Vista panorámica de Bilbao

Lo siguiente que queremos hacer es subir al Monte Artxanda con el funicular desde donde se ven unas vistas espectaculares de la ciudad de Bilbao, de la ría y de toda la zona.
El funicular está ubicado en la calle Múgica y Butrón GPS: 43 16 07 N 2 55 33 W, pagamos nuestro billetes y nos sube hasta el mirador en el que nos deleitamos ubicando cada punto que hemos visitado o que vamos a visitar.

Araña en el Guggemheim

Volvemos a tomar el funicular para bajar de nuevo a la ciudad y dirigirnos hacia la zona del famoso museo Guggemheim al que llegamos en un momento. Nos está sorprendiendo gratamente Bilbao, pues está todo a mano y desplazarnos desde un punto a otro se hace muy fácil y en poco tiempo.

Guggemheim

Ha dejado de llover, aunque tampoco cuando lo hacía era molesto, pero así mejor que duda cabe.
Cruzamos la ría por el imponente puente de La Salve, desde donde se ven unas bonitas vistas de esta impresionante mole que es el museo de Guggemheim y bajamos hacia esa zona que ocupa el museo, que nos gusta bastante ya que es todo peatonal y da una sensación de paz y es un espacio para relajarse y contemplar tranquilamente esta estructura tan curiosa y peculiar.


Decidimos no pagar la entrada para ver el museo, pues no somos entendidos en este tipo de arte del Siglo XX, y nos conformamos con ver el edificio por fuera.
En esta zona le asaltan a uno infinidad de caza turistas para ir a comer a su establecimiento por lo que no hacemos caso, aunque uno de ellos es especialmente insistente y decidimos darle una oportunidad.
Palacio Chabarri

La elección es todo un acierto ya que tomamos un menú cerrado con chuletón a la piedra que nos ha gustado bastante y el servicio ha sido de diez.
Terminamos de comer y continuamos la visita de la ciudad. Alejndro quiere que veamos como van las obras del estadio de fútbol de San Mamés y para allá que nos vamos.

San Mamés

El estadio lo están terminando y ya presenta un aspecto magnífico, moderno y diferente a lo que se puede ver actualmente, una maravilla.

Parque de Doña Casilda Iturriza

Nos metemos en este enorme Parque que es un verdadero pulmón de la ciudad para descansar un rato en uno de los bancos.

Ría de Bilbao

Nos dirigimos al otro lado de la ciudad, al Casco Viejo ya que es básicamente lo que nos queda por ver más relevante y nos encontramos una zona de la ciudad muy bonita en la que da gusto caminar y moverse.

Plaza Miguel Unamuno

Calle la Cruz, Bilbao

Catedral de Santiago, Bilbao

Mercado de la Ribera

Recorrer a pie el casco antiguo de Bilbao, detenerse en cualquiera de sus tabernas y tomarse un pincho, descubrir sus rincones y plazas es una de las mejores cosas que se pueden hacer en esta ciudad acogedora que nos ha sorprendido a bien y de la que nos vamos con ganas de volver algún día.

Bilbao

Itinerario entre Bilbao, Portugalete y Puerto Viejo de Algorta

Nos vamos al estacionamiento de la plaza de toros, pagamos los 23 euros que nos cuesta nuestra estancia en Bilbao y continuamos ruta dirección a Portugalete con la intención de ver su famoso puente.

Portugalete

Una vez en Portugalete buscamos un lugar para estacionar y ver el puente. Ya me había costado trabajo encontrar un lugar para estacionar cuando estaba preparando el viaje, pero una vez aquí la cosa se complica más, ya que están de fiestas y no hay manera de encontrar un hueco.

Puente colgante de Portugalete

Nos llegamos a meter en una calle que se corta al final por las atracciones de feria y tenemos que maniobrar un buen rato para salir de ese lío. Luego probamos en la otra parte del pueblo y es casi peor, pues la cosa poco a poco se va complicando y por un momento creo que no vamos a poder salir, aunque al final y circulando un pequeño tramo por dirección prohibida conseguimos salir de allí, sin poder llegar a detenernos para ver el puente. En otra ocasión será.

Pernocta en Puerto Viejo de Algorta

Llegamos a Getxo y nos dirigimos al lugar donde pernoctaremos hoy, el Puerto Viejo en Algorta en el inicio de la río de Bilbao, un lugar privilegiado para pernoctar.

Pernocta en Algorta

El lugar está bastante concurrido, aunque al final encontramos estacionamiento para pasar la noche, GPS: 43 21 01 N 3 01 00 W, gratuito y sin servicios, aunque en las inmediaciones vemos una fuente donde poder tomar agua.

Zona de pinchos en el Puerto Viejo

Al parecer, este lugar es famoso por sus pinchos y la distribución de sus casas de pescadores, aunque actualmente muchas de ellas pertenecen a los bares y restaurantes de la zona.
Mati y yo nos vamos en busca de unos bares que hemos visto cuando hemos pasado con la auto y nos tomamos unos pinchos.

Algorta y Getxo

Nos encontramos con una zona llena de ambiente y encanto donde la gente toma pinchos y habla animadamente mientras el sol va poniéndose lentamente por el infinito mar regalándonos  una puesta de sol de auténtica postal.

Itinerario hasta Bermeo

Hemos descansado muy bien en este lugar acompañados de otras 3 0 4 autocaravanas más e iniciamos un nuevo día en el que nos esperan muchos destinos, en primer lugar el Castillo de Butrón.

Parking en el Castillo de Butrón

Dejamos la costa y nos internamos por el interior de la provincia de Vizcaya hasta llegar al castillo de Butrón aparcando en su pequeño parking GPS: 43 22 15 N 2 54 46 W, gratuito y sin servicios.

Castillo de Butrón

Ante nosotros surge un imponente edificio que parece de cuento con sus esbeltas torres y murallas que dan a este castillo un aire romántico típico del estilo germánico y más concretamente bávaro.


El castillo está actualmente cerrado al público después de que haya conocido mejores épocas en las que se llegaban a hacer espectáculos medievales y cenas. Habrá que esperar a que sus actuales dueños sepan sacarle el partido que tiene encerrado en sus muros.
Después de recorrer su perímetro damos por concluida nuestra visita a este bonito e interesante castillo.

Parking en Plencia

De nuevo nos dirigimos a la costa y nuestro siguiente destino nos lleva a Plencia, otra bonita localidad de la costa Vizcaina.
Estacionamos en una calle al otro lado de la ría GPS: 43 24 02 N 2 56 47 W, gratuito y sin servicios.

Ría de Plencia

Cruzamos el puente que atraviesa la ría y vemos las barquitas varadas en la ría al estar la marea baja.

Iglesia de Plencia

Callejeamos por este pequeño pueblecito llegando a la Plaza donde podemos ver su robusta iglesia y las fachadas típicas de las casas donde llaman la atención los balcones de madera pintados de colores azul y verde.
Seguimos callejeando por el pueblo tratando de verle más encanto, aunque no terminamos de quedarnos con buenas sensaciones y aunque la plaza es bonita no conseguimos descubrir otros rincones con encanto por lo que proseguimos nuestra ruta.

Parking en Armintza

Desde Plencia nos marchamos hacia Armintza, estacionando en un lugar que parece un área de autocaravanas aunque no dispone de servicios GPS: 43 25 54 N 2 53 37 W, gratuito.

Armintza

Antes de aparcar hemos pasado por el pueblo y no nos ha llamado excesivamente la atención, asi es que paramos un momento a ver la abrupta playa situado al lado del parking y como el pueblo no nos ha parecido interesante desde la auto seguimos ruta.

Antigua central nuclear de Lemoniz

La carretera que llevamos pasa por la antigua centra nuclear de Lemoniz por lo que nos detenemos un momento para hacer la foto de rigor, sin que nos atraiga nada más de este lugar.

Parking en San Juan de Gaztelugatxe

Por una buena carretera que transita por bosques llegamos a Baquio, otro pueblecito costero con una buena playa donde se ve más turismo. Continuamos hasta llegar a uno de los destinos más importantes del viaje, San Juan de Gaztelugatxe.

Parking en San Juan de Gaztelugtxe

Aquí encontramos gran cantidad de coches y de gente que ha venido hasta aquí al igual que nosotros, atraídos por la silueta de la Ermita. GPS: 43 26 22 N 2 47 00 W, gratuito y sin servicios.

San Juan de Gztelugatxe

Sin perder tiempo, pues ya es media mañana y ante nosotros tenemos una ruta senderista que sin ser dura, hay que dedicarle su tiempo ya que llegar a la ermita lleva su tiempo y hay que estar de nuevo en la auto para comer.


Las nubes se han ido despejando y ha quedado una  mañana maravillosa para hacer la visita a este monumento tan emblemático y tan espectacular enclavado en lo alto de una peña unida a tierra por un estrecho pasadizo.


Después de dejar la auto pasamos por el restaurante desde donde sale propiamente la ruta por un camino serpenteante que en sentido descendente nos llevará a la ermita. Hace calor y tenemos que ir parando de vez en cuando por el camino que transporta a gran cantidad de turistas.

Vistas desde la Ermita

Cuando vemos la silueta de la peña coronada por la ermita de San Juan de Gaztelugatxe no podemos más que sorprendernos de lo bonito del lugar que parece sacado de una postal en la que claramente destaca el azul turquesa de las aguas del mar cantábrico.

Panorámica del lugar

Destacar que si no se quiere hacer el esfuerzo de bajar hasta aquí y luego tener que subir los 241 peldaños, también existe un mirador desde el que también se divisan unas espectaculares vistas de la ermita. Nosotros llegamos a la orilla del mar y subimos los 241 escalones hasta llegar a la ermita. Arriba tocamos la campana como es tradicional. Estamos unos minutos disfrutando de tan especial lugar, contentos por haber llegado hasta aquí arriba y en definitiva por poder disfrutar de un lugar tan encantador.

Situación del área de autos de Bermeo

Por el mismo camino que hemos traído volvemos al parking donde tenemos la auto. Pasamos el restaurante que está bastante lleno, debe ser un buen lugar para comer, pero nosotros preferimos nuestra casa con ruedas. Tras descansar un rato partimos hacia Bermeo.

Área de autos de Bermeo

Llegamos a Bermeo y nos vamos directos a su estupenda área de autocaravanas con servicio de carga y descarga de agua, todo ello gratuito, GPS: 43 25 22 N 2 43 31 W, situada al lado del campo de fútbol, a unos 5 minutos del centro.

Plaza y Ayuntamiento de Bermeo

En el área nos relajamos y dejamos que la tarde llegue a su fin. Tras cenar, Paula y Alejandro se quedan viendo la televisión en la auto y Mati y yo bajamos al pueblo para tener la primera toma de contacto y lo que vemos nos gusta. Hay bastante ambiente y las terrazas están llenas. Intentamos buscar un lugar para tomar café, aunque todos los bares están llenos hasta que al final encontramos una cafetería cerca del puerto. Mañana será otro día y veremos el pueblo de día, por lo que nos vamos al área donde tras sacar las sillas nos tomamos una consumición tranquilamente.

Iglesia de Bermeo

Amanece otro estupendo día y tras desayunar nos vamos otra vez al centro del pueblo para terminar de ver lo que anoche nos dejamos.




La zona del puerto es sencillamente preciosa, con casas pintadas en tonos color pastel y los barquitos amarrados en el pequeño y coqueto puerto.


Tras callejear y dejarnos perder por las estrechas y laberínticas callejuelas de Bermeo, subimos a la auto y partimos en busca de nuevos destinos, siendo Bermeo uno de los pueblos que más nos han gustado hasta ahora.

Itinerario entre Bermeo y Ondarroa

Salimos de Bermeo y pasamos por Mundaka y vemos una zona de playas que debe estar bien por lo que decido salirme de la carretera e intentar buscar algún parking para acercarnos a ver la playa, aunque está todo abarrotado y no conseguimos estacionar por lo que seguimos hacia nuestro siguiente destino, el bosque de Oma.

Situación del parking

Parking para visitar el bosque

Pasamos por Guernika y al poco llegamos a un casería donde dejamos la auto GPS: 43 20 41 N 2 38 14 W, gratuito y sin servicios, aunque es una zona de tierra al estar todo el parking lleno.
Dudamos entre hacer la ruta ahora o después de comer, pues ya es algo tarde y al final decidimos hacerla ya pues después de comer no nos va a apetecer.

Bosque de Oma

En la misma carretera sale el camino que lleva al bosque pintado de Oma. Es un tramo de unos 3  o 4 kilómetros algo aburridos, hasta que se llega al bosque pintado, donde encontramos las famosas pinturas del escultor Agustín Ibarrola.




Existen en el suelo unas flechas desde donde se tiene que situar uno para ver la perspectiva que ofrecen las pinturas en diferentes troncos de los pinos y entonces cobrar sentido los trazos pintados hasta entonces sin orden ni concierto.




Se ven familias enteras sobre todo con niños pequeños que van paseando de un grupo de pinturas a otro. Protegidos por la sombra de los frondosos pinos, la visita se hace amena y entretenida buscando lo que el autor ha querido transmitir con sus trazos y pinturas.
Regresamos a la auto, sacamos el toldo la mesa y las sillas y comemos a la sombra y nos permitimos el lujo de echarnos un rato la siesta, el calor aprieta.
Este lugar es una zona de recreo y también se puede visitar la cueva de Santimamiñe que está al lado del parking, aunque nosotros no lo hacemos.

Parking del castillo de Arteaga

A cambio visitamos el cercano castillo de Arteaga, GPS: 43 21 08 N 2 39 11 W, gratuito y sin servicios.

Interior del castillo

Dejamos la auto en el parking del castillo y pasamos dentro de la fortificación que vemos bastante bien conservada o restaurada y que aloja en su interior un hotel




Damos una vuelta por su perímetro en el que destaca su imponente torre del homenaje.


Seguimos ruta por la carretera que va bordeando la costa. Llegamos al pequeño pueblo de Elantxobe, donde intentamos estacionar siendo imposible. Es domingo y está todo atestado de coches, además es un pueblo que no da para grandes espacios y es difícil moverse con la autocaravana, por lo que tenemos que marcharnos sin poder parar.

Elantxobe

Elantxobe

Lo mismo nos pasa con las playas que vamos pasando, están todas llenas y los coches ocupan todos los arcenes y los parkings que hay por lo que no podemos parar. En el pueblo de Ea nos ocurre otro tanto igual, imposible aparcar por lo que tras intentarlo en un parking estrecho y lleno salimos cabreados, es lo malo que tiene viajar con vehículos de estas dimensiones.

Situación del área de Lekeitio

Llegamos a Lekeitio y nos vamos a su área de autocaravanas, bueno más bien estacionamiento compartido, pues hay tantos coches como autocaravanas, está bastante lleno. GPS: 43 21 30 N 2 30 27 W, con servicio de carga de aguas de pago y descarga.

Área de autos de Lekeitio

Santa María de la Asunción

Nos vamos hacia el centro del pueblo pues el área está a las afueras del pueblo, aunque en cinco minutos ya estamos frente a la fachada de la Basílica y comiéndonos un helado que hemos comprado en una heladería de al lado de la Iglesia.

Portada de la Basílica

La Basílica está cerrada, algo que lamentamos pues dentro está el famoso retablo del Faro de Santa Catalina y lo habríamos querido ver.
Toda esta zona está llena de gente, hay un gran ambiente.




Pasemos por el puerto y al final del mismo vemos mucha gente aglomerada y vamos a ver de qué se trata. No es ni más ni menos que una representación musical acompañada de unos cabezudos o no se como se dirá por aquí.





Detalle de pesca

Vemos un detalle que delata el pasado pesquero del pueblo en el que relata la pesca de una ballena, por lo que debemos deducir que hace más de un siglo la pesca de estos cetáceos se practicaba en estas costas de Lekeitio.




Paseamos y callejeamos por las callejuelas del casco antiguo de Lekeitio y tras hacer alguna compra nos marchamos de esta población que si la hemos visto encantadora.

Situación del parking en Ondarroa

Parking en Ondarroa

Elegimos para pernoctar hoy la localidad de Ondarroa y para ello nos metemos en el parking del puerto. Tras preguntarle a un encargado si podemos pernoctar nos dice que no hay problema y por 4 euros podemos pasar la noche.
El pueblo debe estar en fiestas pues frente al parking hay una orquesta tocando música. Nosotros nos acomodamos, sacamos la mesa y las sillas y cenamos la mar de bien mientras vemos la final del campeonato del mundo de 2014 de Brasil entre las selecciones de Alemania y Argentina, siendo el triunfo para los germanos.

Ondarroa

La fiesta termina y nosotros después de tomarnos algo y de ver que Paula y Alejandro se lo están pasando bien, incluso se atreven a bailar al son de la música, nos vamos a la cama después de un día en el que no hemos parado.

Ondarroa

Ondarroa

Desayunamos y nos vamos hacia el pueblo para callejearlo y perdernos como nos gusta ver los lugares que visitamos.




Andamos por las callejas de Ondarroa, descubriendo un pueblo bonito sobre todo la parte que pega a la ría y compramos algunas cosas que nos hacen falta.






Nos marchamos de Ondarroa tras pagar el parking y seguimos por la costa.

Itinerario entre Ondarroa y Orio

Motrico

Motrico

Llegamos a Motrico y de nuevo nos encontramos la dificultad para estacionar. Este vuelve a ser otro pueblo pegado al mar con las calles estrechas y la escasez de aparcamiento, por lo que nos detenemos como podemos en un hueco de la carretera para hacer unas fotos de esta parte tan bonita de Motrico.

Motrico

Pasamos por Deva y entre esta población y antes de llegar a Zumaya nos desviamos a la izquierda para dirigirnos a una zona donde dejaremos la auto para hacer una ruta senderista por los flysch de esta zona de la costa.

Situación del parking

Parking

Esto pertenece a Elorriaga y es una zona de picnic desde donde salen varios caminos para hacer rutas por esta zona de la costa. Hemos elegido esta zona por una curiosa formación geológica denominada Flysch que básicamente son capas de rocas duras intercaladas con capas de rocas blandas y que por el efecto de la erosión le dan un aspecto muy curioso.




Desde el parking sale un camino que llega directamente al mar y se pueden contemplar estas curiosas formaciones, pero tras preguntar a una persona del lugar nos recomienda seguir un camino que va hacia Zumaia pues las vistas son estupendas. Le hacemos caso y partimos ataviados con nuestros bastones de senderismo.

Flysch

El camino va paralelo a la costa aunque por el interior y es uno de los tramos del camino de Santiago por lo que nos vamos cruzando con peregrinos. En un momento dejamos el camino y tomamos una senda que sale a la izquierda y que nos lleva a la costa.

Zumaya al fondo

Hemos llegado casi hasta la población de Zumaya y la verdad es que aquí estas formaciones rocosas son muy curiosas y difíciles de superar en algunos momentos, aunque nosotros lo intentamos.

Intentando superar los Flysch

Espectaculares formaciones






Me empeño en volver a la auto por la costa en vez de volver por donde hemos venido, aunque hay tramos bastante complicados. Cuando dejamos las formaciones verticales que nos han dificultado nuestro avance, aparecen lo que desde lejos parecía arena y que resultan ser grandes cantos rodados.
Llegamos a la auto sin agua y con mucho calor, cansados y con ganas de refrescarnos. Ha sido una ruta algo dura y que no recomendaría, Más bien llegar a Zumaya, aparcar y desplazarse hasta las formaciones más espectaculares que están cerca del pueblo.
Comemos en la zona de picnic y tras una merecida siesta partimos de nuevo.

Situación del parking Guetaria

Parking en Guetaria

Llegamos a Guetaria y aparcamos en una zona azul, GPS: 43 18 14 N 2 12 27 W y nos marchamos hacia el centro del pueblo para visitarlo.

Iglesia de San Salvador



Puerto de Guetaria

La tarde es maravillosa y vemos un pueblo muy bonito, con bastante ambiente y con una enorme playa, por lo que por un momento pensamos en quedarnos a pernoctar aquí y darnos un baño en la playa. Vemos que existe un parking en el puerto y preguntamos si podemos quedarnos a dormir ya que está muy bien situado, pero nos dicen que no dejan pernoctar a las autos.


Nos tomamos unos vinos blancos en uno de los numerosos restaurantes que hay en las inmediaciones del puerto donde están preparando el fuego para hacer parrilladas de pescado que debe ser típico de este lugar.
Nos marchamos de Guetaria, pasamos por Zarauz y buscamos el área de autos para quedarnos a pernoctar, pero al llegar vemos una calle a las afueras y pegada a la autovía por lo que decidimos seguir hacia adelante dirección San Sebastián.

Situación del parking en Orio

Llegamos a la cercana localidad de Orio y buscamos un parking que llevaba seleccionado, GPS: 43 17 12 N 2 07 38 W, se trata de una zona azul, aunque por la noche no se paga por lo cual es ideal para pernoctar ya que está ubicado en un lugar privilegiado. Existe una fuente de agua al lado.
Damos un pequeño paseo por las inmediaciones y así ponemos fin a otro día bastante completo.

Parking en Orio

En la tercera entrega de este viaje llegaremos a San Sebastián, seguiremos viajando por la costa hasta Hondarribia y nos adentraremos en territorio francés para ver esta zona del país vasco francés, para volver al interior, visitar la cueva de Zugarramurdi, hacer alguna ruta senderista por las Gorges de Kakueta y el puente de Holtzarte, salir por el Valle de Roncal y alguna sorpresa más.

5 comentarios:

Buena Ruta dijo...

Hola amigos, nos ha gustado mucho vuestra entrada y le hemos dado difusión en nuestro blog enlazando a esta página!

Saludos!

Toñi Garcia dijo...

Hola familia, nos ha gustado mucho vuestro viaje y hemos querido repetir algunos de vuestros itinerarios. Solamente deciros que hemos tenido un pequeño inconveniente con el parking de la plaza de toros y es que estaba cerrado.
Al final hemos encontrado un aparcamiento con buenas vistas a Bilbao llamado Kobetamendi.
Saludos

Gloria dijo...

Que bueno tener una casa rodante y darse una de estas grandiosas oportunidades de conocer los lugares poco conocidos y esos pueblitos llenos de encanto. Por lo que veo en la foto el castillo de Cbutron parecia que no esta recibiendo conservacion, parece un poco abandonado, una pena

alfredo sarria dijo...

Hola Gloria, la verdad es que hasta que no se viaja en autocaravana no se descubre esta manera tan maravillosa de de viajar en libertad.
Con respecto a lo que comentas sobre el castillo de Butron llevas razon, esta abandonado y a la espera de que sea adjudicado y se adecente. Una pena pues es muy bonito y tiene muchas posibilidades.

tratamiento narcolepsia dijo...

La ciudad me ha parecido espectacular, hay un montón de arquitectura realmente impresionante y además lo que más me llamó la atención fue esa especia de araña gigante, para que quieren hacer algo así!!! Un saludo