19 de febrero de 2015

La piedra protagonista, El Maestrazgo 2ª parte



Seguimos con nuestra segunda parte de la ruta por el Maestrazgo y la comarca de Matarraña, donde descubriremos rincones realmente bonitos, llenos de encanto, con una rica historia y un magnífico patrimonio.


Ruta al nacimiento del Pitarque

Antes de acostarnos y cuando pensábamos que íbamos a pasar la noche solos, llega otra autocaravana y le hacemos un hueco en la parte más llana para que estén cómodos.

Pitarque al fondo

Tras una noche de lo más tranquila sobre las 9 de la mañana comenzamos la ruta senderista que nos llevará hasta el nacimiento del río Pitarque.
La distancia ronda los 10 kilómetros ida y vuelta por camino y pista en buen estado según he podido leer, vamos a comprobarlo.

 
Vamos hasta el pueblo, lo atravesamos y salimos de él por el camino perfectamente señalizado. En este primer tramo el camino transcurre por las huertas y tierras de cultivo que hay a las afueras del pueblo y no hay señales del río, por lo que pensamos que tal vez esta ruta no sea bonita.

Ermita Virgen de la Peña

Cuando llegamos a la Ermita de la Virgen de la Peña ya hemos andado un buen tramo en el que el camino ha ido adentrándose poco a poco entre dos montañas, contemplando de vez en cuando el vuelo de unos buitres que tienen sus dominios en la montaña de nuestra derecha.

Zona de descanso junto a la Ermita

Una vez aquí nos sentamos a descansar un rato y tomar un pequeño tentenpie. Ya llevamos la mitad del recorrido según marca el itinerario y las aguas del río se oyen cada vez más intensamente por lo que deducimos que pronto llegaremos al río.

Primera cascada

Al poco de salir de la Ermita llegamos a una primera cascada que baja de la montaña y que se une con el río. La zona está bien acondicionada con pasarelas de madera para no mojarse.


Antigua central hidroeléctrica

Lo siguiente que nos encontramos es una antigua central hidroeléctrica que aprovechaba las aguas del Pitarque para producir electricidad. Aquí hay unas mesas para poder descansar y tomar algo.



Poco a poco la senda se va haciendo más estrecha conforme el río va encajándose entre las montañas. La vegetación es más exuberante aquí y llegamos a una zona ancha por la que transita el río donde sobresalen piedras teñidas todas ellas de musgo, lo que le da un toque muy bonito.



Seguimos avanzando hasta que llegamos a unos cañones rocosos donde un poco más arriba nace el río Pitarque.





Aquí la roca es de color rojizo y hay que atravesar algún que otro tramo algo más complicado, pues ya no hay senda.



Llega un momento en que ya no se puede avanzar más, pues frente a nosotros se alza una imponente mole de rocas por donde se cuela el río a través de algunas pequeñas aberturas que solo el gua es capaz de atravesar.




La pureza y limpieza de las aguas es maravillosa, totalmente transparentes.
Es aquí cuando ya vamos viendo más gente que está haciendo la ruta, hasta ahora casi habíamos estado solos, pero a estas horas ya empieza a venir gente.

Curiosas formaciones rocosas

Con la satisfacción de haber llegado hasta el nacimiento del río y sorprendidos muy gratamente de esta ruta pues es de las mejores que hemos realizado, ponemos rumbo de nuevo al pueblo de Pitarque.


Pitarque

Llegamos al pueblo y vemos que la ruta es bastante transitada pues nos hemos ido cruzando con más personas y en el pueblo hay bastante gente.
Compramos pan y algún dulce en el despacho de pan donde lo traen de fuera ya que no hay horno y ponemos rumbo a nuestro siguiente punto.


Órganos de Montoro

Tomamos la carreterita que trajimos ayer y al llegar a la carretera principal A-1702 giramos a la izquierda. La carretera va ascendiendo zigzagueando y unos cuantos kilómetros más adelante aparecen ante nosotros estas curiosas formaciones rocosas



El nombre de estas formaciones es debido a que las agujas calcáreas se asemejan a los tubos de los órganos y lo de Montoro por estar cerca del pueblo de Montoro.




Impresionan los 200 metros de altura que alcanzan algunas agujas.



Continuamos ruta hacia Mirambel por la misma carretera que trajimos ayer desde Cantavieja, a pesar de que el navegador nos quería meter por una carretera estrecha que salia a nuestra izquierda y que hemos preferido no comprobar su estado, la que en la foto aparece de azul.


Itinerario entre Pitarque y Mirambel

Parking en Mirabel

Después de Cantavieja la carretera que parecía buena de repente se convierte en un camino mal asfaltado, cosa que dice muy poco a favor del desarrollo del turismo por estas tierras. Ya lo comprobamos ayer cuando fuimos hacia Pitarque y ahora dirección a Mirambel, una pena.

Parking en Mirambel

Llegamos a la hora de comer y estacionamos en un lugar resguardado del aire pues hace rachas considerables de viento. GPS: 40 35 13 N 0 20 38 W. Hace sol y pienso que podemos comer fuera de la auto, por lo que saco el toldo y preparo una pequeña barbacoa para asar embutido. Estando sentados esperando a que se prepare la comida, nada hace pensar lo que está a punto de suceder.
De repente y sin previo aviso una ráfaga de aire se mete debajo del toldo y eleva este por encima de la auto, rompiéndose los brazos y quedando en el techo de la auto.
El susto es bastante fuerte y tras comprobar los daños vemos que el toldo está inservible y el problema va a ser continuar viaje. Poco a poco conseguimos meter el toldo dentro de su caja y con unas cinchas consigo que no se abra, aunque un soporte del toldo está bastante dañado y no sabemos si podremos seguir viaje en estas condiciones.
Bastante cabreados por lo que ha ocurrido y con la impresión de que todo esto nos lo podríamos haber evitado si no me hubiera empeñado en sacar el toldo, nos vamos a ver el pueblo.



Mirambel es un pueblecito de Teruel que pertenece a la comarca del Maestrazgo con una población de unos 130 habitantes y nada más entrar en él por una puerta amurallada te atrapa por su belleza.

Portal de las Monjas

Nos encontramos en una población que impresiona, primero por tener tan pocos habitantes y lo segundo porque a pesar de esto posee una rica historia que conserva en su totalidad el recinto amurallado, notables construcciones y un impresionante ambiente medieval.



El pueblo está declarado como Conjunto histórico-artístico y en el año 1982 fue reconocido con el premio Europa Nostra un prestigioso galardón concedido a los proyectos de conservación del patrimonio cultural europeos.



Nos dejamos llevar por nuestros inquietos pies y vamos recorriendo el conjunto histórico de Mirambel, sorprendiéndonos a la vuelta de cada esquina, al admirar ese Palacio que surge ante nosotros, al llegar a una plaza, al toparnos con sus murallas, una delicia de pueblo. 




El pueblo rebosa de una tranquilidad pasmosa, es increíble que un lugar tan bonito como este no esté lleno de turistas y de gente que venga a conocer este lugar. Paseamos por sus tranquilas calles que rezuman un ambiente completamente medieval.

Ayuntamiento e Iglesia


Ayuntamiento de Mirambel

El edificio del Ayuntamiento que se encuentra frente a la Iglesia de Santa Margarita de estilo renacentista es una muestra de la arquitectura civil de esta zona con unos arcos de medio punto muy bonitos.

Ermita de San Roque

Callejuelas empedradas de Mirambel


El laberíntico trazado de las callejuelas invita a dejarse perder por las angostas callejuelas no aptas para la vida actual, lo que se agradece, pues pasear tranquilamente por aquí es una auténtica delicia.


Tan solo la presencia de algunos vehículos aparcados nos lleva a nuestra época actual, por momentos pensábamos que nos habíamos transportado en el tiempo.


Con muy buenas sensaciones y con la impresión de haber visitado uno de esos lugares que tan poco abundan y que dejan huella, seguimos ruta parando antes en un taller del pueblo que por fortuna hemos visto y donde un amable chico nos pone unos remaches en el soporte del toldo que nos permitirá seguir ruta más tranquilamente.

Itinerario entre Mirambel y Morella

Situación del parking y del área de Morella

Parking en Morella

Hace una tarde desapacible, el viento sopla muy fuerte y una vez que llegamos a Morella al estar situado el pueblo en lo alto de un cerro a 1000 metros de altitud, la fuerza del viendo es todavía mayor.


Nos dirigimos al amplio parking que hay arriba, GPS: 40 37 22 N 0 06 03 W. Desconocemos si el parking es gratuito o  hay que pagar, a nosotros nadie nos ha parado ni hemos visto que haya que pagar, puede ser que a estas horas de la tarde ya sea gratuito.


El caso es que el parking está muy bien situado y pensamos que estaría bien quedarnos a pernoctar aquí. Pero al rato de estar dentro de la auto y comprobar como el aire nos golpea llegando a moverla, pensamos que nos bajaremos al área de autos después de ver el pueblo y pernoctar abajo donde el aire no molestará tanto.

Ayuntamiento de Morella

Nos adentramos en el pueblo por una puerta que atraviesa las imponentes murallas y descubrimos un pueblo que ya teníamos ganas de visitar, por lo que habíamos visto en fotos y leído en numerosos relatos de viajes.


La verdad es que el lugar donde está enclavado Morella es espectacular e impresiona cuando surge subido en lo alto de un cerro como cual vigía que otea desde su elevada atalaya todo lo que pasa a sus pies. Totalmente amurallada y coronada en lo alto por su castillo, la primera sensación es la de estar en un lugar privilegiado.


Hemos cambiado de provincia, Morella pertenece a Castellón y su población no llega a los 3000 habitantes que disfrutan de uno de los pueblos sin duda más bonitos de España.
Tras dejar el edificio gótico del Ayuntamiento del Siglo XV, tomamos la Calle de San Nicolás, sin duda una de las más bonitas de Morella.

Calle de San Nicolás

Toda la calle está porticada, abundando en los bajos los establecimientos comerciales con numerosas terrazas que invitan a sentarse y tomar una consumición.


Atardecer en Morella

Castillo de Morella

Atravesamos el pueblo descubriendo bellos rincones, hasta que llegamos a las murallas deteniéndonos un momento para contemplar la preciosa puesta de sol.



De nuevo nos volvemos a adentrar en las callejuelas de Morella, dejándonos llevar por nuestra intuición, recorriendo algunas calles paralelas por la que hemos venido y que descubrimos que no están igual de arregladas por esta parte del pueblo.



Santa María la Mayor

Subimos hacia la parte alta del pueblo y nos topamos con la Iglesia de Santa María la Mayor que a estas horas está perfectamente iluminada, aunque la encontramos cerrada, una pena pues nos hubiera gustado ver su interior, ya que es un edificio gótico de los Siglos XIII y XIV que contiene un altar barroco y un coro gótico sobre-elevado con una escalera muy peculiar.

Morella desde el área de autos

También descubrimos algo más arriba las ruinas del imponente convento de San Francisco que está siendo rehabilitado para que se convierta en Parador Nacional de Turismo, algo que hará que merezca la pena visitarlo.
Morella merece mucho la pena, tiene infinidad de lugares interesantes, pero la noche se nos ha echado encima y todo está cerrado. Además nos queda por delante algunos lugres más que queremos visitar y solo tenemos para ello un día, por lo que dejamos el pueblo con pena por no haber podido disfrutar más de él, tendremos que volver en otra ocasión y terminar de ver lo que nos ha quedado.

Área de autos de Morella.

Volvemos al parking y ponemos rumbo al área de autos que está situada a un par de kilómetros del pueblo, GPS: 40 37 26 N 0 05 28 W, con servicio de carga y descarga todo ello gratuito y desde donde se ven unas vistas preciosas del pueblo.

Para saber más: Morella


Itinerario entre Morella y Monroyo

Hemos pasado una noche tranquila, a pesar del gran número de autos que estábamos congregados en el área. Cargamos y descargamos aguas y nos ponemos en ruta hacia Monroyo.

Situación del parking en Monroyo

Parking en Monroyo

Llegamos a Monroyo y estacionamos aquí: GPS 40 47 19 N 0 02 06 W, sin servicios y gratuito.


De nuevo estamos en Teruel en la comarca de Matarraña y en un pueblo que no llega a los 400 habitantes pero que posee un rico patrimonio y un dilatada historia.



El pueblo se desarrolla bajo un cerro rocoso sobre el que antaño se alzaba un castillo árabe del que desafortunadamente no quedan restos y donde está emplazada actualmente la torre del reloj.



El pueblo posee edificios, casas palaciegas y señoriales claros exponentes de la arquitectura popular, donde una vez más el claro protagonista es la piedra.



Volvemos a sorprendernos de lo que esconde Monroyo, del rico patrimonio y de las posibilidades turísticas que ofrece, pero una vez más echamos en falta la presencia de turistas. Es como si pasara desapercibido y no se apreciara esta riqueza que a nosotros nos gratifica tanto.



Nos parece un pueblo precioso, bastante bien conservado y restaurado, lleno de un encanto peculiar, sobrio y al mismo tiempo armonioso con unas líneas de las fachadas y unas curvas de los arcos de medio punto realmente bonitos.




Fachadas de austera piedra, balcones de recia madera, soportales de arcos fuertes y robustos, calles empedradas y el silencio y armonía que se respira, hacen de Monroyo una auténtica joya que invita a sentir y paladear tranquila y sosegadamente cada rincón, cada instante.



Descubrimos que por esta zona existe una ruta de las cárceles, pues parece ser que cada pueblo tenia uno de estos lugares donde internaban a los malhechores hasta su juicio o traslado a otros lugares.
Podemos visitar la que hay debajo del Ayuntamiento y podemos constatar que las fugas en estos lugares no debía ser cosa fácil.





Charlamos un rato con un Señor del pueblo que nos cuenta que Monroyo vivió momentos mejores, que llegó a tener casi 1300 habitantes, de la importancia que un día tuvo su pueblo y del daño que hizo la emigración ya que se marchó mucha gente en busca de unas mejores condiciones, algo muy característico a lo largo de este viaje y que hemos podido comprobar en casi todos los lugares que hemos visitado.





Quiero subir a lo alto del cerro donde antaño se hallaba el castillo árabe y que actualmente solo se conserva la torre del reloj de posterior época evidentemente. Mati me espera abajo descansando mientras yo subo hacia allí.


Solo se ven unas bonitas vistas de esta comarca de Matarraña, por lo demás si no se lleva tiempo casi que no merece la pena subir hasta aquí.
Bajo y recojo a Mati, bajamos de nuevo hacia la Iglesia y comprobamos que la han abierto para limpiar, por lo que aprovechamos para verla por dentro.



Pozo árabe

Terminamos la visita a Monroyo, compramos unas aceitunas y un paté y antes de marcharnos me acerco a visitar el pozo árabe que está muy cerca de donde hemos aparcado la auto. Me encuentro con una pequeña construcción de piedra realmente curiosa y bonita.

Itinerario entre Monroyo y Peñarroya de Tastavins

Parking en Peñarroya

Lugar donde aparcamos

Dejamos la auto aparcada a la entrada del pueblo, GPS: 40 45 25 N 0 02 24 E, sin servicios y gratuito.

Iglesia de Santa María la Mayor

Peñarroya de Tastavins es un pueblecito de la comarca de Matarraña y de la provincia de Teruel, pero más bien parece que perteneciera a la provincia de Castellón, pues hay mucha influencia de esta segunda zona y la gente habla bastante el valenciano.


Llegamos a la Plaza de la Iglesia que es bastante bonita conformada por casas de fachadas de diversos colores así como la peculiar fachada de la Iglesia.



Nos llama la atención las intrincadas callejuelas con casas con balcones de madera, la considerable altura de los edificios que en ocasiones alcanzan los cinco pisos y los tejados volados de los mismos.




Podemos observar un antiguo lavadero que a día de hoy es utilizado todavía por algunas mujeres. Estando aquí llega una Señora a lavar ropa y me indica que no le fotografie, pues no quiere que su foto salga en internet.


También observamos como debajo del Ayuntamiento existe lo que viene siendo típico de la zona, una cárcel que forma parte de la ruta, pero en esta ocasión no podemos visitarla al estar cerrada.



Terminamos de ver Peñarroya que se ve muy bien en un par de horas y nos desplazamos para comer a la cercana ermita de Virgen de la Fuente, declarada Patrimonio de la Humanidad por su techumbre mudéjar.

Virgen de la Fuente

Aparcamos en su amplio estacionamiento, GPS: 40 46 12 N 0 01 55 E, gratuito y sin servicios, aunque abajo en el río hay una fuente donde se puede coger agua.

Puerta de la ermita

Actualmente este conjunto es propiedad del Ayuntamiento de Peñarroya de Tastavins y se ha instalado un centro interpretativo del porcino, un esfuerzo por dotar a la zona de otro atractivo turístico. Existe también una hospedería y restaurante.

Techo de la ermita

El conjunto cuenta con una hospedería como ya se ha indicado, una ermita gótica del Siglo XIV y un ermita barroca de finales del Siglo XVII, aunque lo realmente interesante es la techumbre de la ermita gótica que cuenta con la distinción de patrimonio de la Humanidad.


Sacamos las dos entradas y nuestra guía se dispone a acompañarnos al interior de la ermita, todo un lujo para nosotros dos solos.


Cuando la guía abre la puerta, cuesta imaginar que algo tan bonito se encuentre ubicado en este lugar tan apartado. Nos quedamos boquiabiertos mirando los techos tan preciosos.


Descubrimos la presencia en bastantes ocasiones de la Cruz de Calatrava, así como motivos heráldicos, geométricos y antropomorfos.


En definitiva, nos quedamos maravillados por contemplar y disfrutar de esta obra de arte y si se pasa por aquí recomiendo visitar encarecidamente, merece mucha la pena y se contribuye al mantenimiento de este conjunto.

Itinerario entre Pañarroya y Valderrobles

Parking en Valderrobles

Área de autos de Valderrobles

Llegamos a Valderrobles y podemos observar que el pueblo se haya inmerso en una especie de mercado medieval o algo por el estilo, hay numerosas calles cortadas por lo que decidimos quedarnos a las afueras en una sombra para comer y después acercarnos al área.
Cuando ya podemos ir hacia el área estacionamos en ella GPS: 40 52 25 N 0 09 22 E, con carga y descarga de aguas, gratuita y muy bien situada.



Nos encontramos en un pueblo de Teruel capital administrativa de la comarca de Matarraña con casi 2500 habitantes y con una rica historia.


La entrada al casco antiguo de Valderrobles es sencillamente espectacular. Para ello hay que atravesar un antiguo puente gótico sobre el río Matarraña. Entrar dentro de este conjunto medieval es retroceder varios siglos en la historia.

Plaza del Ayuntamiento

Es una pena que se esté celebrando una especie de mercado,pues desluce bastante la visita. No es el típico mercado medieval que tan de moda se está poniendo en numerosos puntos de nuestra geografía. Esto no llega a este estilo por lo que en vez de enriquecer el ambiente lo que consigue es el efecto contrario, que es deslucir una maravilla de pueblo ya que por todas partes hay diseminados puestos que estropean la visión de los monumentos.


Ya de por si, el pueblo es una maravillosa joya arquitectónica, llena de historia y de rincones preciosos como el Ayuntamiento del Siglo XVI, la casa de los Moles de finales del gótico, el Palacio Castillo del Siglo XV o la Iglesia de Santa María la Mayor.

Iglesia de Santa María la Mayor

Castillo Palacio de Valderrobles

Vamos subiendo por las empinadas callejuelas hasta llegar a la Iglesia gótica de Santa María la Mayor pegada al castillo que encontramos cerrada, por lo que no podemos visitarla.


Seguimos subiendo y llegamos a la gran explanada donde se alza majestuoso el Palacio Castillo de Valderrobles.
Han sido muchas las utilidades que se le han dado a este conjunto, siendo la primera la de sede para la recaudación de impuestos, pasando por albergue hospital de la Iglesia, escuelas municipales, almacén y actualmente parte es propiedad privada y otra parte municipal a la espera de algún proyecto que le de el esplendor de antaño.


Por desgracia no podemos visitarlo por estar cerrado  estas horas y no poder esperar más tiempo, ya que nuestro viaje está llegando a su fin.
Nos marchamos de Valderrobles con una muy buena sensación ya que hemos visitado un pueblo realmente excepcional que merece una visita más pausada. Sería estupendo quedarse aquí a pernoctar y visitar el casco medieval de noche, pero nos tenemos que marchar para casa, por delante tenemos casi 400 kilómetros y con mucha pena nos dejamos destinos tan interesantes como Calaceite, Beceite con una ruta senderista al Parrizal, Horta de Sant Joan o Mequinenza. Deberemos visitar en el futuro esta zona que tiene mucho que ver.


Para saber más: Valderrobles

Itinerario hasta casa

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bueno imagiones , gracis por todo

viajes a la india dijo...

Que bueno imagiones , gracis por todo

Fdezmoya dijo...

Estoy preparando una larga escapada por esta zona para la próxima primavera, Tus comentarios e imágenes, así como referencias de aparcamientos y opernoctas son de mucha ayuda. ¡¡Gracias, muchas gracias!!.

alfredo sarria dijo...

Gracias a vosotros por leernos.
Un saludo