1 de febrero de 2015

La piedra protagonista, El Maestrazgo 1ª parte


Teníamos ganas de visitar una zona de nuestro país que, en principio no llama demasiado la atención, pero que te atrapa por su belleza, sencillez, sus gentes, su naturaleza pura y ruda y sobre todo por un elemento común en todo este territorio: la piedra.

Los principales lugares que visitaremos

Itinerario desde casa hasta Mora de Rubielos.

Esta salida va a transcurrir en el puente del primero de Mayo, una buena época para visitar estas tierras turolenses y castellonenses. Tenemos por delante cuatro días que aunque no son los indicados para visitar todo lo que queremos ver, pues necesitaríamos al menos otros dos más, haremos lo que podamos y lo que nos de tiempo.

Parking en Mora de Rubielos.

Parking en Mora de Rubielos.

Hace un par de años estuvimos en Javalambre esquiando y cuando acabamos el día nos bajamos a Mora de Rubielos a dar una vuelta, aunque ya fue de noche y estuvimos poco tiempo, pero en lo poco que vimos me quedó la sensación de que el pueblo merecía la pena hacerle una visita con más tranquilidad y por ello será nuestro primer destino en este viaje.
Llegamos al pueblo y estacionamos junto al cuartel de la Guardia Civil, GPS: 40 14 57 N 0 45 09 W, gratuito y sin servicios.

Ex-Colegiata de Santa María

Mora de Rubielos es la capital de la comarca de Gúdar-Javalambre y tiene una población de unos 1600 habitantes. Durante el viaje nos hemos percatado de la altura de estas tierras, de hecho Mora se encuentra situado a 1035 metros sobre el nivel del mar, por lo que aquí los inviernos tienen que ser duros.

Ex-Colegiata de Santa María.

Debido a estos factores la piedra es el elemento principal de las construcciones, algo que iremos comprobando en nuestro recorrido por estas altas tierras.
Nos internamos en el centro del pueblo por la calle Hispano América hasta que llegamos a la Plaza de la Iglesia, apareciendo ante nosotros la imponente Ex-Colegiata de Santa María, un edificio gótico del Siglo XIV, donde destacan sus contrafuertes.
Está cerrada por lo que no podemos acceder al interior, por lo que nos vamos hacia el castillo.

Patio de armas.

El castillo Palacio de los Fernández Heredia se alza sobre lo alto de una roca y, al parecer, no se sabe con exactitud su fecha de construcción, aunque se cree que pudiera haberse iniciado en el Siglo XIV.
Pagamos la entrada para acceder al interior y nos disponemos a visitarlo por nuestra cuenta ya que no existen visitas guiadas.


Existe una exposición fotográfica en una de las salas del castillo y tras visitarla seguimos el recorrido que indican en el folleto que nos han dado. Destaca las cámaras subterráneas, la amplitud de las mismas y lo bien conservadas que están.

Marcas de los canteros

Como curiosidad nos sorprende la cantidad de marcas que hay dibujadas en muchas piedras, cosa que parece ser que se hacía así para que cada maestro cantero pudiera reconocer sus piedras talladas y así cobrar por cada una de ellas y sorprenda la cantidad de maestros canteros que debieron trabajar aquí.


Algo que se echa de menos en este castillo es la falta de decoración u ornamentación que le de un toque más romántico, aunque sí que es cierto que de aquella época es difícil que quede mobiliario, aunque sí que hay un museo etnográfico con objetos de la vida del pueblo que evidentemente no tiene tantos años.




Salimos del castillo con buenas sensaciones ya que merece la pena hacer una visita al mismo y nos disponemos a perdernos por las calles del pueblo.


Descubrimos algunos portales o puertas que nos indican que este pueblo en algún momento estuvo amurallado.

El calvario

Nos llama la atención el calvario situado en una loma del pueblo, algo curioso y que veremos en más lugares durante nuestro viaje, parece que por aquí es algo tradicional y que en Semana Santa debe ser especial para sus habitantes.

Ayuntamiento

Llegamos a la Plaza de la Villa donde podemos contemplar el edificio del Ayuntamiento construído en el Siglo XVII, muy bonito por cierto.
Nos tomamos una tapa en una terraza de un bar mientras disfrutamos del ambiente del pueblo y así ponemos punto final a nuestra visita a este hermoso pueblo turolense.

Para saber más: Mora de Rubielos

Presa de Mora.

En el castillo hemos preguntado por algún lugar para comer en el campo y nos han indicado que podemos ir a unos 4 o 5 kilómetros del pueblo donde hay una presa y la gente del pueblo va a comer ya que hay barbacoas y mesas para ello, así que nos vamos para allá y comemos tranquilamente.

Itinerario entre Mora y Rubielos de Mora.

Situación donde aparcamos

Parking en Rubielos de Mora

Llegamos a Rubielos de Mora y estacionamos aquí GPS: 40 11 28 N 0 39 09 W, gratuito y sin servicios.

Iglesia de Santa María

Interior de la Iglesia

Aqui, al contrario de Mora de Rubielos, nos encontramos que la Iglesia está abierta por lo que aprovechamos para colarnos en su interior y admirar el bonito retablo de este templo barroco.

Iglesia del convento de las Carmelitas

Al fondo la curiosa plaza de toros
 
Plaza de toros de Rubielos

Bajamos a la parte baja del pueblo y llegamos a la pequeña y coqueta plaza de toros que no está nada mal para un pueblo que no llega a los 700 habitantes.

Curiosa cerradura


Seguimos por la parte baja del pueblo, una especie de rambla donde hay casas humildes que se van alternando con huertecitos de frutales y hortalizas. Imaginamos que en verano la estampa tiene que ser diferente y esta zona será muy bonita cuando los cultivos estén a pleno rendimiento.

Ayuntamiento

Patio del Ayuntamiento

Dejamos la parte baja del pueblo y por unas callejuelas llegamos al bonito edificio renacentista del Siglo XVI que ocupa hoy el Ayuntamiento y que antaño fue la Lonja del pueblo.

Patio del Ayuntamiento

El edificio está abierto, al ubicarse en él la oficina de turismo pudiendo verse el hermoso patio con una fuente en el centro del mismo.

Ayuntamiento


El pueblo tiene bastante interés pues de vez en cuando vemos casonas y palacetes en muy buen estado de conservación y da una idea de la importancia que debió tener esta localidad, así como portones que delatan que en su día fué un emplazamiento amurallado del que queda algún vestigio como el Portal de San Antonio.

Rubielos desde el Portal de San Antonio

Nos quedamos gratamente sorprendidos de los tesoros que esconde este pueblecito a pesar de lo pequeño que es. Se ve perfectamente en dos o tres horas y debe ser un encanto perderse por sus callejuelas de noche, pero como siempre nos ocurre, queremos ver mucho en poco tiempo y aún nos queda un trecho hasta Montanejos que es donde queremos pernoctar esta noche.

Para saber más: Rubielos de Mora

Rubielos de Mora desde el mirador

Itinerario entre Rubielos y Montanejos

Situación del parking de pernocta

Parking en Montanejos

Por carreteras estrechas aunque en buen estado atravesamos una zona muy bonita que se encajona al llegar al embalse de Arenos que recoje las aguas del río Mijares y que tanta fama le dan al pueblo donde llegamos: Montanejos.

Río Mijares

Llegamos a las inmediaciones del pueblo y antes de llegar al casco principal del pueblo atravesamos el río por un puente que  nos queda a la izquierda y bajamos al amplio parking de tierra donde hay estacionadas no menos de  10 o 12 autocaravanas. GPS: 40 4 25 N 0 31 35 W


Enseguida estacionamos y ants de que se haga de  noche nos vamos rio arriba para una primera toma de contacto con el entorno famoso por las aguas medicinales que aporta un manantial que vierte sus aguas al río Mijares y que desde antaño son famosas por sus propiedades minerales.


Nos va sorprendiendo la transparencia y limpieza de las aguas conforme nos vamos acercando al manantial, las piscinas naturales donde tiene que ser una gozada darse un  buen baño, algo que dejaremos para mañana pues hoy ya no nos da tiempo.


Aún así, hay una atreviada que sí se atreve a darse el gusto de un chapuzón y por un momento pasamos algo de envia sana pues cuando ves estas aguas transparentes en lo único que se piensa es en meterse dentro.


Darse un baño en estas transparentes aguas rodeado por imponentes cerros debe ser lo más. Si hubiémos llegado una hora antes no nos lo habríamos pensado. Habrá que dejarlo para mañana.
En el lugar podemos apreciar que está bien habilitada la zona con mesas y zonas de juegos, así como abundante sombra, por lo que en verano debe ser un buen lugar para acercarse.


Según cuenta la leyenda dichas fuentes ya eran aprovechadas por los árabes en époco de ocupación musulmana, los cuales construyeron acequias, conducciones de agua y zonas termales, ya que el agua sale a una agradable temperatura de 25 grados.
Subimos a la carretera desde la fuente y siguiendo la carretera llegamos alpueblo de Montanejos.
Damos una vuelta por sus calles sin que nos llame demasiado la atención. Si que nos la llama una villa abandonada denominada Villa Purificación que en su día debió ser una mansión de lo  más espectacular. Al lado está el Balneario de Montanejos con una buena oferta de baños y tratamientos termales que debe venir bien para la salud.


Itinerario entre Montanejos y Puertomingalvo

Pasamos una noche tranquila a pesar de la cantidad de autocaravanas que hemos estado aquí y comprobamos que no han pasado a cobrar todavía los cinco euros que cuesta el parking y que, se supone, que un operario municipal se encarga de cobrar por estacionar aquí 24 horas. Debe ser que en esta época no se paga.
La mañana es fría, el tiempo ha cambiado de forma brusca y la temperatura ha bajado bastantes grados y no apetece el baño, una pena pues nos hemos quedado con ganas de darnos un chapuzón, otra vez será.

Situación del parking en Puertomingalvo

Parking en Puertomingalvo

Subimos hacia el norte por unas carreteras estrechas y bien asfaltadas, aunque hay tramos que el asfalto prenseta agujeros, concretamente donde la carretera pasa de una comunidad autónoma a otra, como si al ir circulando importara cuando dejamos y entramos en una u otra comunidad.


En esas llegamos a Puertomingalvo y aquí corre un viento que pela, no es de extrañar pues estamos a una gran alura, concretamente casi a 1300 metros, una barbaridad vamos.
Estacionamos a la entrada del pueblo, GPS: 40 15 53 N 0 27 42 W  gratuito y sin servicios.

Inscripción en el dintel de una puerta

Todavía estamos en la comarca Gúdar-Javalambre pertenenciente a Teruel y a la entrada del pueblo, al lado de la ermita hay un mirador desde el que se divisa una gran extensión de terreno, no es de extrañar pues la altura aquí es considerable.


Este pueblo apenas cuenta con 120 habitantes y está enclavado en lo alto de un promontoria rocoso que está coronado por los restos de su castillo.
De nuevo el elemento predominante es la piedra y como dato curioso algo que  nos sorprende, y es que siendo un pueblecito tan pequeño la cantidad de caserones y palacetes que presenta.


Todo ello junto al castillo nos dan a entender de la historia que tiene este pueblo, siendo su primer ejemplo la puerta de acceso al interior del pueblo que evidencia el caracter defensivo y amurallado que en su día tuvo Puertomingalvo.

Detalle del llamador de una puerta

Casas con fachadas recias y austeras realizadas todas ellas a base de piedra tan abundante en la zona, salen a nuestros sorprendidos ojos, y entendemos como Puertomingalvo está declarado Conjunto Monumental y de interés Turístico





Recorremos todos los rincones del pueblo y damos con la panadería donde hacemos una parada para comprar pan, uno típico del pueblo, así como unos dulces tradicionales que temabién hacen.


Subimos hacia el castillo el cual lo encontramos cerrado. Parece que el mismo está bastante bien conservado, nos hubiera gustado entrar dentro.

Iglesia de la Asunción



Cuando nos hemos quedado satisfechos de este preciodo pueblo que es Puertomingalvo y azotados por el fuerte viento que sopla en estas alturas, partimos más hacia el norte para ya adentranos en la comarca de El Maestrazgo donde haremos una primera parada en Cantavieja.

Para saber más: Puertomingalvo

Itinerario entre Puertomingalvo y Cantavieja

Vamos atravesando estas agrestes tierras y observamos cuando atravesamos algunas poblaciones que aprovechan la gran cantidad de piedras para delimitar los campos y terrenos, mediante la construcción de pequeñas paredes sin más sustento que la presión de pidra sobre piedra.

Situación del parking en Cantavieja

Área de autos en Cantavieja

Llegamos a Cantavieja y tras repostar en la gasolinera  nos vamos en dirección al área de autocaravanas que es simplemente un parking de tierra sin delimitar donde hay un desagüe y un grifo con la indicación de dirigirse a la oficina de turismo para poder llenar agua, aunque el grifo está abierto y  llenamos agua. GPS: 40 31 33 N 0 24 27 W

Iglesia de la Asunción, Cantavieja

Dejamos la auto estacionada en las inmediaciones del área junto a otro autocaravana estacionada y nos vamos para el casco antiguo de Cantavieja, quizás uno de los pueblos que más interés tiene del viaje, pues todo el mundo jhabla maaravillas de este lugar.

Ayuntamiento

Por la Calle Mayor accedemos al edificio donde está la oficina de turismo y que alberga el Museo de las Guerras Carlistas, el cual decidimos visitar, junto con el interior del Ayuntamiento, pues la entrada de 3 euros vale para el Museo, la Iglesia y el Interior del Ayuntamientos, estas dos últimas con visita guiada.

Interior del Ayuntamiento

El Museo está bien, es curioso de ver, recrea la época en que tuvieron lugar las guerras carlistas en la zona y parece ser que debieron tener importancia en toda la zona del Maestrazgo.

Plaza porticada del Ayuntamiento

Terminamos de ver el Museo y viene nuestra guía para acompañarnos al Ayuntamiento y a la Iglesia que al parecer tiene un bonito retablo.
Llegamos a la Plaza donde está ubicado el Ayuntamiento y la Iglesia de la Asunción y nos quedamos alucinados por lo bonita de esta plaza porticada del Siglo XVI


En en interior del Ayuntamiento destaca el espléndido artesonado de madera en el salón de plenos que ya lo quisieran otros Ayuntamientos, relamente bonito.


Terminamos de hacer la visita del Ayuntamiento y la guía no localiza al cura que es quien tiene la llave de la Iglesia para hacer la visita de la misma, una pena, aunque nso indica que a las cinco de la tarde se hará otra visita y que podemos unirnos a la misma, pero tenemos que esperar demasiado tiempo por lo que decidimos que no la vamos a hacer. En cambio nos acercaremos al pueblo cercano de Iglesuela del Cid que  no llevábamos pensado ir.


Para saber más: Cantavieja

Itinerario entre Cantavieja e Iglesuela del Cid

Cuando planifiqué la ruta que estamos haciendo, vi la posiblidad de acercarnos a ver Iglesuela, pero después de mirar unas fotos no me decía nada y lo descarté, pero Mati me ha indicado que podíamos acercarnos ya que está cerca y así lo hacemos.

Ubicación del parking

Estacionamos a la entrada del pueblo, GPS: 40 28 53 N 0 19 16 W  gratuito y sin servicios.

Parking en Iglesuela del Cid.

Esto de planificar las rutas es como todo, uno cree planificar los lugares más interesantes, y a veces  nos dejamos llevar por las opiniones publicadas,  que unas veces son ciertas y otras no tanto. El ejemplo lo tenemos con Cantavieja del que había oído maravillas y que, si bien es cierto que el pueblo está muy bien, nos ha decepcionado algo pues quizás nuestras previsiones eran mayores.


Iglesuela del Cid

Lo reseñado anteriormente viene a cuento, porque estamos en un pueblo del que no tenía referencias y no me había preparado nada por no tenerlo previsto y que nada más entrar a él ya nos enamora y nos engancha, probablemente no sean más que sensaciones, no se.


Y de nuevo nos quedamos sorprendidos como viene siendo ya algo habitual en este viaje, que un pueblo que no llega a los 500 habitantes tenga un Patrimonio tan rico y tan bello. Casas palaciegas, antiguos conventos, iglesias y casonas de la Edad Media que hacen una delicia perderse por sus calles.





Callejeando vamos a parar a la parte baja del pueblo, a una especie de rambla llena de pequeños huertos perfectamente diferenciados entre ellos a  base de pequeños muros de piedra, y que separa en dos a Iglesuela del Cid. En medio un par de torrentes que en esta época traen poca agua.



Nada más que por ver esta parte del pueblo merece la pena venir hasta Iglesuela del Cid. A mi me parece un rincón encantador, casas de piedra, los coquetos y bien cuidado huertos, los corrales de piedra que se sustentan tan solo con el peso de las piedras, una pasada.




Nos detenemos un buen rato para hablar con unos vecinos que están tomando el sol en las puertas de sus casas y les hacemos saber que tienen un pueblo precioso aunque a ellos no se lo parezca tanto, es lo que tiene vivir en una bonita zona, que con el tiempo te acostumbras a ello y no le das importancia.
Se sorprenden que hayamos venido desde tan lejos para ver su pueblo y hablamos de lo que ha sido Iglesuela y de lo que es ahora, de los tiempos pasados como casi siempre sacan a colación nuestros mayores. Les agradecemos su cercania y la agradable charla con la que hemos podido conocer algo más de este lugar y continuamos nuestro camino.



De nuevo volvemos a la otra parte del pueblo tras subir hacia la parte alta de la rambla que divide al pueblo en dos y terminamos de ver esta preciosa población que no será tan conocida como Cantavieja pero que nos ha gustado bastante más por su sencillez y naturalidad.


Los ancianos con los que hemos estado hablando nos han informado del proyecto que se ha llevado a cabo en el pueblo con la rehabilitación de un antiguo palacio como hospedería de cuatro estrellas con el fin de dinamizar algo el pueblo, pero parece que no les funciona demasiado bien, a perro flaco todo son pulgas como dicen en mi tierra.

Construcciones típicas de toda esta zona

Con muy buenas sensaciones partimos de Iglesuela del Cid, toda una grata sorpresa y nos dirigimos al lugar donde pernoctaremos esta noche y donde mañana haremos una estupenda ruta senderista al nacimiento del río que lleva el mismo nombre del pueblo, Pitarque.

Para saber más: Iglesuela del Cid

Itinerario entre Cantavieja y Pitarque

Volvemos sobre nuestros pasos y volvemos a pasar por Cantavieja  y nos encaminamos hacia Pitarque. El primer tramos de la carretera es bueno, pero abandonamos esta y tomamos otra que no es tan buena llegando un buen tramo en que el asfalto es bastate malo, eso sí, el paisaje es bonito.
Al salir de una curva aparece de repente ante nosotros un pueblo encaramado en un cerro que se asoma a  un precipicio de una considerable altura.

Villarluengo

Situación del parking en Villarluengo

Parking en Villarluengo

El pueblo en cuestión resulta ser Villarluengo y decidimos hacer un alto y visitarlo, pues la postal que dibuja desde la curva de la carretera nos hace pensar que debe ser un lugar bonito de ver.

Iglesia de Villarluengo

Estacionamos en un ensanche que hace la carretera, GPS: 40 38 55 N 0 31 53 W gratis y sin servicios y nosd bajamos al pueblo para visitarlo antes que se haga de noche.
Villarluengo pertenece a la comarca de el Maestrazgo y tiene en la actualidad unos 200 habitantes, otro pueblo más que ha ido perdiendo población poco a poco, con la consiguiente pérdida de servicios.

Muralla de Villarluengo

El lugar donde está enclavado el pueblo es especialmente privilegiado y bello. Rodeado de una agreste naturaleza donde despunta el espolón rocoso en el que se asientan las casas que desafían las alturas, nos hace pensar en las posibilidades turísticas de este y de otros pequeños pueblos que hemos visto hasta ahora, pues el lugar es precioso y no está lo suficientemente explotado, una pena.

Bonito dintél


El pueblo es pequeñito y se ve en poco tiempo. No hay practicamente nadie por las calles, tan solo vemos de vez en cuando algún gato que atraidos por su curiosidad se acercan a nosotros para darnos la bienvenida, imagino.


Pasamos al único bar que vemos y nos tomamos una consumición. Tenemos la ocasión de charlar con unas vecinas del pueblo que nos cuentan algo de la vida  en Villarluengo, de los pocos niños que nacen y de lo aislados que se encuentran de todos los lugares, pues cuando los niños son mayores tienen que salir del pueblo para estudiar y debido a las grandes distancias y el mal estado de las carreteras tienen que estar toda la semana fuera de casa, todo ello con 12 años, una pena vamos. Vivir en un pueblo como este debe ser tranquilo pero algo duro.

Para saber más: Villarluengo

Itinerario entre Villarluengo y Pitarque

La carretera descende hasta que llegamos a una especie de valle. Dejamos la carretera principal y tomamos un desvio a la izquierda que nos llevará a Pitarque. Hay que atravesar un pequeño túnel que no es problematico para nuestras autocaravanas, aunque la carretera es estrecha y enseguida estamos en el pueblo.

Lugar de pernocta en Pitarque

Llegamos hasta la plaza del pueblo y estacionamos junto al frontol, aunque la zona es estrecha y no estoy demasiado convencido de quedarnos aquí a pernoctar. Pregunto en el bar de enfrente y me dicen que a la entrada del pueblo junto al polideportivo es el lugar donde suelen quedarse las autocaravanas. GPS: 40 38 57 N 0 35 28 W  gratuito y sin servicios.

Pernocta en Pitarque

Antes de acostarnos damos una pequeña vuelta por el pueblecito que vemos prácticamente desierto en poco tiempo y cuando ya estamos cansados nos retiramos a cenar, ver un rato la tele y dormir, mañana haremos la ruta senderista que va pegada al río Pitarque hasta su nacimiento.

Para saber más: Pitarque

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Te tomo nota para un futuro viaje, aunque conozco algunos de estos pueblos otros no y tus recorridos son siempre acertados. Saludos Diego Araque

alfredo sarria dijo...

Gracias por leernos Diego.
Un abrazo.

Fdezmoya dijo...

Estoy preparando, con mucha ilusión, una escapada por todos los pueblos con encanto de la provincia de Teruel. He pedido la colaboración de nuestro amigos de ACmosMineria y me han enviado una buena información, entre las que se cuenta vuestro blogg. ¡¡Gracias, muchas gracias por tan magnifico reportaje sobre vuestra experiencia y por compartirla!!. Estoy sacando mucha infromación. Saludos y, repito, agradecimiento total.