3 de junio de 2014

Austria (1ª Parte)



Este verano de 2013 toca hacer un viaje que hace 2 años teníamos previsto hacer pero que por unas cosas u otras no pudimos llevarlo a cabo.
Si bien es cierto que en su mayor parte transcurrirá por tierras austriacas, también tocaremos algo de Francia, Hungría, Eslovaquia, República Checa y Alemania.
Este será un viaje super completo que nos deparará muchas experiencias y lugares inolvidables. 


 Itinerario del primer día de viaje. 

En principio este viaje lo íbamos a hacer un grupo de 4 autocaravanas, lo habituales, vamos. Pero a última hora la cosa se ha ido complicando y cada uno hemos tenido que hacer la salida como hemos podido, ya veremos si podemos coincidir en algún tramo del viaje.
Como viene siendo habitual en estos últimos años, preferimos salir de noche y  descansar 3 o 4 horas y seguir ruta, de esta forma avanzamos bastantes kilómetros.


Lugar de pernocta

En esta ocasión paramos al pasar Gerona, concretamente en Sant Juliá de Ramis, cerca de la autopista, pero lo bastante retirado como para que sea un lugar tranquilo donde dormir unas horas.
Hay una fuente donde se puede cargar agua.
GPS: 42 02 03.35 N 2 50 22.62 E


Parking en Millau.

Tras haber descansado unas horas y desayunar, partimos hacia el norte y entramos en Francia sin retenciones en la antigua frontera.
Nuestra siguiente parada es Millau. En esta ocasión no pasamos por el viaducto, nos metemos directamente al pueblo.


Parking en Millau.

El Viaducto ya lo vimos hace un año y pagamos por ello el astronómico peaje de ver tan colosal obra, por lo que esta vez pasamos de largo.
Nos vamos derechos al área de Millau, pero vemos que está retirada del pueblo y que es cara. Al estar 2 o 3 horas nada más, buscamos un parking para comer y después visitar el pueblo.
Aparcamos en una zona de sombra gratuita GPS: 44 06 15.31 N 3 04 54.44 E situado muy cerca del centro de Millau.
Hace calor esta tarde, tanto que la siesta se hace difícil de echar, y eso que estamos en la sombra. Cuando estamos hartos de sudar nos vamos a ver el pueblo.
Cuando preparé esta parada, además de hacerla para comer, pensaba que la visita de este lugar nos diría algo, pero, a pesar de no estar mal el pueblo, no nos dice gran cosa, a los hechos me remito, no consigo hacer una fotografía de algo que nos guste, motivo por el que no sale ninguna foto de este lugar.


Viaducto de Garabit.

Salimos de Millau hacia nuestra siguiente parada, el Viaducto de Garabit. Paramos en un área de servicio pegada a la autopista desde donde se contempla esta estructura de hierro que resulta ser un puente ferroviario que se alza 120 metros por encima del río Truyère.
GPS: 44 58 33.52 N 3 11 05.38 E


Viaducto de Garabit.

Como curiosidad, resaltar que fue construido por Alexandre Gustave Eiffel, el mismo que diseño la torre más famosa de Francia situada en París.
Para saber más:
Viaducto de Garabit


Lugar de pernocta en Saint Flour.

Llegamos a Saint Flour y nos dirigimos a su área de autocaravanas con la intención de pernoctar en ella. Al llegar vemos que todas sus plazas está ocupadas, aunque no hay problemas pues nos ponemos a unos metros en una explanada, acompañados por otras 3 o 4 autos más.


Lugar de pernocta en Saint Flour.

GPS: 45 02 07.66 N 3 05 51.34 E gratuito pero sin servicios, a escasos metros del área de autocaravanas.


Área de autos de Saint Flour.

Cenamos y le comento a Mati que podemos subir al pueblo que está encima de nosotros y que para ahorrarnos la caminata podemos ir en el ciclomotor que traemos este año como novedad de este viaje.
Dicho y hecho, lo bajamos del portamotos y subimos en él por la empinada carretera que lleva al pueblo.
Aparcamos arriba en el estacionamiento que hay a la entrada del pueblo, lugar donde se podría aparcar la auto para visitar el casco antiguo de Saint Flour, pero que hoy está ocupado por una carpa, ya que, al parecer, están de fiestas.
Damos un agradable paseo por este bonito pueblo, pero con la novedad de ir en el ciclomotor se me ha olvidado la cámara y no podemos hacer ninguna foto, una pena, porque este lugar sí que merece la pena ser fotografiado.



Itinerario del segundo día.

Tras una tranquila noche ponemos rumbo dirección a Alemania con la intención de atravesar Francia evitando en lo posible las caras autopistas francesas, por una ruta que ya me había estudiado y que discurre en su mayoría por zonas de autovías, nacionales que alternan dos y tres carriles y ya en la zona de Belfort nos incorporamos a la autopista (no es el que se ve en el mapa de arriba).
Conclusión: no merece la pena, ya que lo que te ahorras en peajes lo pierdes en tiempo y sobre todo en comodidad.



Parking de cascadas de Todtnau.


Cascadas de Todtnau.

A media tarde y después de arrepentirme de haber cruzado Francia por esta ruta, atravesamos Francia y nos metemos en Alemania, saliendo de la autopista a la altura de Friburgo, para ver las cascadas de Todtnau, una zona de la Selva Negra, con unos paisajes espectaculares.


Cascadas de Todtnau.

Estacionamos en el parking de las cascadas que a esta hora está casi está vacío, cosa que agradecemos pues así lo veremos mejor, GPS: 47 50 33.15 7 55 56.74


Cascadas de Todtnau.

Seguimos la senda que sale desde el mismo parking y tras unos 10 minutos llegamos a la caída de la cascada más grande y sin duda más espectacular.
Mati se queda aquí sentada esperándome, mientras yo subo por una senda por tramos algo complicada a lo alto de la cascada y sigo la ruta hasta la parte alta por donde transcurre el río antes de precipitarse a la zona por donde hemos venido. Al final se llega a una granja y una zona de prados donde pastan las ovejas y la cabras plácidamente.
Como conclusión de esta visita, lo más destacable es la cascada principal, ya que las demás son pequeñas en comparación con la primera. Lo recomendaría a los que estén por esta zona de la Selva Negra o pasen cerca de Friburgo, sobre todo por el bonito entorno.


Pernocta en Offenburg.

Seguimos avanzando kilómetros y al llegar a la altura de Offenburg en Alemania, decidimos buscar un lugar para pernoctar.
Buscamos en el navegador un área y encontramos una que está en un lugar privilegiado, al lado de un lago y una zona de chill out al lado. GPS: 48 27 29.59 7 56 13.86 E sin servicios pero gratuito.


Lugar de pernocta en Offenburg.

Me acerco  al área, pera a estas horas la puerta está cerrada al ser privada, pone un teléfono para que te abran, pero creo que mi nivel de alemán no da para tanto, además al lado hay un gran parking donde pasaremos la noche la mar de bien.
Cenamos y vamos a ver la zona de chill out. Es un lugar privilegiado, al lado de un gran lago y zonas que tienen habilitadas como playas donde el baño está permitido, un lujo de lugar vamos.



Itinerario del tercer día de viaje.

Seguimos ruta en este tercer día de viaje, por las autopistas alemanas, con la idea de acercarnos lo más que podamos a nuestro primer gran destino del viaje, Budapest en Hungría.


Parada en el área de autos del Ulm, Alemania.

A medio día paramos en la ciudad de nacimiento de Albert Einstein, Ulm pues nos viene de paso y teníamos ganas de visitar esta ciudad. Nos dirigimos al área de autos GPS: 48 24 25.01 N 10 00 33.57 E


Área de autocaravanas de Ulm.

El lugar es un gran parking compartido con turismos, gratuito con un borne de pago donde se puede tomar agua y descargar. Situado a 2 kilómetros del centro.
Buscamos desesperadamente la sombra de algún árbol que nos quite algo del intenso calor que está haciendo hoy, y tras algunas maniobras conseguimos estacionar debajo de un árbol, por lo menos para que mientras comamos no tengamos tanto calor.


Ulm.

Una vez que hemos cargado y descargado aguas, comido y descansado un rato, nos vamos hacia el centro de Ulm con el principal objetivo de ver su imponente Catedral, ya que su aguja es la más alta del mundo con 161 metros.


Catedral de Ulm.


Pórtico de la Catedral.

Una vez que estamos a los pies de la Catedral, se puede observar y darse cuenta de la magnitud de este monumento cuya primera piedra se puso en el año 1377, aunque no será hasta el año 1890 cuando se concluya la aguja.


Interior de la Catedral.

Pasamos al interior de la Catedral, atraídos por el contenido de la misma y para permanecer un rato alejados del intenso calor que hace fuera.
Como elemento más llamativo del interior destaca la sillería del coro tallado en madera en el Siglo XV. Otra atracción que se puede hacer es subir al lo alto de la torre, ahora si, hay que subir 768 peldaños o escalones.
Salimos de la Catedral y damos un paseo por el casco antiguo de la ciudad, que descubrimos menos bonita de lo que me imaginaba. Quizás las obras que se están llevando a cabo sean también causa de no encontrarle el encanto, así como el intenso calor que hace que busquemos constantemente la sombra y nos alejemos de zonas en las que el sol está dando de lleno.
Algo desencantados con Ulm, partimos para tratar de hacer los máximos kilómetros posibles.


Lugar de pernocta en Passau, Alemania.

Lo de la fama de las autopistas alemanas, en algunos casos es desmerecida, ya que encontramos algunos tramos con bastantes obras y otros, sobre todo desde Múnich hasta Passau con limitaciones de velocidad que no llegamos a entender, por tanto en todos los sitios cuecen habas como se dice en mi tierra.


Área de autocaravanas de Passau.

Llegamos a última hora de la tarde a Passau a orillas del Danubio y estacionamos en su área para pasar la noche. GPS: 48 34 25.95 N 13 26 43.44 E Existe una barrera para pasar, le das al botón para que se levante y te expide un ticket. Vemos que estamos al lado de una estación de trenes y pienso que vamos a tener mucho ruido, pero a esos de las 12 de la noche dejan de pasar trenes por lo que se hace el silencio.
Me gustaría que nos diéramos una vuelta por el centro, pero estamos bastante cansados de un día agotador en el que hemos hecho muchos kilómetros, por lo que desechamos la idea
A la mañana siguiente, me intereso por la forma de pago del área. En teoría tienes que pagar en el parking cubierto de enfrente en un cajero, pero nosotros a la mañana siguiente al ir a pagar me dice el cajero automático que no hay que pagar nada, mejor que mejor. Llenamos agua y tiramos grises y negras y re emprendemos la marcha.



Itinerario que seguiremos hoy.

Passau está prácticamente ya en la frontera con Austria, por lo que si no pasa nada este medio día llegaremos a Budapest después de cruzar Austria.
Al entrar a Austria en la antigua frontera existen unos establecimientos muy bien señalizados al borde de la autopista donde expiden las famosas viñetas para circular por las autopistas del país.
Nosotros de momento sacamos una de 10 días por 8 euros y la pegamos en le parabrisas para ser detectada por los numerosos arcos que atraviesan las autopistas y que funcionan a modo de controladores permanentes.


Lugar donde estacionamos la auto estos día en Budapest.

Tras cruzar Austria sin hacer ninguna parada, al llegar a la antigua frontera con Hungría toca sacar otra viñeta para poder circular por las autopistas de Hungría. Aquí las casetas son menos sofisticadas que las anteriores. Me bajo para hacer este trámite y nada más abrir la puerta de la auto recibo un golpe tremendo de calor. Me alarmo, ya que todo el viaje habíamos tenido el aire acondicionado de la auto, pero este calor no es normal me digo, es insoportable, como aquí en España cuando sube una ola de calor del Sahara, impresionante.
Pago los 13 euros de la viñeta, algo más caro y que perfectamente nos podíamos haber ahorrado, ya que nadie nos paró, ni existen detectores como en Austria, pero bueno, por ser la primera vez lo pagamos y salimos pitando hacia Budapest.


Primer lugar de parada en Budapest.

Nos dirigimos al primer parking que llevaba programado, concretamente en el Parque Népliget, situado al sur de Budapest, una zona tranquila y con abundante sombra. GPS: 47 28 35.68 N 19 06 40.67 E
Enseguida vemos que el calor que está haciendo no es normal, debe de tratarse de una ola de calor, ya que la temperatura es muy alta. Tenemos que comer en la auto con todas las ventanas cerradas y con el aire acondicionado trabajando a tope para mitigar el calor.
Aunque el lugar parece tranquilo, notamos la presencia de chavales que se dedican a captar clientes sexuales, ya que de vez en cuando para algún coche y algún chaval se sube y se marchan juntos, por lo que desechamos quedarnos.
Al mismo tiempo nuestros amigos nos hacen saber el lugar donde están ellos y para allá que nos vamos.


Pernocta en Budapest.

Llegamos a una callecita sin apenas tráfico y con bastante sombra. Aquí se encuentran Luisma, Tere y sus hijos que ya llevan unos días de viaje y mañana se marcharán dirección Viena. Tras los saludos de rigor, nos informan que toda la zona está bajo una ola de calor y que los otros dos miembros del grupo han optado por partir hacia Viena, a ver si allí el calor es menos sofocante.



Lugar de pernocta en Budapest.

Este lugar está bien para pernoctar, es gratuito, con sombra y además podemos coger una red wifi abierta, por lo que nos viene de perlas para poder wasear con la familia. GPS: 47 30 59.43 N 19 05 25.83 E situado en el Parque Városliget y muy cerca de los famosos baños de Széchenyi, que llevábamos intención de probarlos, pero con este tremendo calor, casi va ser que no.


Budapest.

Les dejamos descansar a nuestros amigos y que sigan metidos en la auto disfrutando del aire acondicionado y nosotros bajamos el ciclomotor y nos vamos hacia el centro de Budapest que según el navegador está a unos 4 o 5 kilómetros.


Budapest.

Partimos hacia el centro y enseguida notamos el intenso calor en nuestra cara. Vemos que la ciudad está en obras, lo cual será de agradecer en un tiempo pues les quedará muy bonita, pero ahora es un engorro.
Dejamos el ciclomotor en las inmediaciones de la calle Vaci Utca, que es una de las más conocidas de la ciudad.


Budapest.

Recorremos esta moderna calle y nos tomamos una cerveza en una terraza próxima al Mercado y comprobamos que lo mejor va a ser cambiar euros por florines, ya que en el cambio se aprovechan.


Budapest.

Cruzamos el Danubio por el puente de la Libertad, encontrándonos en la otra orilla los famosos baños Gellért en un bonito edificio. Subimos hacia la Ciudadela de Buda donde reside la parte más antigua de la unión de estas dos ciudades que en su día fueron independientes la una de la otra.



Parlamento de Budapest.


Pest, vista desde Buda.

La verdad es que las vistas de Pest desde esta parte de Buda son muy bonitas. Cuesta subir hasta aquí arriba, pero merece la pena subir por este momento mágico cuando el día


Castillo de Buda.

El lugar tiene sin duda un encanto especial, totalmente recomendable venir hasta aquí arriba a estas horas del día.


Puente de la Libertad, Budapest.


Mercado de Budapest.

Bajamos justo frente al puente más famoso y bonito de Budapest, el Puente de las Cadenas y nos vamos hacia donde hemos dejado el ciclomotor, haciendo una parada en el Mercado de Budapest contemplando su bonita fachada.


Parlamento de Budapest.

Para terminar el día, antes de marcharnos a la auto, volvemos a cruzar el Puente de la Libertad y hacemos una parada frente al Parlamento de Budapest un edificio que enamora nada más verlo, nos recuerda un joyero o una cajita de música al ser tan coqueto.


Catedral de San Esteban.

Amanece otro día y por lo que parece va a ser tan caluroso como el de ayer.
Nos despedimos de la familia de Miguelturra, ya que ellos van con adelanto y a nosotros nos queda todo por ver y nos ponemos en marcha una vez más motorizados.
Nos dirigimos al Parlamento para concretar la hora de visitas al edificio con guía en castellano. Una vez realizada la reserva de las entradas nos vamos a ver otras partes de la ciudad.


Interior de la Catedral.

Entre el Parlamento y la Gran Sinagoga nos encontramos con la Catedral de San Esteban.



                                     Gran Sinagoga de Budapest.



                                  Interior de la gran Sinagoga.

Nuestro primer objetivo va a ser la Gran Sinagoga de Budapest, al parecer, la segunda más grande del mundo con 3000 asientos.


Interior de la Sinagoga.

Vemos algo caro el acceso a la misma, 10 euros tienen la culpa, aunque si resulta ser bonita lo daremos por bien empleados.
Lo primero que hay que hacer es cubrirse la cabeza los hombres y los hombros las mujeres.
Este templo no es muy antiguo, se construyó entre los años 1854 y 1859 y es bastante bonito, llama la atención su estilo neomorisco inspirado en la arquitectura islámica del norte de Africa y la España morisca sobre todo de la Alhambra.



Gran Sinagoga.

Además se puede visitar el museo judío, el templo de los héroes dedicado a los judíos húngaros que perecieron en la I Guerra Mundial y el cementerio judío, vamos que unos 2 o 3 horas se puede echar perfectamente aquí,por tanto el precio no está mal.
Tenemos visita al Parlamento a las 14:30 horas por lo que antes de entrar comemos en las inmediaciones del Parlamento.
El calor, según una guía turística que hemos oído en la Gran Sinagoga, no es normal, ellos que no están acostumbrados están bastante mal con las altas temperaturas y confían en que pase lo antes posible.
Así se entiende que el Ayuntamiento haya montado diversos puntos donde ofrecen agua a los turistas, cosa que se agradece.


Interior del Parlamento.

Los exteriores del Parlamento no se libran de las obras que se están llevado a cabo en la ciudad y aquello parece un caos, entre el calor y el polvo que levantan las máquinas.


Parlamento de Budapest.

Este edificio no es antiguo, ya que se construyó entre los años 1885 y 1904, siendo el mayor edificio de Hungría.
Si por fuera es una monada, por dentro es todavía más. Está decorado con mármol y oro, siendo el acceso por la escalera principal una pasada.
La sala más importante del Parlamento donde se muestran las joyas de la corona no permiten hacer fotografías, ante la atenta mirada de unos serios y fornidos soldados.


Interior de la cámara.

Existen dos cámaras en el Parlamento, una donde se celebran las reuniones de los diputados y otra que la han dejado como atracción para los turistas, que es la que evidentemente nos enseñan, aunque según la guía la otra sala es exactamente igual a la que estamos viendo, realmente bonita y espectacular.


Plaza de los Héroes, Budapest.

Terminada la vista al Parlamento, que en nuestra opinión es totalmente recomendable y no hay que dejar de hacerla, nos vamos hacia la parte de la ciudad donde tenemos estacionada la auto.
Hacemos una parada en la Plaza de los Héroes, lugar altamente importante de esta ciudad, ya que en esta Plaza están las estatuas de los líderes de las 7 tribus magiares que fundaron Hungría en el Siglo IX.


Museo de Budapest.

Esta Plaza es un lugar bastante coqueto y su entorno también. Dejamos el ciclomotor estacionado y nos dedicamos a dejarnos llevar por el entorno de la Plaza.


Castillo de Vajdahunyad, Budapest.

Nos metemos en el Parque de la ciudad y nos topamos con el bonito castillo de Vajdahunyad, al parecer una copia del castillo de Transilvania, y una curiosidad, en 1896 se levantó con cartón piedra y al tener una gran aceptación fue motivo para que se construyera con ladrillo y piedra.
Actualmente alberga al Ministerio de Agricultura.


Iglesia en Budapest.

También vemos esta bonita Iglesia, pero están rodando algún tipo de anuncio o algo parecido y no permiten el paso a los turistas.


Castillo de Vajdahunyad.

Salimos del complejo por una zona muy bonita con su torre y sus preciosas almenas.


Lago junto al castillo.

Anoche visitamos este lugar antes de regresar a la auto, pero es de día cuando mejor se aprecia este lugar de recreo que por la noche se transforma en un lugar de copas donde relajarse y oír tranquilamente música.


Iglesia de San Matias.

Nos desplazamos al Bastión de los Pescadores cuando va anocheciendo, otro lugar muy bonito de la ciudad al otro lado del río, osea en Buda.
Se trata de una terraza de estilo neogótico y neorrománico situada en la colina del castillo real de Budapest.


Esteban I de Hungría.

Fué construido entre los años 1895 y 1902 y dispone de siete torres que representan a las 7 tribus que se establecieron en esta zona y que fundaron el país de Hungría.


Parlamento de Budapest.

Este armónico conjunto se denomina Bastión de los Pescadores, ya que fue un grupo de pescadores los que defendieron la ciudad en la Edad Media.
Las vistas desde este enclave son espectaculares, sobre todo del Parlamento.


Puente de las Cadenas, Budapest.

Compramos pan y unas cervezas en un pequeña tienda del Bastión y como llevamos jamón y queso nos bajamos a orillas del Danubio, cerca del Puente de las Cadenas y nos hacemos unos bocatas que devoramos sentados frente al río, mientras contemplamos los barcos que hacen el crucero por el Danubio.


Puente de las Cadenas y Castillo de Buda al fondo.

Para terminar la noche nos tomamos un café en una terraza junto al lado del Puente de las Cadenas con las magníficas vistas de esta parte de la ciudad. Estamos encantados con Budapest, es una ciudad que te enamora y que tiene un encanto muy especial.


Residencia del primer ministro, Budapest.

Esta mañana la vamos a dedicar a visitar el complejo del Castillo de Buda. Para ello nos ponemos de nuevo en marcha con el ciclomotor que ha sido un acierto traerlo ya que nos está ahorrando muchos pasos y tiempo en los desplazamientos.



Guardia.

Llegamos hasta la misma puerta del Castillo o Palacio de Buda, cosa imposible de hacer si no es así, y dejamos aparcado el ciclomotor a escasos metros de la residencia del Primer Ministro de Hungría. Además tenemos la suerte de ver el cambio de guardia en la puerta.


Castillo de Buda.


Fuente.


Castillo de Buda.


Vistas de Pest desde Buda.

Visitamos todo el conjunto del Castillo y nos asomamos a la terraza desde se ven una espectaculares y bonitas vistas del río Danubio, el Puente de las cadenas, el Parlamento y la ciudad de Pest.


Panorámica.


Calle de la zona del Castillo de Buda.

Esta parte de la ciudad es muy bonita y callejear por las empedradas callecitas descubriendo bonitas fachadas de edificios y casa particulares es totalmente recomendable, aquí pasamos otro rato de la mañana sin prisas, hasta bajarnos de nuevo a Pest.


Mercado de Budapest.

Antes de marcharnos de Budapest, nos pasamos por el Mercado, otro de los puntos que no hay que dejar de ver. Aquí hay infinidad de turistas, mucho de ellos españoles que como nosotros han pensado que el Mercado es un buen lugar para comer, cosa que podemos constatar. Gastamos los últimos florines que nos quedaban en la comida y en los recuerdos y con pena ponemos fin a nuestro paso por Budapest, una de las ciudades que más nos ha cautivado y que dejamos en la lista de los lugares que algún día volveremos.


Ruta entre Budapest y Bratislava.


Lugar de pernocta en Bratislava.

Nos ponemos en ruta hacia la capital de Eslovaquia Bratislava  no sin antes detenernos en un área de la autopista para cargar agua, cosa que vemos que es posible en dichas áreas que las hay y son frecuentes.



Pernocta en Bratislava.

Estacionamos en un gran parking junto al Danubio, pero en la otra parte de la ciudad. Es una zona de recreo donde hay una parte con playa artificial donde la gente toma el sol. GPS: 48 08 08.30 N 17 06 58.25 E  gratuito y sin servicios, aunque en la zona de recreo, a unos 300 metros, hay wifi abierta.


Castillo de Bratislava.

Tras dejar la auto estacionada nos vamos hacia la parte alta de la ciudad, subiendo por una senda con una barbaridad de escalones, hasta que llegamos al castillo.


Castillo de Bratislava.

Pese a que este edificio se empezó a construir en el Siglo X, lo que podemos ver en la actualidad es una reconstrucción que se llevó a cabo en el Siglo XX, ya que el mismo presentaba un estado ruinoso, aunque se intentó que la reconstrucción fuera una copia del que fue reconstruido por última vez en el Siglo XVIII.


Panorámica de Bratislava y el puente nuevo.

Sorprende la sobriedad y la blancura radiante de los muros del castillo, aunque lo que más impresiona son las vistas del Danubio y de Bratislava.


Edificios modernos de Bratislava.

Otra cosa que nos ha llamado la atención al entrar por la autopista en la ciudad, es la cantidad de edificios modernos que se ven, así como zonas muy nuevas, lo que denota un esfuerzo por modernizar la ciudad.


Castillo de Bratislava.

Actualmente el Castillo alberga el Museo Nacional Eslovaco, así como la residencia oficial del Presidente dela República Eslovaca.
A estas horas ya no se puede acceder al interior del castillo, por lo que nos tenemos que conformar con verlo desde fuera.


Bratislava y el Castillo al fondo.

Bajamos hacia el casco antiguo de la ciudad, después de la primera toma de contacto con la ciudad desde el Castillo, lugar desde el que se puede apreciar las dimensiones y características de la ciudad.


Bratislava.

Es bonita la ciudad, aunque no se pude comparar con Budapest evidentemente, le falta el encanto de ésta última, aunque vemos una ciudad pequeña, acogedora, limpia y que va a más.


Bratislava.


Bratislava.

Deben de estar en época de festivales, ya que llegamos a una Plaza donde se está celebrando un concierto y hay congregadas un gran número de personas y se respira un buen ambiente.


Bratislava.


Bratislava.


Man At Work.

Llegamos a una de las figuras más fotografiadas de Bratislava, que representa a un hombre metido en un agujero que está observando tranquilamente a la gente que pasa por el lugar.


Castillo de Bratislava.

Callejeamos un poco más por el casco antiguo de la ciudad que no es muy grande y se ve bien en dos o tres horas y regresamos a la auto, pasando por bulevares con terrazas llenas de gente, llevándonos la impresión de que Bratislava es una ciudad próspera y llena de posibilidades.


Danubio y el Castillo de Bratislava.

Después de cenar nos acercamos a la zona de recreo que hay cerca del parking y aprovechamos para conectarnos a la red wifi abierta para wasear con la familia.


Castillo de Bratislava.

Pasamos una noche tranquila y consideramos que vamos a seguir ruta y marcharnos a Viena, donde realmente empieza el viaje que da título a este viaje:
Austria, pero eso será en la próxima entrada.





No hay comentarios: