19 de marzo de 2013

El Molinar y Santuario del Cristo




En el Sur-Este de la provincia de Albacete hay un rinconcito muy bonito. Se trata de una ruta senderista que parte de la Presa del Molinar y la visita a la Ermita del Cristo de la Vida en la pedania de El Barrio del Santuario perteneciente a Villa de Ves.


Panorámica del lugar.

Camino por encima de la presa del Molinar

En el límite de las provincias de Albacete y Valencia existe un lugar poco conocido, que da para pasar un estupendo día en plena naturaleza.
Esta es la primera ruta que publico que la hacemos sin autocaravana, pues nos pilla bastante cerca de casa, por lo que nos desplazamos en coche hasta la presa del Molinar.


 Ruta senderista.

Para ello cogemos la carretera N-322 y al llegar a la altura de Alborea nos desviamos hacia Casas de Ves y poco después pasamos por Villa de Ves.
De pronto la carretera estrecha y llana parece perder la razón y se aboca sinuosa hacia la presa del Molinar que contiene las verdes aguas del río Jucar.


 Grafiti.

Las vista desde aquí son excepcionales y por momentos dan algo de mareo. Pasamos al lado del Barrio del Santuario, una pequeña pedanía de Villa de Ves, que dejaremos para después de la ruta senderista.
Si se llega hasta aquí con autocaravana es mejor dejarla aparcada aquí: GPS 39 12 41.77 N 1 15 06.45 W, ya que más cerca de la presa la carretera se complica mucho.

Cruzamos la presa y dejamos el coche aquí, GPS: 39 12 25.78 N 1 14 27.75 W.
Se puede seguir un poco más pero es mejor dejarlo en este estacionamiento.


 Ruta senderista.

La ruta discurre paralela a la margen derecha del río Júcar río abajo dirección a la provincia de Valencia y nuestra intención es llegar hasta la vieja central situada río abajo unos cinco o seis kilómetros.


Río Júcar.

La senda por la que vamos caminando es amplia y en buen estado, por lo menos en este primer tramo. De vez en cuando se asoma a los cortados que forma el río y podemos admirar los tonos tan bonitos de sus aguas.


 Río Jucar.

El día es invernal, estamos en pleno mes de Noviembre y la temperatura no es muy alta, aunque tenemos suerte pues rodeados de tanto cerro el empuje del viento es menor.


 Algunos túneles en la ruta.

Paramos a desayunar y descansar un poco, y la paz y el silencio es completo. Sabía que esto no era muy transitado, pero es que todavía no hemos vista a nadie.


 Central Hidroeléctrica Española.

Al fin llegamos a la Central abandonada propiedad de Hidroeléctrica Española, construida en 1910 y actualmente en estado de abandono.


Interior de la Central.

Antes de llegar a la Central nos han adelantado tres chicos que hacen la misma ruta pero en bicicleta, otra forma de hacerla la ruta, aunque hay tramos en los que hay que bajarse de la misma ya que la senda se estrecha mucho.
En la Central volvemos a coincidir con ellos, serán los únicos que veamos en toda la ruta.


 Río Jucar.

A partir de la Central, no se si se puede seguir río abajo dirección Jarafuel ya en la provincia de Valencia. Creo que hay que cruzar el río y que sale un camino por la otra margen, pero al no hacerlo no lo puedo confirmar.


De vuelta a la presa del Molinar.

Nosotros volvemos sobre nuestros pasos donde hemos dejado el coche.


 Vistas de la ruta.

La verdad es que el lugar es precioso, y eso que estamos en pleno invierno y la vegetación no es la misma que en verano.


 Ruta senderista.

Creo que una época buena para visitar este lugar es en primavera y especialmente en verano, pues se puede uno dar algún que otro chapuzón en las limpias aguas del río.


 Río Jucar.

 Río Jucar.

El abanico de colores es espectacular: el rojo de las montañas, el verde de los pinos y el azul de las aguas del río Júcar.


Pozas del Júcar.

Me da envidia que no sea verano para darme un remojón.


 Un ave, bañándose.

Alguno que otro no pierde la oportunidad de darme el chapuzón que a mi me apetece.


 Antiguas cuevas en los bajos de la montaña.

Conforme nos vamos acercando de nuevo a la presa del Molinar vemos algunas cuevas en las faldas de la montaña que en día estuvieron habitadas.


Grandes paredes verticales.

 Paredes verticales.

También vemos que el lugar es muy bueno para la escalada


 Vistas de la ribera del Júcar.

 De nuevo las pozas.


Poblado del Molinar.

Llegamos al poblado del Molinar, las antiguas instalaciones que la Hidroeléctrica Española tenía en las inmediaciones de la Presa del Molinar y no nos resistimos a explorar las casas.


 Poblado del Molinar.

Las instalaciones hace ya años que se abandonaron. Sorprende la infraestructura que había aquí con bastantes casas, talleres, oficinas y hasta una pequeña Iglesia.


 Poblado del Molinar.

Actualmente, parece que una comuna hippie está utilizando las instalaciones, como lo confirma que cuando nos marchamos, llega uno de ellos.


Lugar privilegiado.

Menos mal que nos hemos encontrado a esta persona cuando salíamos, si nos llegamos a cruzar con él dentro de alguna vivienda el susto habría sido considerable.


 Presa el Molinar.

 Presa de El Molinar.

 Presa de El Molinar y al fondo el Barrio del Santuario.

Cogemos el coche, habiendo tenido que ayudar a una familia a retirar un árbol que había atravesado en el camino, motivo por el que nosotros hemos tenido que dar la vuelta esta mañana y nos vamos hacia el Barrio del Santuario.


 El Molinar desde la Ermita.

Para acceder al Santuario hay que subir  una empinada cuesta, si uno no se atreve es mejor dejar el vehículo un poco más abajo, GPS: 39 12 39.54 N 1 15 29.12 W


 Ermita del Cristo de la Vida.

La Ermita en sí no es que sea demasiado interesante. Sí que posee en su interior un retablo y un órgano del Siglo XVII, aunque una vez más y casi como es habitual en todas partes, no podemos ver nada pues el monumento está cerrado. Lo bonito de subir hasta aquí son las vistas.


 El Barrio y la presa del Molinar.

Estamos en uno de esos lugares con un potencial extraordinario. El pueblecito enclavado en lo alto de los cortados y una impresionante masa de agua para practicar cualquier deporte acuático.


 Ermita.

Una vez más hago la comparación con nuestro país vecino, Francia. Si en ese país tuvieran un pueblo así, estoy seguro que estaría mejor aprovechado.


 Ermita del Cristo de la Vida.

Todo este entorno, la situación del pueblecito, con sus vestigios de un pasado digno, como lo atestiguan los restos de muralla defensiva, las numerosas cuevas que rodean al Santuario.


 Restos de murallas y cuevas.

A su vez la presa del Molinar donde con una buena política de aprovechamiento podría atraer a numerosos turistas a la zona.


 Ermita del Cristo de la Vida.

La cantidad de rutas senderistas que se pueden hacer por las inmediaciones, etc, etc.
Es una pena que este entorno no esté mejor aprovechado.


 Presa del Molinar.

Tiene uno la sensación de que este rico potencial no está aprovechado y que en otro lugar sería un destino muy a tener en cuenta y que atraería riqueza, pero estamos en España y en la provincia de Albacete.


 Ermita.

Regreso súbitamente a la realidad y me dejo de sueños imposibles, para hacer las últimas fotografías del entorno.


 El Barrio del Santuario.

Si que se ve alguna casa arreglada en el pueblecito y creo adivinar algunas casa rurales que desde hace unos años han proliferado como setas, quizás por la subvención que llevaban consigo, pero vamos que en esta época del año, no hay mucho que ver, ni siquiera vemos un bar donde comer.


El Barrio del Santuario y El Molinar.

Por ello, nos marchamos de este bonito e interesante lugar con el consejo de que merece la pena pasar un buen día por aquí y animando a los que no lo conozcan a acercarse a este rincón de la provincia de Albacete.
Para finalizar la ruta, paramos en Alborea para comer y poner en orden los detalles de la ruta.
Con la esperanza de que esté abierta de Iglesia del pueblo, denominada la Catedral de la Manchuela, y que merece la pena ver, vamos a dar una vuelta pero vemos que siguiendo la tradición de este país, la Iglesia está cerrada, por lo que ponemos fin a esta interesante ruta.

5 comentarios:

Con autocaravana y sin ella dijo...

Me gusta mucho el senderismo y esas fotografías demuestran que es una bonita ruta.
¡Lástima que me quede tan lejos!

Anónimo dijo...

Muy bueno el relato y las fotos y como no el entorno en general, gracias pienso visitarlo en cuanto pueda, lastima no comentas donde dejar la AC.

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de cuentos y relatos, por mi parte te pediría un enlace hacia mis web de cuentos y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

si estas de acuerdo me responde con un mensaje a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

El de siempre dijo...

Me ha gustado la ruta descrita. Yo personalmente, agradeceria que toda la información que aquí figura se pudiera descargar en un archivo en pdf para después consultar con detenimiento.
Saludos desde Santander

Bárbara dijo...

Buena entrada, el sitio lo conozco como la palma de mi mano ya que mi madre es de allí. Solo quería aportar algo. Para ver la ermita ,normalmente siempre está cerrada, menos en esta época ya que el dia 14 de septiembre se celebra la romería del cristo de la vida, antes de ir, se puede ir al bar de Villa de Ves (Ojo no del barrio, sino del pueblo que pasas antes de empezar a bajar la montaña) y pedir la llave, se suele dar sin problema haciendo entrega del DNI para devolvertelo cuando la devuelvas. Un saludo