31 de enero de 2012

Ávila, Salamanca y La Vera.


Es Semana Santa de 2011 y queremos repetir viaje el grupo que el año pasado estuvimos por Marruecos.
Pero esta vez nos quedamos más cerca de casa, donde hemos preparado una buena ruta por Ávila, Salamanca, La Alberca, la comarca de La Vera, etc., unos lugares que no conocíamos y que conforme vayamos descubriendo nos cautivarán y nos enamorarán.
Partimos al encuentro del cuarto miembro del grupo y tras los saludos de rigor reemprendemos la marcha, ya que tenemos que pernoctar en Ávila.

Pernocta en Ávila.

Llegamos ya entrada la noche y nos dirigimos a un buen lugar para estacionar y pernoctar, GPS: 40 39 39.83 N 4 42 16.48 W . Gratuito y sin servicios, aunque muy cerca de las murallas.
En casa habíamos encargado un pastel típico marroquí para la cena, así recordamos en parte el viaje que tanto nos gustó del año pasado.
La noche es fría y no podemos casi ni hablar fuera de las autos, a diferencia del año pasado que no teníamos problema para esto, aquí la temperatura no es tan benigna.

Subiendo para la ciudad.

La noche ha sido tranquila y hemos podido dormir bastante tranquilos.
Esta mañana toca visitar la ciudad amurallada de Ávila, por lo que nos encaminamos hacia arriba y bien abrigados.

Situación del parking.

Entramos a la ciudad por una de las puertas de la muralla, concretamente por la Puerta del Carmen.

Puerta del Cármen.

Es Sábado y la ciudad parece aún dormida y la gente está metida en sus casas con la calefacción puesta a tope, pues las calles están algo desérticas.

Mercado Chico y Ayuntamiento.

Llegamos a la Plaza del Mercado Chico y del Ayuntamiento y aquí tampoco se ve mucho ambiente que digamos.

Catedral de Ávila.

Callejeando llegamos a la Plaza donde está ubicada la imponente Catedral de Ávila y para variar también está cerrada y no la podemos ver.

Puerta de San Vicente.

La mañana parece que va mejorando y el calorcito se hace presente. Vamos andando sin rumbo fijo y nos plantamos en la Puerta de San Vicente, donde está estacionado el típico trenecito turístico.
 
El trenecito.

Esta es una forma diferente de ver la ciudad, que aunque no es muy grande si que te van diciendo las cosas al tiempo que las ves.

Convento de Santa Teresa.

El trenecillo nos va metiendo por las callejuelas y hay que ver que maña se da el conductor, como afina el tío.

Puerta del Alcazar.

La ciudad va activándose y se van llenando las calles de turistas y ciudadanos de Ávila. El paseo por las murallas de la ciudad se hace agradable.
 
Puerta de la Santa.

Seguimos callejeando y vamos descubriendo lugares muy bonitos y rincones encantadores, es lo bueno de visitar una ciudad pequeña.


Algunos no pueden reprimir las ganas de rodar. Llegamos al final de nuestra visita a la ciudad de Ávila y volvemos a salir por donde habíamos entrado. Cuesta abajo, algunos se atreven a bajar rodando por la pendiente tupida de verde césped.


Le decimos hasta luego a las murallas de Ávila. Partimos de Ávila rumbo a Salamanca donde tenemos intención de pernoctar y ver la ciudad. Llevamos 2 o 3 sitios para pernoctar, pero al final nos decidimos por el más bonito de ellos y el que mejor está ubicado y aunque por algún foro había leído que había habido algún problemilla de seguridad nosotros no le tendríamos y solo puedo recomendarlo.
 
Pernocta en Salamanca.

El lugar es el parking de la Santísima Trinidad, GPS: 40 57 16.68 N 5 40 04.46 W . gratuito sin servicios y muy bien situado para ver la ciudad.

Hacia el centro de la ciudad.

Después de comer nos vamos para el centro de la ciudad. Atravesamos el puente que comunica el parking con la ciudad a la vez que apreciamos el cauce del río Tormes.

Salamanca y el río Tormes.

 La tarde es espléndida e invita a pasear tranquilamente por Salamanca.

El amor siempre está presente.

Conforme vamos cruzando el puente, nos deleitamos viendo el vuelo de unas palomas adornadas con vistosos colores. En esto un salmantino ya entrado en años nos recrimina que no le dejamos pasar, como si tuviéramos ojos en el cogote, joer qué humos, claro estará cansado de los turistas.

Catedral de Salamanca.

Aquí hay más ambiente que en Ávila, se nota el bullicio de la ciudad.
 
Palacio de Anaya.

La tarde es muy agradable e invita a la gente a tumbarse en el verde césped.
 
Casa de las Conchas.

Si Ávila es pequeñita y se ve enseguida, Salamanca, aunque de mayores proporciones, tiene lo bueno que está todo muy junto y también se ve con relativa facilidad. Enseguida nos plantamos en la famosa casa de las Conchas.

Plaza Mayor de Salamanca.

Convergemos en el centro neurálgico de la ciudad: La Plaza Mayor, tan bonita y sobria.

Ayuntamiento de Salamanca.
 
Universidad de Salamanca.

Nos vamos hacia la Universidad, a ver si se nos pega algo que falta nos hace.

La famosa ranita encima de la calabera.

Aquí no podía faltar la típica y famosa competición para ver quien es el primero en localizar la ranita encima de la carabela.

Patio de la Universidad.

Nos metemos en el bonito patio de la Universidad.

Bonitas y extrañas formas.

Podemos ir apreciando las figuritas de piedra, estilo gárgolas que decoran el patio.

Escuela de hosteleria.

Alguna casita con muy buen gusto como la de la fotografía. Nos retiramos a casa pues hay fútbol, partido de liga entre los 2 clásicos del fútbol español y hay que verlo tranquilamente en las autos.

Se acerca el momento del partido.

Hacemos una porra para premiar al que acierte el resultado del partido, que como siempre gana quien menos sabe de fútbol, evidentemente.

Salamanca de noche.

Hemos dormido plácidamente y muy tranquilos y esta mañana tenemos que dar una vueltecita de nuevo por la ciudad.

Pescadores junto al río Tormes.

Antes de que el grupo salga para el centro, damos una pequeña vueltecita por la ribera del río, que discurre tranquilo.

El Tormes a su paso por Salamanca.

Los pescadores están pasando la mañana pacientemente en las orillas del río, por lo que parece, debe haber buena pesca, pues hay bastantes de ellos.

Momento de relax y con unas vistas magníficas.

En vez de salir todo el grupo junto, cada uno salimos por nuestra cuenta, dándonos la mañana libre y que cada cual haga la visita según le antoje.
Unos de procesión, otros subiendo a la torre de la Catedral, otros tomando algo por las muy buenas cantinas de la ciudad, etc.
Después de comer partimos hacia Ciudad Rodrigo.

Parking de Ciudad Rodrigo.

Aparcamos en un buen estacionamiento, gratuito y muy bien situado, GPS: 40 36 00.42 N 6 31 55.51 W , y desde aquí tan solo tenemos que pasar por debajo de las murallas para entrar en el estupendo casco antiguo de Ciudad Rodrigo.

Entrada a la ciudad

Lo primero que vemos es la magnífica Catedral de Ciudad Rodrigo.

Catedral

Pasamos también al magnífico Claustro.

Claustro de la Catedral.

Todo el conjunto denota la importancia que debió de tener en su día Ciudad Rodrigo.

Casa de la Marquesa de Cartago.

Sorprende esta ciudad, pues hay innumerables edificios antiguos y muy bien conservados.

Escudo de la casa de la Marquesa de Cartago.

El casco antiguo está rodeado de murallas y no es muy grande y es aconsejable dejarse llevar e ir descubriendo los tesoros que esconde esta ciudad.

Toro de piedra junto al Parador Nacional.

Subimos a la parte alta de la ciudad y vemos el estupendo Parador Nacional junto a las murallas y muy bien restaurado.

Foto de grupo junto a las murallas.

Desde este lugar tenemos unas vistas espectaculares de los alrededores de Ciudad Rodrigo, ademas la tarde es perfecta y nos lo tomamos con calma.

Casa de los Vázquez.

Merece la pena perderse por las callejuelas e ir admirando el rico patrimonio de los habitantes de Ciudad Rodrigo.

Ayuntamiento.

Hemos dado la vuelta a la ciudad y hemos llegado a la Plaza Mayor, donde destaca por encima de los muchos inmuebles importantes, el Ayuntamiento.

Otro edificio singular y bello.

La Plaza está llena de edificios muy bonitos y muy bien conservados.
Tomamos unos refrescos en una terraza y nos deleitamos rodeados de bellos y antiguos edificios.

Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo.

Tras este merecido descanso, decidimos seguir adelante con nuestra ruta que nos llevará a un rincón encantador y sumamente bonito:
La Alberca.

Área de La Alberca.

Estacionamos en la estupenda área para autocaravanas de La Alberca situada aquí: GPS 40 29 18.39 N 6 06 57.15 W con carga y descarga de aguas y gratuita y situada a la salida del pueblo en un lugar privilegiado.

Plaza de La Alberca.

Nos damos una vuelta por el pueblo para una primera toma de contacto y la verdad es que pasear por aquí es volver al pasado, no defrauda en absoluto, y es una de esos lugares del que no te cansas de visitar y recorrer sus callecitas antiguas.

Monasterio de las Batuecas.

Esta mañana la vamos a dedicar a hacer una ruta senderista hasta el Monasterio de las Batuecas. Salimos de La Alberca por una ruta que no nos lleva a ningún lado y parte del grupo decidimos volver por nuestros pasos y llegar con una auto. El resto opta por hacer la dura ruta y quedamos en el Monasterio.

Paisaje cerca del Monasterio.

La bajada al Monasterio es espectacular, carretera muy virada pero el paisaje magnífico. Estacionamos en una zona de ocio, GPS: 40 27 25.77 N 6 08 09.60 W  que están haciendo y desde aquí pilla muy cerca el Monasterio.
Después de una buena espera al grupo que optó por hacer la ruta muy dura, éstos al fin llegan y tras hacer un poco más de piernas río batuecas arriba, nos vamos para el pueblo a comer, pues ya es bastante tarde.

Aparcamiento en Peña de Francia.

Nos vamos a ver Peña de Francia, pues es un lugar que no hay que perderse si uno está por esta zona.
El parking está aquí: GPS 40 30 50.16 6 10 10.43 W .
El acceso se hace a través de una carretera que también se las trae, aunque se llega arriba sin dificultad.

Santuario y repetidor de la Peña de Francia.

Las vistas de toda la comarca desde aquí son fantásticas, se ve muchos kilómetros de toda la zona esta. Hace un aire que pela aquí arriba, que frío debe hacer en invierno, no se como los monjes pueden estar aquí en esas épocas.

Entorno de Peña de Francia.

Damos una vuelta por el complejo formado por una capilla y una iglesia y nos bajamos para La Alberca pues va a anochecer pronto y queremos ver alguna tienda del pueblo antes que cierren.

La Alberca.

Efectivamente aún hay algunas tiendas abiertas y nos dedicamos a ver lo típico de la zona que como podréis adivinar gira entorno a los jamones, embutidos, etc., aunque ya hemos comprado algo en una fábrica a las afueras del pueblo.

Callejuela en La Alberca.

Plaza de La Alberca.

Vemos una cosa curiosa mientras estamos tomando unos vimos en una taberna cochambrosa pero de mucho encanto, recomendable, y es una mujer tocando una campanilla, algo así como llamando a las ánimas, costumbres ancestrales que aquí se siguen manteniendo.

Plaza La Alberca.

Todas estas cosas le dan a este pueblo tan castigado con la emigración que sufrió un toque singular y hasta mágico.

La Alberca.

Tras recorrer de nuevo las callejuelas del pueblo, pasar a la iglesia donde las mujeres todavía van con los pañuelos en la cabeza, tomar unos vinos en la taberna cutre, nos vamos para nuestras acs, pues el frío empieza a hacer acto de presencia.
Las sensaciones que nos llevamos de La Alberca son maravillosas y uno no puede decir nada más que,  hasta pronto.

Parking en Mogarraz.

Nuestro primer destino de hoy es Mogarraz.
Aparcamos en una zona de parking sita aquí: GPS 40 29 36.27 N 6 03 06.93 W

Mogarraz.

Mogarraz.

Este es otro pueblecito encantador, quizás no tan turístico como La Alberca, pero también muy bonito y en el que merece la pena una parada.

Mogarraz.

Mogarraz.

Mogarraz.

Mogarraz.

Mogarraz

A mi me ha encantado Mogarraz que se ve en poquito tiempo y si cabe es más coqueto, que no bonito que La Alberca.
Ponemos rumbo a San Martín del Castañar otro pueblecito de la Sierra de Salamanca.

Parking San Martín del Castañar.

Estacionamos las autos aquí: GPS 40 31 23.73 N 6 03 46.16 W que no es muy amplio y hay que hacer alguna maniobra, pues aquí los pueblos son pequeños y además es la sierra.

San Martín del Castañar.

El cielo aquí está encapotado y está amenazando con llover, habrá que no entretenerse demasiado no nos vaya a sorprender la lluvia.




San Martín del Castañar es si cabe más pequeñito que Mogarraz y yo diría que es hasta más auténtico si cabe. Es sorprendente lo bonita que es esta zona de Salamanca.

Iglesia de San Martín del Castañar.

Restos del Castillo y plaza de toros.




San Martín del Castañar.

Parking Sequeros.

Cuando llegamos a Sequeros empieza a llover por lo que nos desluce algo la visita a este pueblo.
Aparcamos aquí: GPS 40 30 44.20 N 6 01 20.72 W

Resguardandonos de la persistente lluvia.

Aún así, localizamos una casa donde su dueño hace unos licores caseros típicos de la zona y tras la cata, le compramos al hombre unas cuantas botellas.

Sequeros.

Decir que Sequeros nos decepciona un poco, ya que o bien por la lluvia o porque el pueblo no da más de sí, es el que menos nos ha gustado.

Parking Miranda del Castañar.

Si Sequeros nos ha dejado algo indiferentes, Miranda va a hacer que la cosa cambie, pues este lugar es muy bonito.

Aparcamos junto al castillo, GPS: 40 29 04.55 N 5 59 54.21 W buen sitio para pernoctar, al lado del casco antiguo y tranquilo por la noche.

Castillo de los Zúñiga, Miranda.

Aquí vamos a pasar el resto de la tarde y pernoctaremos,por lo que nos lo tomamos con tranquilidad y el grupo se descompone para que cada cual haga la visita por libre y se detenga donde mejor considere.

San Martín del Castañar.



San Martín del Castañar atrae a más turistas que los pueblecitos que hemos visitado hoy, nos da la sensación de ser la capitalilla de esta zona.



Conforme nos adentramos por la empinadas y tortuosas callejuelas de San Martín del Castañar, ante nosotros van apareciendo bellos rincones y construcciones antiguas que evocan un pasado lleno de historia.


Es altamente recomendable dejarse llevar por la intuición y las ganas de perderse por las piedras de este lugar.
Cuando cae la noche la tranquilidad es abrumadora y podemos dormir estupendamente.

Parking en Candelario.

Seguimos nuestra ruta y ahora ponemos rumbo a Candelario.
Aparcamos junto al polideportivo, GPS: 40 22 10.44 5 44 41.41 W muy bien situado y sin servicios.

Puerta típica de Candelario.

Candelario es otro de esos pueblecitos en los que da gusto perderse. Tomamos su calle principal, la calle Mayor y vamos ascendiendo hacia la parte alta del pueblo.


El tiempo no acompaña demasiado pues tenemos que ir pertrechados con nuestros paraguas, cosa que a todas luces desluce un poco la visita.




Hay ambiente esta mañana en Candelario, lo que denota que es un pueblo muy visitado.
Aprovechamos para meternos en una tienda que está de liquidación.


Están vendiendo productos típicos de toda la zona y aprovechamos para comprar bombones de higo con chocolate y el famoso pimentón de la Vera.

Candelario.

Tras recorrer las empinadas callecitas de piedra de Candelario, nos marchamos continuando ruta con el buen sabor de boca que nos ha dejado Candelario.

Parking Hervas.

Llegamos a Hervas y aparcamos aquí: GPS 40 16 16.48 N 5 51 48.95 W, situado más o menos cerca del casco antiguo.

Iglesia de Santa María, Hervás.

Hervás ya es una ciudad de mayor tamaño que los pueblecitos que hemos estado visitando estas días. Está enclavado en un lugar precioso, por cierto.


En pleno valle del Ambroz se alza Herás, orgulloso, elegante, y lleno de cosas que ver y de enseñar.


Qué patio tan gracioso.

Museo de la moto clásica, Hervás.

Un vecino nos informa de la ubicación del museo de la moto clásica y no perdemos la ocasión de ver una muy interesante colección de motos clásicas y automóviles.






La visita es bastante interesante, la verdad es que ha merecido la pena, pues hemos visto vehículos que si no es así no los llegaríamos a ver nunca.


Nos volvemos de nuevo hacia el centro del pueblo y volvemos a callejear por los recovecos de Hervás que a mi me parecen maravillosos.


Dejamos Hervás con muy buenas sensaciones y ponemos rumbo al lugar de pernocta de hoy, Plasencia.
Las coordenadas del parking de la estación no somos capaces de verlo y aparcamos aquí: GPS 40 02 10.19 N 6 05 05.03 bien situado para visitar el centro.
Vemos en un bar la final de la Copa del Rey mientras cenamos y al ganar el Real Madrid la gente sale a las calles a festejarlo. Al volver a las autos comprobamos que aquí la noche va a ser movida y buscamos un lugar mejor GPS: 40 01 25.09 N 6 05 42.85 W a las afueras y muy tranquilo.

Pernocta en Plasencia.

De Plasencia, decir que damos una vuelta por el centro y nos parece una ciudad muy señorial y que merece pena estar algo más de tiempo.
La ruta que llevábamos incluye la garganta de los Infiernos, pero el día amanece lluvioso y optamos por no hacerla.
Nos desplazamos a Garganta de la Hoya, pero está diluviando. Esperamos más de media hora y la lluvia no cesa. Alguien comenta que lo mejor es poner rumbo a casa y con mucho pesar decidimos que será lo mejor pues en estas condiciones no se puede ver nada, que pena...
Atravesamos lugares muy bonitos como Cuacos de Yuste, Jarandilla de la Vera y en Valverde de la Vera, el tiempo nos da un respiro y por fin podemos parar.

Parking en Valverde de la Vera.



Paramos en la carretera que atraviesa el pueblo, pues el campo de fútbol está lleno de barro, y nos vamos a dar una vuelta por el pueblo.


Valverde de la Vera y sus famosos empalados.

Mañana se celebran los tradicionales empalados de Valverde y se nota la afluencia de turistas, el tiempo nos ha dado un respiro y compramos unos magníficos y sabrosos quesos de la Vera y otras delicias de la zona, vino de pitanza, embutidos, etc.


En la Plaza, centro neurálgico de Valverde, convergen todos los caminos y nos metemos en un bar pues después de tantos sinsabores hay que congraciarnos y tomarnos algo que nos alivie la pena de no haber visto lugares preciosos por los que hemos pasado.





A la salida del pueblo paramos en una zona recreativa al lado de la carretera y comemos todos juntos a pesar de que el tiempo está que en cualquier momento se nos cae el cielo a la cabeza.

Merendero cerca de Valverde.

Al mismo terminar de comer comienza de nuevo la tormenta y ponemos rumbo a Candeleda, teniéndonos que refugiar bajo el techo de una gasolinera, pues la tormenta es muy fuerte.
Tampoco podemos ver este pueblo, que lástima.


Arenas de San Pedro.

Nos hemos quedado solos, pues el resto del grupo han tomado otra dirección y en Arenas de San Pedro los esperamos.



Es una verdadera pena que toda esta comarca de La Vera, la hayamos tenido que pasar así de esta manera, con lo bonito que se ve todo, pero hay que consolarse y dejarlo para otra vez, pues estos lugares son de los que a uno le queda buen sabor de boca.

Paramos en las Cuevas del Águila para echarles un vistazo, pero acaban de cerrar, otra decepción más.
GPS: 40 08 49.18 N 5 04 35.12 W. Al final decidimos irnos para Talavera.

Parking Talavera.

Paramos aquí: GPS 39 57 31.14 N 4 49 06.11 W  al lado de la Comisaria de la Policía Nacional y aunque está algo más alejado que el primer lugar que tenia previsto, el Recinto Ferial, optamos por éste ya que el otro está lleno de gente un tanto rara.

Damos una vuelta por Talavera intentando no mojarnos demasiado pero la lluvia es insistente y no nos deja disfrutar de la visita. Al menos tomamos algo en algún bar y los chavales se pueden tomar una hamburguesa.
Al día siguiente decidimos parar en Toledo, cosa que no teníamos previsto.
Estacionamos en el inmenso parking de Safont. GPS: 39 51 56.57 N 4 01 06.14 W muy bien situado y gratuito.

Parking Toledo.


Hay mucho ambiente en la ciudad imperial. Repleta de turista, me llega a aburrir un tanto, no se, acostumbrado estos días a los pueblecitos de la sierra de Salamanca, Avila y Cáceres, ahora esta gran ciudad se me echa encima.


Aunque, en su defensa, tengo que decir que Toledo es maravilloso, es de un señorío y de una elegancia impresionante, aunque el cansancio del viaje ya va haciendo mella.



Después de comer nos despedimos de Luisma, Tere y los niños y nos vamos para casa, aprovechando que tenemos un día de sobra para descansar en tranquilamente.
Ha sido un gran viaje y aunque no hemos podido ver algunos lugares, se ha recompensado por la maravillosa compañía de la que hemos disfrutado.
Hasta la próxima.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Muy interesantes los comentarios de tus viajes; somos novatos en este mundillo y nos van a venir muy bien tus relatos. Gracias por compartirlos, pero, hay muchas fotos que no se pueden ver...¿por qué?

alsaga dijo...

Solucionado el tema de las fotos en esta entrada. Ya se pueden ver todas.