8 de enero de 2010

(I) Valle del Mosela


Después de estar todo el invierno buscando la ruta que más se adaptara a nuestros planes de verano, incluído el tan ansiado viaje a Cabo Norte, del que ya había recopilado mucha información y lo tenía casi trazado, descartamos el mismo y nos centramos de nuevo en el país que el año pasado nos enamoró: Alemania
Situación del Valle del Mosela

Ruta del primer día

Tenemos 36 días por delante y esta vez vamos la familia al completo, primer inconveniente, más para discutir. El segundo inconveniente y ventaja, al mismo tiempo, es que el día anterior hemos recogido nuestra flamante autocaravana, que hemos cambiado por la otra que teníamos. Es una maravilla, es lo que hemos estado buscando todo este tiempo, una Bürstner Ixeo de 4 plazas con cama fija atrás y cama abatible desde el techo, vamos una gozada. El inconveniente es que la hemos recogido el día anterior y no sabemos como van a ir las cosas con ella, sin estar familiarizados con todo lo que la misma lleva. Tendremos ocasión de comprobarlo.


El Pont du Gard.

Salimos como de costumbre por la noche para ganar tiempo, no pasar calor y encontrarnos menos tráfico en la carretera. Nuestra ruta de hoy es ver el Pont du Gard en Remoulins, visitar Nimes y finalmente pernoctar en un camping de Tournon-Sur-Rhone. La primera parada para descansar algo es en Hostalric (Gerona).
Tras una breve cabezada bajo un sol de justicia a esas primeras horas de la mañana, nos vamos a cubierto de unos árboles y hacemos nuestro primer desayuno en la nueva ac.
Salimos dirección a la frontera de Francia y al pasar por Nimes nos sentimos algo cansados y decidimos ver la ciudad en otra ocasión, continuando nuestra ruta hasta el Pont du Gard.


Paisaje en el Pont du Gard.

Llegamos a Remoulins que es el pueblo más cercano al puente y nos dirigimos al estacionamiento del mismo. Bien señalizado, llegamos al parking de pago de esta bonita zona. El calor es algo sofocante y nos vamos a ver el magnífico puente romano que al mismo tiempo hacía funciones de acueducto.
Las medidas de esta construcción son impresionantes: 49 metros de alto y 275 metros de longitud. Por debajo discurre el tranquilo río Gard, cuyas aguas me invitan a darnos un agradable chapuzón. Así lo hacemos los hombres de la casa. Sin vergüenza ni reparos nos unimos a los bañistas que están disfrutando de la agradables aguas del río y nuestro calor queda agradablemente sofocado. Qué gozada de baño...


Hasta se celebran bodas en este lugar.

Este lugar es idílico y regresamos al pueblo ya que hemos visto una zona de estacionamiento de acs antes de cruzar el río y debido a las horas que son, pensamos que es buena idea quedarnos a pernoctar aquí, además está cerca de la autopista y no hay que hacer muchos kilómetros para desviarse, es recomendable quedarse aquí si a uno le pilla cerca en su ruta. A las chicas les da entonces ganas de bañarse y lo hacen en esta zona del río donde ya casi no hay agua, vamos nada que ver donde nosotros nos hemos bañado.

Situación parking

La zona de estacionamiento está muy bien situada y no tiene servicios de agua o electricidad, eso sí, es gratuito GPS (43 56 17.02 N 4 33 30.16 E )

Parking Remoulins

http://sobrefrancia.com/2009/11/27/pont-du-gard-historia-romana-en-francia/

Estamos cenando y llegan 3 autocaravanas españolas, al poco tiempo vemos que unos de los recién llegados nos resultan familiares y efectivamente resulta ser la familia de Canarias que habíamos conocido el año pasado, que sorpresa. Tras los saludos comprobamos que ellos también han empezado hoy sus vacaciones y van acompañados por otras dos familias. Damos una vueltecita por el pueblo para hacer la digestión de la cena y nos despedimos ya que mañana cada uno sale para su lado, no sin antes llamarnos la atención un usuario de camper que estaba también estacionado y al parecer lo hemos despertado a las doce de la noche, estamos fuera de España...

Ruta del segundo día.

Ya estamos en el segundo día de viaje. Hoy también será un día duro, de estos chupa-kilómetros. En principio habíamos pensado quedarnos a pernoctar en la ciudad de Luxemburgo, pero son muchos los kilómetros para después de un día tan largo y luego visitar la ciudad, por lo que nos vamos directamente a Trier.

El Valle del Mosela

Repostamos gasoil al pasar por Luxemburgo ya que aquí está bastante más barato y nos vamos para Trier. Al llegar a esta ciudad desde donde empezaremos la ruta del valle del río Mosela, buscamos la 2 áreas que llevábamos en el navegador y estando en esto Paula da un grito de sorpresa y al mismo tiempo de histeria, ya que hemos pasado al lado de un chico al que reconoce como Zac Efron, el famoso actor de la Disney. Doy la vuelta para conocer al famoso actor aunque ya no lo vemos, mecachis en la mar, que oportunidad perdida de conocer a un famoso....
Tan solo fue un error de apreciación de una catorceañera encandilada por un chico guapo peinado a la misma moda del actor, otra vez será...

Situación área de Triber

Área de autos de Triber

En la zona del Mac Donalds hay varios estacionamientos para quedarse a pernoctar, pero nosotros queremos ducharnos, por lo que decidimos meternos a la zona de pernocta con servicios que hay al lado del camping. GPS ( 49 44 24.46 N 6 37 27.89 E ), 6 euros hasta primeras horas de la tarde siguiente. No habíamos estado en un lugar así, aquí todo es automático, unas máquinas te expenden una tarjeta que la puedes recargar para utilizar las duchas y aseos, aunque es patético que tengas que entrar a los aseos utilizando la tarjeta y que si a medio ducharte se te acaba el saldo te quedes enjabonado y alguien te tenga que recargar para terminar. Estos alemanes, tan ahorrativos ellos...


Trier.

A la mañana siguiente, mientras bajo las bicis para recorrer los 2 kilómetros que nos separan del centro de Trier, se nos escabulle Alejandro. Primer susto, no aparece por ningún lado, salimos en su busca y cuando la situación se está haciendo algo preocupante, aparece él tan tranquilo paseando por el carril bici que lleva a Trier, al lado del caudaloso río y a 1 kilómetro del área. Me dan ganas de matarlo.


Trier.

Con el enfado todavía del primer susto, no sería el último, nos vamos ahora si todos juntos a ver la ciudad, que según dicen es la más antiguo del imperio romano en tierras alemanas y capital del imperio romano de occidente hasta el siglo V.


Trier.

En esta ciudad hay muchas cosas que ver y la mañana se queda corta para recorrer la misma. Llegamos a la Markplatz, muy bonita, donde dejamos las bicis para hacer el resto del recorrido andando. Lo siguiente que visitamos es la Porta Nigra o negra, al verlo se comprende el porque de su nombre. La visitamos por dentro tras pagar los adultos tan solo una pequeña cantidad.


Markplatz de Trier.

Da gusto caminar por estas ciudades donde se cierra al tráfico rodado las zonas céntricas, además hace un día fantástico y el sol luce en todo su esplendor. Lo segundo que visitamos es la Catedral de San Pedro, austera y muy bonita.
Después paseamos por los bonitos jardines del Palacio y seguidamente nos vamos a las Termas romanas, donde no entramos ya que los chavales no están muy interesados en ver ruinas.


Jardines del Palacio de Trier.

Volvemos hacia el centro histórico de Trier y seguimos callejeando en búsqueda de la famosa casa donde nació Carl Marx en 1818. Nos cuesta encontrarla ya que no está muy señalizada, por qué será...?. Foto en la fachada para decir que hemos estado allí y a seguir pateando las concurridas calles, toca tiendas, horror...
Terminamos la visita de la ciudad y nos vamos para el área para comer y seguidamente seguir ruta hacia nuestro siguiente destino.
Validamos la tarjeta del área y cuando nos disponemos a salir del recinto, vemos con sorpresa que la barrera no se levanta aunque hayamos validado la tarjeta. Bueno pues no podemos salir. Esto es automático y funciona sin que personal del camping esté pendiente, pero cuando se produce algún fallo todo son desventajas. Siento como las miradas de algunos autocaravanistas se clavan en nosotros, escrutándonos como si pensaran: qué hacen estos?, aunque no se acerca ninguno a ayudarnos. Al rato se acercan hacia nosotros varios compañeros autocaravanistas y medio en francés e ingles nos hacemos entender y tras dejarle el móvil a una simpática señora, ésta llama a un responsable del camping y cuando llega se soluciona el problema, tan solo había que adelantar la ac medio metros más hacia la barrera, vamos que hemos estado media hora detenidos por medio metro. Mucha tecnología me temo...

Ruta de Trier hasta Coblenza

A media tarde llegamos a Bernkastel-Kues segunda población de la ruta del Mosela y tras buscar algún lugar para aparcar, no encontramos un buen lugar ya que hay un gran estacionamiento al lado del río pero está prohibido para autocaravanas por lo que decidimos irnos al camping Kueser Werth GPS: 49 54 31.49 N 7 03 22.64 E.

Situación del Camping

Camping Kueser Werth

Bien situado, junto al río a unos 2 kilómetros del pueblo. Los precios de los campings que vamos a encontrar en Alemania rondan los 30 euros la noche por ac, electricidad, 2 adultos y 2 niños. Creo que no está mal del todo, la única pega que les pondría a casi todos ellos es que si la ducha va aparte, no lo entiendo muy bien, pero qué le vamos a hacer, será por falta de agua...


Bernkastel-Kues.

Bueno, estos dos pueblos están separados por el puente que cruza el Mosela. De Kues no puedo decir mucho, solo que en estacionamiento de un supermercado intenté arreglar el convertidor que se me había estropeado, primer problema. Arreglado de momento.
Lo verdaderamente interesante de este lugar es Bernkastel, cuyo casco histórico es una maravilla, sobre todo su plaza, de las más bonitas que hemos visto en Alemania.


Bernkastel-Kues.

Paseamos en bici hasta la Plaza de Bernkastel y nos sentamos en un banco para admirar este lugar. Las casas que forman la plaza con sus entramados de colorida madera, forman un conjunto muy bello y merece la pena la visita. La tarde acompaña climatológicamente y hacen que el paseo sea muy agradable. Subimos a la parte alta de la ciudad y vemos como baja un arroyo por medio de una calle, hace calor y Paula y yo bebemos de su agua, craso error, después lo comprobaríamos.


Bernkastel-Kues.

Ya va siendo algo tarde, sobre las siete de la tarde y los comercios han cerrado, por lo que disminuye la actividad comercial y casi estamos solos por las calles.


Bernkastel-Kues.

Es una gozada pasear a estas horas, pues creo que este lugar debe ser muy visitado por bastantes turistas, aunque a estas horas ya esté casi todo cerrado, solamente están abiertos los restaurantes y cafeterías.


Bernkastel-Kues.

Es una de las ventajas de viajar en autocaravana, podemos visitar los lugares a donde vamos cuando no hay turistas y poder contemplar con mayor tranquilidad los mismos.


Bernkastel-Kues.

Nos bajamos de nuevo hacia el río no sin antes volver a pasar por la plaza para deleitarnos por última vez con este rincón tan bonito. Es un momento que recordaré por esa tranquilidad y esa armonia tan difícil de encontrar en un lugar que debe ser muy turístico en otras horas que afortunadamente no son estas. De lo más bonita de la ruta.


Bernkastel-Kues.

Antes de irnos para el camping vemos un local donde sirven kebaps y nos sentamos en la terraza, tomándonos unos copiosos kebaps que están de muerte.


Bernkastel-Kues.

Al terminar de cenar damos una pequeña vuelta por el muelle del río, donde están atracados algunos ferrys que seguramente hagan alguna ruta por el Mosela. Vi alguna ac estacionada y no recuerdo si había algún cartel con la prohibición de estacionar, aunque es un lugar ideal para hacerlo. GPS: 49 54 55.01 N 7 04 27.38 E


Bernkastel-Kues.

De regreso al camping, Paula se nos despista y preocupados nos empezamos a poner nerviosos, ya que no es normal que nos haya dejado atrás, aunque como vamos con las bicis no sabemos si se habrá adelantado hasta el camping que dista unos 2 kilómetros largos del pueblo.
Así es y cuando estamos llegando al camping, nos está esperando, otra bronca por no ir con nosotros. Que hijos más atrevidos tenemos... En casa no salen sin nosotros y a mil y pico kilómetros van y se pierden por su propia iniciativa... vamos y vamos, que no ganamos para disgustos, ah y no sería la última vez...


Vistas del valle del Mosela.

A la mañana siguiente ponemos rumbo a otro pueblo del valle: Traven-Trarbach, bueno tendríamos que decir que son 2 pueblos tan solo separados por el Mosela al igual que Barnkastel y Kues. Los paisajes que podemos ir admirando de las laderas que conforman el valle del Mosela son muy bonitos. Por todos lados grandes extensiones enladeradas de viñas perfectamente alineadas que más adelante producirán esos vinos blancos tan apreciados. Son diferentes a los nuestros, pero la verdad es que nos gustan bastante.

Traben-Trarbach.

Estacionamos en un estacionamiento gratuito a la entrada de Trarbach, GPS : 49 57 00.15 N 7 06 38.71 E . Al lado hay otro gran estacionamiento, pero creo que éste era de pago. Y tengo que decir aquí que Alemania es un gran país, saben lo que hacen. Y lo digo porque, y aunque parezca lógico, en cada pueblo hacen unos estupendos aparcamientos para que la gente pueda visitar los pueblos cómodamente. Deberíamos aprender de ellos en este sentido.

Puente que une Trarbach y Traben.

Pasamos a la otra orilla y damos una pequeña vuelta por Traben. Hacemos alguna compra y de nuevo cruzamos el puente, pudiendo admirar la casa que está construida encima del puente pasando por sus bajos el tráfico rodado.


Traben-Trarbach.

Trarbach parece que nos gusta algo más que Traben, o por lo menos parece que hay más ambiente y animación en sus calles. Decoradas con parras las calles, es una delicia pasear por ellas. A esta hora ya va apeteciendo comer algo y así lo hacen Paula y Alejandro. Se pegan un bocata de salchicha alemana que quita el hipo. En cualquier parte se pueden degustar, concretamente un puesto en la calle. Nosotros tenemos helados y ellos tienen salchichas...

Situación parking Cochen

Partimos de nuevo río abajo hasta nuestro siguiente destino: Cochem
Buscamos una de las áreas que llevábamos en el navegador, pero no las encontramos, este fue uno de los pocos lugares donde encontramos alguna dificultad para aparcar y quedarnos a pernoctar, cosa que al final desistimos de hacerlo.


Cochem.

Estacionamos en un parking para autocaravanas, aunque con prohibición de pernoctar. El mismo es de pago y está a las afuera de la ciudad, al lado del río. GPS: 50 09 11.06 N 7 10 06.70 E. Sí que vimos un camping al otro lado del río, cerca de las instalaciones deportivas y asomado al río, no tiene mala pinta y en bici hasta el centro serán un par de kilómetros. Después pude comprobar que enfrente de donde aparcamos, cruzando la carretera hay un gran estacionamiento ya que está la estación y quizás aquí se pueda pernoctar. Si os metéis en el Google Earth lo comprobareis.


Cochem.

Esta ciudad sí que tiene más ambiente turístico y la villa tiene una extensa historia, algo sangrienta quizás ya que en 1689 los franceses la destruyeron casi por completo, al igual que su imponente castillo que se alza a 100 metros sobre el nivel del río.


Cochem.

Paseamos por sus callejuelas adoquinadas y algo transitadas por turistas, y aunque no es tarde las tiendas ya están recogiendo por lo que no podemos entretenernos mirando los puestos.
Tanto si quieres como si no, vas a parar a la coqueta y bonita Markplatz, donde es aconsejable quedarse un momento admirando la fuente, el Ayuntamiento, las casas de entramado de madera, vamos una preciosidad.


Cochem.

También llegamos al Altes Thor, una especie de puerta antigua, construida con piedras de un color algo negruzco.
Desistimos de visitar el castillo, ya que probablemente esté cerrado y nos ahorramos la caminata de subir hasta arriba. Otra vuelta por las callecitas y como el ambiente va decreciendo nos vamos de nuevo a la ac ya que la hora hasta la que está permitido estacionar se va aproximando. Como no encontramos donde pernoctar, decidimos seguir adelante y avanzar para el día siguiente y ponemos rumbo a Burg Elt, con la creencia que en el parking del mismo haya alguna área. 


Altes Thor, Cochem.

Llegamos y efectivamente hay un gran estacionamiento, pero la tropa dice no estar dispuesta a dormir solos, ya que no hay nadie más al ser ya muy tarde y estar cerrado el castillo, por lo que nos ponemos a buscar un lugar idóneo.

Itinerario Cochem-Burg Eltz

Paramos en el Lidl de Münstermainfeld, que es el pueblo más cercano y pensamos por un momento en quedarnos allí a dormir, tras dar una vuelta por el pueblo, aunque al final desistimos y nos vamos otra vez al río a buscar un sitio. Finalmente llegamos a Brodenbach a. d. Mosel. GPS: 50 13 28.89 N 7 26 21.16 E, donde dormimos la lado de una ac de Holandeses.
http://cochem.de/tourismus/

Lugar de pernocta


Burg Eltz.

La noche ha sido movidita para Paula y para mi. No hemos parado de vomitar y hacer de vientre. Ahora nos acordamos del agua que bebimos en el riachuelo de Bernkastel-Kues. Pensamos que ha debido de ser esto, ya que estamos echos polvo, aunque a mi se me va pasando a lo largo de la mañana. Charlamos con la pareja de Holandeses y tras informarle que se nos fastidió el inversor nos dan las coordenadas de una tienda de accesorios, qué amables y que majos, un verdadero placer coincidir con personas así.
Vamos a la tienda y compramos un inversor pequeñito para salir del paso y aunque no nos encontramos muy bien y tras preguntar a Paula, nos indica que vayamos a ver el castillo.


Burgz Eltz.

Dejamos la ac en el estacionamiento GPS: 50 12 41.59 N 7 20 21.41 E y nos dirigimos a la carretera que da acceso al castillo. Como Paula se encuentra todavía mal, decidimos llegar al castillo en una furgoneta que hace el trayecto para no tener que ir andando. No está muy lejos, alguna cuesta hay que bajar, pero se puede hacer sin problemas andando.


Burg Eltz.

La primera vista del castillo nos sorprende, aunque lo hayas visto en fotografías. Es una preciosidad de castillo, de los más bonitos que se pueden ver, por su construcción y por el paisaje donde está situado. No nos cansamos de mirarlo, las torrecitas de color blanco y granate, los tejados de color pizarra y esa naturaleza tan verde que lo rodea.


Burg Eltz.

Pasamos al interior del patio para resguardarnos algo del calor sofocante que hace y cuando estamos esperando para que llegue nuestro turno de visita, Paula se pone peor y de nuevo comienza a vomitar. No tiene buena cara y desistimos de hacer la visita guiada y vamos a esperar nuestro turno para que nos recoja la furgoneta y volvamos a la ac. Es una pena, pero qué le vamos a hacer, por lo menos lo hemos visto por fuera, ya que pensábamos que no lo veríamos.
Ponemos rumbo a Koblenz

http://www.burg-eltz.de/

Situación camping Koblenz


Camping de Koblenz.

Llegamos a la ciudad donde confluyen el Mosela y el Rhin y nos vamos directos al camping, bueno es un decir, ya que el navegador nos hace dar alguna que otra vuelta tonta, aunque al final lo encontramos. Muy bien situado y bastante aceptable los servicios que ofrece el camping Rhen-Mosel. GPS: 50 21 58.36 N 7 36 13.29 E


Koblenz.

A la salida del camping a la izquierda, hay un pequeño embarcadero donde por muy poco dinero un señor te lleva en su barca al otro lado del río con el consiguiente ahorro en tiempo y esfuerzo. Hemos conocido a una familia campista vasca que están haciendo unas rutas por la zona y tras pedirnos que si les podemos cargar el móvil y la consola, entablamos con ellos una interesante conversación, da gusto juntarse con personas con las que poder charlas e intercambiar opiniones.

Cruzando el río

Al día siguiente visitamos la ciudad que para mi es bastante comercial con calles peatonales, tranquilas y llenas de comercios.
No es que tenga mucho que ver Koblenza, pero merece una visita y callejear por sus calles y ver el ambiente de esta ciudad alemana. Ver lo limpios y concienciados que son como por ejemplo poner en las puertas de los comercios grandes blocs cuyas hojas se utilizan para pegar los chicles que queremos tirar, o como cuando recogen folletos que se les entregan en mano en una calle, se ponen a leerlos y en vez de tirarlos, los guardan hasta que ven una papelera y los tiran, etc.


Koblenz.

También vemos el Deutches Eck, una gran estatua situada en la misma confluencia del Mosela y Del Rhin. Comemos en un viergarten situado al lado, justo enfrente del camping, debajo de una arboleda y la mar de tranquilos, que gozada, y aún dirán que los alemanes no saben vivir, qué equivocados que estamos...

Casas de Koblenz

Y para terminar el día nos despedimos del Camping y nos vamos a refrescarnos a las piscinas de Vallendar, una localidad próxima. Aparcamos la ac en el parking y por menos de 10 euros nos damos un chapuzón en las magníficas piscinas, que maravilla de instalaciones y qué precios para las familias. GPS: 50 23 35.17 N 7 38 04.47 E

http://www.koblenz.de/stadtleben_kultur/koblenz_allgemeine_infos_e.html

Un apunte, cuando preparaba la ruta vi que a unos 50 kilómetros de Koblenza hay un pueblo llamado Linburg an der Lanh que es una preciosidad. Pero como nos quedaba en la dirección contraria a la que íbamos lo dejamos pasar. Si se viene por aquí no se debería dejar de visitar este lugar.

4 comentarios:

Conrad dijo...

Felicidades por el relato! Me ha parecido genial la zona que visitasteis. Si os he de ser sincero no oído hablar apenas de ella y tiene muy buena pinta. Bernkastel-Kues me ha encantado! Lo tendremos en cuenta para futuros viajes!

Un saludo

alsaga dijo...

Lo próximo a publicar será el Valle del Rhin. A nosotros no nos gustó tanto como el Mosela, a pesar de que la fama la tiene el Rhin. Además tiene más zonas de pernocta y sobre todo que se puede cruzar por carretera de un lado a otro, no como el Rhin, que en 150 kilómetros no tiene ni un solo puente.
Un saludo

Anónimo dijo...

Gracias ha sido de gran ayuda ya que este verano vamos hacia esta zona

Salvador Frigola dijo...

Os felicito por el magnífico relato de vuestro viaje por los valles del Rin y el Mosela, no somos autocaravanistas pero nos encantaría serlo, y a pesar del enorme encarecimiento del combustible y las autopistas, aún no descartamos algún dia poder disfrutar de un agradable viaje en autocaravana.
Estuvimos el año pasado en Basel, donde confluyen las fronteras de Alemania, Francia y Suiza, que curiosamente el punto de confluencia es enmedio de las aguas del Rin, donde han construido una especie de pequeña península a la que se pude llegar muy cerca en coche y después andando.
Hay un monumento en forma de tres velas con las banderas de los tres estados.
Estuvimos visitando Colmar y algunos de los bonitos paisajes de Alsacia, asi como del sur de Alemania, nos dimos algunos paseos por las orillas del Rin, y llegamos hasta Interlaken dándonos un paseo por Suiza.
Pero hace 5 o 6 años estuvimos con mi hijo en Hahn, aeropuerto vinculado a Frankfurt, donde perdimos un vuelo, y para esperar al dia siguiente, nos fuimos a dar un paseo por el cercano pueblo de Traben-Trarbach, donde quedamos encantados por la belleza del pequeño pueblo, su puente y el paisaje de su entorno, y con muchas ganas de volver y recorrer todo el valle del Mosela.
Acostumbramos a viajar lo mas económico que podemos, alojándonos en hoteles tipo Formule-1 y comiendo en el coche, pues preferimos dedicar la mayor parte del presupuesto al viaje en si, y no a las comodidades de alojamiento.
Me gustaría conocer aunqué sea aproximadamente, el coste que os supuso el viaje que relatais, y si podeis darme algún detalle de los costes de alojamientos, campings y lugares de pernoctación.
Desconocia la existencia de lugares anexos a los campings donde por una cantidad mas bien módica se puede pernoctar y disfrutar de los servicios el camping, me agradaria saber si es exclusivo de Alemania o los hay también en Francia u otros paises; según creo en España, no solo no los hay, sinó que ponen cada vez mas pegas y prohibiciones para la pernoctación de autocarvanas fuera de los campings.
No está dentro de mis posibilidades adquirir una autocaravana, pero no descarto alquilar una para realizar un viaje.
Si no deseais publicar en el foro nombres o cifras y quereis poder darme esta información, me la podeis mandar a este mail: p31416i@yahoo.es
gracias y mucha suerte!
Salvador