4 de noviembre de 2008

Alsacia, Ruta Romántica, Baviera y Selva Negra VII


No lo habíamos previsto en nuestra ruta, pero nos dijeron durante el viaje, que las cataratas del Rhin merecían una visita, ya que era un espectáculo de la naturaleza digno de ver, y tras mirar en el mapa y comprobar que nos pillaba relativamente cerca de nuestro siguiente destino programado: Titisee, pues nos animamos a cruzar de nuevo la frontera con Suiza y ver el "espectáculo". Y no nos defraudó en absoluto
Itinerario de parte de la entrada

Salimos de Meersburg con dirección a Schaffhausen que es la ciudad que alberga las cataratas. Para ello atravesamos la frontera de Suiza y no tuvimos problema alguno, no llegaron ni a pararnos. La señalización de las cataratas es muy buena y siguiendo las indicaciones se llega sin problemas, aunque hay que estar atentos ya que hay mucho túnel y la señal del navegador se pierde con frecuencia.

Itinerario Meersburg-Neuhausen

Aparcamos en uno de los varios parkings que hay en las inmediaciones de las taquillas: GPS: N 47 40 41 E 8 37 14, ya que solo queríamos estar un momento, para los que quieran pernoctar hay un área de acs que creo que está regentada por un español, cuyas coordenadas son: GPS: N 47 40 40.69 E 8 36 34.66 y que está al lado de las cataratas.

Situación del parking

Para acceder hay que pasar por taquilla. Bastante público y efectivamente el espectáculo que nos ofrece la naturaleza aquí es magnífico. Agua a punta pala procedente del Rhin y al llegar a este lugar se produce una especie de falla con un desnivel de varios metros lo que hace que el agua se precipite a gran velocidad. Hay hasta una indicación en tiempo real de la cantidad de agua o caudal que baja por el río, estos suizos... Y para que no haya dudas de donde estamos, el punto más elevado está señalado con su bandera.


Si se quiere dar un corto paseo en uno de los numerosos barcos y sentir la fuerza del agua, se puede hacer sin problemas, ahora que preparaos para recibir el chapuzón de agua. Como la mañana estaba algo húmeda y estaba lloviendo ligeramente decidimos no probar la experiencia.



Por último, las cataratas se pueden visitar por cualquiera de las dos orillas, aunque por donde nosotros lo hicimos no podíamos subir a la isla que queda en medio del río, sí que vimos a gente encaramada, o quizás solamente se puede acceder a ella en barco, que será lo más probable.


Para salir debes pasar necesariamente por la tienda para hacer caja, aunque no picamos, los precios eran algo altos y se puede pagar en la moneda local y en euros, sin problemas vamos, estos suizos nunca han tenido problemas con el dinero, todo lo contrario, por algo aquí están tantos bancos.

Partimos de nuevo para nuestro siguiente destino: Titisee, el lago de origen glaciar situado al sur de la Selva Negra alemana. El paisaje es una maravilla, qué cantidad de vegetación y árboles, en realidad sí que parece una selva y además salvaje.

Itinerario Neuhausen-Titisee

El lugar es turístico y hay gran ambiente en el pueblo, la mañana no invita a darse un chapuzón en el lago, una pena, ya que llevábamos pensado probar las aguas del lago, pero hoy el día no está para baños. Nos vamos a la puerta del camping Banenkof, para pensar qué hacíamos, pues teníamos previsto quedarnos toda la tarde en este lugar pero al no acompañar el tiempo deberemos hacer cambio de planes.

Zona de parking del camping

El camping está situado en la orilla del lago opuesta del pueblo GPS: N 47 53 11.41 E 8 07 49.45, a la entrada hay una zona de pernocta si no se quiere acceder el camping, es algo más barato, te permite tener todos los servicios del camping, aunque estás fuera y debes pagar, algo que no entiendo demasiado bien, pero bueno es así.
Hay otras 3 o 4 acs más y nos quedamos a comer y reposar un poco, evidentemente no pasamos por recepción pues nos marcharemos después de comer. Damos una vuelta por el camping, viéndose sobre todo tiendas y caravanas, autocaravanas pocas.

Situación del parking

Una vez descansados nos vamos de nuevo hacia el pueblo. Visitamos el pueblo circulando con la autocaravana buscando un parking. Paula quiere conectarse al messenger ya que había quedado con una amiga, y callejeando buscando aparcamiento, detectamos una red wifi abierta y paramos un cuarto de hora para que Paula pueda chatear un rato. 


Parking

A los 5 minutos de estar parados se acerca un señor, al que le faltaba un brazo, conduciendo una moto, pasa un poco de largo y vuelve, se para a mi lado en el puesto del conductor, me muestra una placa como de ¿policía? y empieza a hablarme en alemán, si de ese que sale en las pelis, serio, autoritario, vamos como perdonándome la vida. Y mediante gestos le puedo entender que las autocaravanas no pueden aparcar allí, que un poco más atrás hay un estacionamiento, de pago claro.


Le digo que sí, que nos vamos, y se va tan contento, pero vamos que ni policía ni nada, un señor sin uniforme ni nada, debe ser alguno de los que trabajan para el Ayuntamiento, y en sus ratos libres no puede evitar el exceso profesional.



Lago titsee

Cuando Paula termina con el Mesenger, nos vamos al parking de pago que está al lado de la estación del tren, muy cerca del centro. Una caseta a la entrada y máquinas expendedoras de tickets. El precio elevado y algo que no entendemos demasiado bien; vamos a ver, si quieres estar 1 o 2 horas, ¿por qué tienes que pagar 9 o 10 euros como si quisieras estar toda la noche?. De todas formas para pernoctar parece un buen sitio GPS: N 47 54 15.62 E 8 09 23.97

Estación de Ti

Como no me parece justo no saco ticket, que les den, y nos vamos Mati y yo a ver el pueblo, Paula se queda en la ac con el tema de internet y le decimos que si viene la chica de la caseta nos pegue un toque. El pueblo es de estos típicos que los fines de semana atraen muchos turistas, vamos, familias en su gran mayoría, además como está cerca de Friburgo y hay una buena línea ferroviaria y todo hay que decirlo, el entorno es muy bonito, pues eso que no estábamos solos.



Un consejo, si queréis comprar un reloj de cuco, esos tan típicos, este es un buen lugar. Ya los había visto antes en otros sitios, pero aquí hay la tira y lo más interesante: los precios nos parecieron bastante adecuados. Al final compramos uno muy bonito de esos que cada hora sale el pájaro y si quieres también suena música, con explicación de un señor alemán que domina bastante bien el castellano, muy profesional, si señor.

Tienda de relojes cucú

Cuando hemos visto esta pequeña población que prácticamente se compone de una calle comercial y muchas tiendas, hoteles y restaurantes salimos de Titisee y nos vamos rumbo al lugar donde pernoctaremos hoy: Friburgo.

Itinerario Titisee-Friburgo

Llegamos a media tarde a Friburgo despues de "bajar" de Titise; la carretera es algo complicada, pero las vistas son espectaculares, la Selva Negra en todo su esplendor.

Situación del área

Nos vamos derechos al área de acs que llevábamos en el navegador GPS: N 47 59 58.73 E 7 49 32.38. Algo alejada del centro, calculo que 2 o 3 kilómetros, aunque es un sitio recomendable, además a 50 metros pasa el tranvía y te puede llevar al centro en 5 minutos. Otra forma de ir es en bicicleta, esto es el paraíso para los ciclistas, todo facilidades, carriles bici por todas partes, aunque no te guste subir te dan ganas de hacerlo.


Área de Friburgo

El área es un parking regentado por un señor amable que, si no recuerdo mal, te cobra 7 euros/noche más el consumo eléctrico que hagas, si es que quieres, claro. Para ello cuando llegas y te instalas te acercas a su "casa" y te da un contador de luz que enchufas a la ac y cuando sales, tanto has consumido tanto pagas, 50 céntimos el kilowatio, creo recordar. Además se puede descargar, cargar agua, aunque para esto hay que buscarse algo la vida, ya que tiene un grifo "algo oculto", pero buscando se encuentra. Internet wifi abierta y gratuita y para de contar.
Cuando estamos terminando de instalarnos, vemos aparecer una autocaravana calcada a la nuestra, aunque algo más grande, nos frotamos los ojos y sí, es española, concretamente de Ciudad Real, vaya sorpresa. Visitas respectivas a las acs e intercambio de impresiones sobre una y otra. Posteriormente ambas familias iríamos juntos a hacer la primera visita a Freiburgo y nos encantó haberles conocido, todo un placer.

Martinstor


Kaufhaus, Friburgo

Ya en la ciudad, el ambiente era algo desangelado ya que era domingo y parece ser que los habitantes de esta ciudad estaban todos o casi todos en Titisee, por lo que las calles estaban casi desiertas. Allí nos encontramos de nuevo con otra pareja que habíamos conocido en el área, se trata de unos mallorquines muy simpáticos que nos hicieron de guías ya que ellos llevaban más tiempo en la ciudad y la conocían mejor. La verdad es que es un placer conocer gente así y siempre digo que la gente de este mundo es diferente y más dispuesta a ayudar, es algo que solo percibes cuando estás metido en este mundillo y es de agradecer que así sea.



Ayuntamiento Friburgo

Hacemos una breve visita pero estamos algo cansados y tras despedirnos de la familia manchega, nos volvemos al área, mañana pasaremos todo el día en la ciudad. Paula ya se quitó la escayola y puede andar perfectamente, pero tampoco conviene abusar, hay que ir poco a poco.



A la mañana siguiente, cogemos las bicis y nos vamos para el centro, las dejamos aparcadas en las inmediaciones de la Universidad y nos vamos a patear la ciudad. Lo primero que vemos es el Ayuntamiento que está ubicado en una plaza muy bonita, al lado se encuentra la oficina de turismo, donde te atienden en castellano, solo hay que buscar al chico que domina nuestra lengua. Allí te dan rutas por la Selva Negra y por la ciudad.


La siguiente parada es la Catedral que es muy bonita tanto por fuera como por dentro. Es bastante grande y tiene mucho que ver en su interior, hay verdaderos tesoros. también hay una serie de fotografías que muestran el estado en el que quedó la ciudad durante los bombardeos de la II Guerra Mundial, y curioso de ver el detalle que mientras los edificios que rodeaban la Catedral quedaron totalmente destruidos, al templo no llegaron a afectarle.

Pórtico de la Catedral



A la salida de la Catedral nos disponemos a ver el mercado instalado alrededor de la misma. El ambiente no tiene nada que ver con el día de ayer. La ciudad se ha transformado y todo está lleno de gente paseando y comprando en los puestos. Flores, fruta, salchichas, trabajos en madera, etc.


Hacemos lo que más nos apetece: en un puesto de salchichas nos tomamos unos bocadillos, es curioso, asan las salchichas y en un pequeño panecillo te la ponen, están buenísimas. Para beber no hay cerveza, parece ser que no está autorizado la venta de alcohol, extraño. Paula se pide una coca cola; tienes que pagar el envase de cristal, no aquí no hay botes. Cuando terminas, si quieres recuperar los 20 céntimos que te han cobrado por el envase, tienes que devolverlo y se te devuelve lo que antes has pagado por él. Vamos, lo que aquí hacíamos años, antes de que nos volviéramos ricos en España y tiremos todo sin reciclar nada, como nos sobra de todo...


Kaufhaus, Friburgo

Otra cosa que hemos visto es que aquí son los reyes del reciclaje. Van al super y van cargados con envases vacíos de plástico y vidrio, los meten en una máquina a la entrada y ésta los cuenta, tras lo cual les devuelve el dinero del envase o les expide un ticket de descuento para la próxima compra. Todo un detalle y una ventaja que nos llevan estos alemanes.

Seguimos pateando la ciudad. La Martinstor es visible desde cualquier lado y a los amantes de la comida basura tienen a su pie sus templos de adoración. Mac Donald´s y Burgen King.



Canales de Friburgo

Pasando esta torre cogemos una calle que sale a la izquierda y nos lleva a otra parte de la ciudad muy bonita. Tiene hasta un canal, no llega a ser el de la Pequeña Venecia de Colmar, pero también es bonito, sobre todo callejear. Otra torre, la Puerta de Suabia se encuentra en esta parte de la ciudad. En resumen, mi consejo es perderse, que el casco histórico es pequeño y muy bien conservado y en un día se puede ver todo muy bien. La ciudad es preciosa y el ambiente invita a la tranquilidad.


Un paseo por la parte de atrás del área en bici donde se pueden ver las parcelitas de los habitantes de la ciudad, donde cultivan productos típicos, las frambuesas son especiales y otra noche más en el área, antes de partir a los últimos destinos de nuestro viaje, de momento mañana iremos a Triberg.
http://www.guiarte.com/friburgo/


Itinerario Friburgo-Triberg

Situación parking y área

Estamos ya metidos en plena Selva Negra y nuestro primer destino de hoy será Triberg im Schwarzwald, con sus famosas cataratas. Curvas, carreteras algo estrechas y parece que nunca llegas. Al llegar aparcamos en el área que hay a la entrada y que está cerca de las cataratas, GPS: N 48 07 49.86 E 8 13 43.07. 

Parking en Triberg

Solamente hay 3 plazas y están ocupadas, no sabemos qué hacer y cuando ya estamos dejando la ac en un lugar del área que no nos termina de gustar, llega una familia andaluza propietaria de una de las acs que se marchan y nos informan que han pasado la noche aquí y no les ha gustado, la carretera pasa al lado, está en rampa y por si fuera poco hay obras de asfaltado, o sea un caos.

Trabajos típicos en madera 

Cascadas Triberg

Nos dicen igualmente que han estado visitando las cataratas y que ha dado la casualidad y la mala suerte de que más de la mitad de los recorridos están cerrados, ya que están realizando trabajos de mantenimiento y solo se puede ver una catarata y no merece mucho la pena, por lo que no vamos a sacar la entrada completa para ver menos de la mitad.

Área de Triberg

Nos vamos a callejear y vemos un área de lujo GPS: N 48 07 55.39 E 8 13 41.91, cubierta y más bien parece un parking privado, pero no, es un área gratis de Acs. Justo encima del área hay un estacionamiento del supermercado Plus que también es utilizado para pernoctar.


Pasamos al super a hacer una compra y una ac que está en el parking nos resulta conocida, nos acercamos y vemos a dos perritos en su interior y comprobamos que es de la familia de Canarias que habíamos conocido en Füssen. Al rato vienen y nos alegramos de volver a vernos de nuevo. Intercambiamos impresiones de los lugares que hemos estado visitando y quedamos en vernos de nuevo en otro pueblecito de la Selva Negra: Schiltach.


Triberg

Una visita por el pueblo que se resume en la calle principal llena de todo tipo de recuerdos relacionados con los trabajos en madera: relojes de cuco, tallas de rostros, menaje de cocina, etc., muy curioso todo ello.


Yo creo que no hay mucho más que ver, ademas como el pueblo está en ladera, no tenemos muchas ganas de callejear para arriba y para abajo por lo que nos marchamos a ver el reloj de cuco más grande del mundo GPS : N 48 08 51.64 E 8 14 27.25.

Calle principal deTriberg

Se trata de una gran tienda donde venden infinidad de relojes. Me pareció que los precios eran superiores a los que había en Titisee. En la parte delantera de la fachada hay un gran reloj que al echarle una moneda se pone a trabajar, pero el reloj interesante es el que está al otro lado.

Cuco más grande del mundo

Menudo cuco que sale cada hora, un tronco de pájaro vamos, qué barbaridad. Por esta zona se pueden ver gran cantidad de estos relojes y la verdad es que son muy bonitos.

Lugar donde está el cuco

Seguimos rumbo a nuestro destino de hoy, y antes nos pasamos por Gutach, una especie de museo al aire libre donde se representan las formas de vida y trabajo que tenían los habitantes de la zona.

El lugar está muy bien montado para recaudar dinero, nos da la sensación, desde fuera, que es un lugar donde han construido las típicas casas de la zona, han metido animales de granja y que está destinado mayormente a los niños pequeños, por lo que tras hacer un escarceo para meternos, nos sale mal y no pasamos, decidiendo que no merece la pena.
GPS del aparcamiento de pago: N 48 16 14.77 E 8 12 02.25.


Gutach (foto Google)

A media tarde llegamos a un pueblecito de la Selva Negra, que sorprendentemente, para lo bonito que es, no está saturado de turistas: Schiltach.

Itinerario Triber-Gutach-Schiltach

Situación área

Área de Schiltach

Hay 2 áreas de acs y un camping pequeñito, nosotros nos vamos al área que está pegada al río GPS: N 48 17 28.13 E 8 20 32.73. En sí no es un área ya que no hay servicios, solamente llenado de agua, aunque el entorno es maravilloso, el río al lado y el pueblo enfrente.


Schiltach

Hay más acs sobre todo de italianos con quienes congeniamos muy bien, sobre todo con "Dino-saurio" como le llamaba su esposa cariñosamente. También coincidimos con la familia de Canarias y hacemos amistad con otra familia de La Coruña, sobre todo los niños que se lo pasaron en grande. No se les olvidará fácilmente las horas que pasamos juntos, ni a los adultos tampoco, un placer haberos conocido y una experiencia muy gratificante.



Schiltach


El día y medio que pasamos en Schiltach fue para enmarcar, el pueblo una preciosidad, las casas de las más bonitas que vimos en nuestra ruta por Alemania, una pasada y el ambiente de paz y sosiego de este lugar, para recordarlo mucho tiempo. La calidad de vida de estos lugares es muy buena.


La Plaza del pueblo con su Ayuntamiento que está en pendiente, y la calle que sube para arriba es de postal, además el entorno en el que está situado el pueblo hace que se acuerde uno de este lugar.

Museo de la madera

También hay un museo en un edificio situado en el mismo río, habiendo una noria muy curiosa. Este lugar ha sido desde hace mucho tiempo un lugar donde se vivía de la madera, transportaban los troncos por el río y el museo está dedicado a todo el mundo de los trabajos madereros, muy bonito de ver las herramientas que empleaban. schiltach


Bueno y ya nos estamos despidiendo de tierras germanas. Tenemos que volver a Estrasburgo para devolver en la farmacia la silla de ruedas que nos dejaron para que Paula pudiera desplazarse. El tiempo empeora algo y por momentos llueve.
La familia de Canarias nos había hablado de un pueblo del que tenían buenas referencias por lo que nos pasamos a verlo: Gengenbach.

Itinerario Schiltach-Gengenbach

Situación del parking

Estacionamos a la entrada del pueblo en un parking de pago tipo zona azul, GPS: N 48 24 10 E 8 00 50  muy bien situado y sin servicios para autocaravanas.


Gengenbach



Hay turistas en este lugar y callejear por sus calles empedradas y llenas pero llenas de flores es una delicia. Además es el pueblo de las vacas, es impresionante la cantidad de vacas decorativas que hay. Pintada cada una de un color diferentes parece que aquí son típicas. Algunas callejuelas tienen unos patios preciosos y descubrir los rincones ocultos un verdadero descubrimiento. gengenbach






Ponemos rumbo a Estrasburgo, ya que tenemos que devolver la silla de ruedas que ha servido a Paula para desplazarse cuando estuvo con un esguince en un pie. Legamos a medio día y al encontrar cerrada la farmacia, nos vamos frente al camping de la Montagna Verte para comer y después pasar por la farmacia. dicho lugar es un estacionamiento, hay alguna que otra ac y creo que no sería mal lugar para pernoctar. Además se coge alguna red abierta de Wifi para conectarse a internet. GPS: N 48 34 30.33 E 7 42 45.70.

Itinerario Estrasburgo-Oradour

Y ya se está acabando nuestro viaje por tierras francesas y Germanas. Ponemos rumbo a nuestra tierra patria y en vez de hacerlo por el lugar por donde vinimos, la zona oriental de Francia para pasar a España por la Junquera, escaldados de tanto peage y tras habérmelo recomendado el gallego que conocimos en Schiltach, decidimos meternos por la zona centro de Francia para ir a salir por Burdeos.
Las carreteras no son malas, en su mayor parte son nacionales con dos carriles y en algunos tramos dispone de tres, además algunos tramos son de autovía por lo que no se paga hasta que no llegas casi a la frontera por Irún.
Un pueblo que vimos en el trayecto fue Oradour sur Glane, el pueblo mártir.

Situación del área

Área de autos

Aparcamos en su estupenda área de acs GPS: N 45 56 06.82 E 1 01 31.09, gratuita y con todos los servicios. Estaba abarrotada aunque pudimos encontrar sitio para quedarnos. No llevábamos planes de quedarnos a dormir, solamente ver el pueblo donde sucedió la masacre en la II Guerra Mundial, por lo que no es aconsejable dejar la ac en el área, ya que pilla retirado del pueblo viejo, donde hay estacionamiento gratuito GPS: N 45 55 51.84 E 1 02 03.51

Oradour sur Glane

Nos vamos a ver el memorial y la zona del museo ya no la podemos ver ya que es tarde y la acaban de cerrar, una pena, ya que nos hubiera gustado verlo. Nos vamos a ver el pueblo que está tal cual quedó tras los acontecimientos que tuvieron lugar en esta población el día 10 de Junio de 1944, cuando una compañia de soldados alemanes asesinó a 642 personas.

Impresiona recorrer este lugar, es una sorpresa comprobar los avances de este pueblo para aquellas fechas, tenían hasta tranvía. Conforme vas recorriendo las calles se van viendo los restos de las casas, unos carteles te indican qué establecimientos había y a nombre de quien estaban. Algunos lugares donde asesinaron a personas también están señalizados y se pueden observar restos que quedan de la época. El pueblo se ha conservado tal y como quedó aquel día, y el nuevo está retirado de éste. Se hizo para que las generaciones venideras no nos olvidáramos de tal tragedia y en memoria de los inocentes que fueron asesinados aquel día.

Iglesia de Oradour

En la Iglesia, los soldados alemanes congregaron a las mujeres y niños de todo el pueblo y los mataron disparándoles y después pegando fuego a los cadáveres, tan solo escapó una mujer saltando por una ventana.

Monumento a las víctimas

La visita al cementerio es imprescindible. Aquí se ponen algunas caras a tanta víctima a través de las fotografías y la verdad es que sobrecoge. Sales con mucha tristeza de aquel lugar y piensas en el sinsentido de las guerras y las vidas que éstas siegan.


Bueno el viaje transcurre sin grandes novedades, aunque hay que hacer referencia a que por el centro de Francia, por donde transitamos por el camino de vuelta a casa, no encontramos demasiadas áreas para las autocaravanas, quizás fuera casualidad, pero la sensación no fue la misma que por la zona de la Alsacia y de la Bretaña y Normandía que visitamos el año pasado. Puede ser que al no ser la zona tan turística no haya tantas facilidades.

Itinerario Oradour-Olite

Una vez en territorio español pasamos por Irun y desde aquí nos vamos a Pamplona por la N-121A, que en el tramo inicial está de pena debido a las obras que se están realizando. En el futuro será una muy buena alternativa para subir a Francia por esta parte.

Pernoctamos en el camping de Olite que estaba abarrotado. GPS: N 42 28 49.64 W 1 40 40.41. Un baño en la piscina, ya que la tarde estaba para dárselo y por la noche cayó una tormenta con mucho aparato eléctrico.

Situación camping Olite

Entrada al camping

Por la mañana tomamos rumbo a casa dirección Zaragoza y Teruel, llegando a casa a medio día sin ningún problema.

RESUMEN:

Ha sido una experiencia muy agradable y de la que nos vamos a acordar mucho tiempo. Recuerdo hace un año y medio cuando estábamos en pañales en este mundo del autocaravanismo y fuimos a la Feria del caravaning de Alicante, más bien a "goler" que se dice. Aquí vimos la primera ac por dentro y conocimos una pareja de mediana edad la cual nos contó los viajes que habían realizado, primero en caravana y después en ac. Una de las escapadas que habían realizado era la Ruta Romántica y a nosotros entonces nos dio una envidia... Y por entonces yo pensaba que ese sueño era inalcanzable para nosotros, y mira por donde, este verano lo hemos cumplido, no hemos tenido que esperar mucho. Las sensaciones que tiene uno al disfrutar de esta maravillosa forma de viajar son estupendas y lo más importante: te da una sensación de libertad y de poder viajar donde te plazca que hace a este simple sentimiento lo que más me agrada de todo, poder ir con tu casa a donde quieras...

Y el año que viene, pues ya veremos, todo puede pasar.

AGRADECIMIENTO:

Quiero agradecer a una persona que con su relato nos hizo mucho más fácil que nos desenvolviéramos por muchas partes de nuestro recorrido y que nos aportó luz para hacer nuestro viaje. Se trata de José Aranjuez, y su familia, unos verdaderos especialistas en relatar sus viajes. Un saludo y gracias de nuevo.

Y a quien quiera descargarse sus relatos, pues os pongo el enlace:

Relatos José Aranjuez

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por compartir tus maravillosos viajes, somos nuevos en este mundo, pero nos sentimos totalmente identificados con tus sensaciones y nos va a servir de gran ayuda en nuestro próximo viaje previsto a Alemania.
Un saludo desde Valencia