28 de octubre de 2008

Alsacia, Ruta Romántica, Baviera y Selva Negra VI



Esta es la última parte del viaje por la Ruta Romántica Alemana. Quizás sea la más conocida, ya que en ella se encuentra uno de los destinos más visitados de la Ruta y de toda Alemania: Neuschwanstein. ¿Qué decir de este lugar que ya no se sepa?. Solamente, que hay que visitarlo, faltaría más.
Como ayer nos dimos una buena tunda visitando prácticamente todo lo más interesante de Munich, decidimos continuar nuestra ruta hacia el romántico castillo de Neuschwanstein.
Pero antes de llegar a este lugar tan conocido, hay que visitar otros lugares que aunque no son tan turísticos, si que son igualmente interesantes, por lo que nos ponemos en marcha para llegar a nuestro próximo destino: La Abadía Benedictina de Ettal.

Recorreremos la zona dentro del círculo

Salimos de Munich dirección Garmisch-Partenkirchen, si, donde todos los días uno de Enero de cada año retransmiten los tradicionales saltos de sky. Aquí el terreno ya se va haciendo algo más elevado y ya van apareciendo a lo lejos los alpes austriacos, y el Zugspitze, el pico más elevado de Alemania, también muy visitado, aunque nosotros no lo haremos. A los cien kilómetros, recorridos por estupendas autopistas alemanas, llegamos a la Abadía, aparcando en un parking GPS: 47 34 09.57 N 11 05 29.57 E, situado al lado de la Abadía.

Recorrido 

El monasterio que le dio origen fue fundado en 1330 por el emperador de la casa de Wittelsbacher Luis de Baviera, quien además donó para la iglesia, una Madona de mármol blanco que había traído de Italia y que desde entonces se venera allí con gran devoción. Por ello se considera que gracias a esta Virgen, la abadía de Ettal es un verdadero centro de peregrinación.

Abadía de Ettal

En 1744 cuando el esplendor cultural de Ettal parecía no tener límites, sobrevino un incendio, que afectó tanto al monasterio como a la escuela. Las consecuencias de esa conflagración fueron de tanta trascendencia que a pesar de que el inmueble fue reconstruido, ya no se logró recuperar el nivel cultural que se había alcanzado.
Tanto la Abadía como el entorno que la rodea está muy bonito y merece la pena hacer una visita.

Interior de la Abadía

Cúpula Ettal

Partimos de este lugar y nos dirigimos a uno de los Palacios del Rey Loco. Luis II de Baviera. Está situado cerca y llegamos en un momento. A la entrada del recinto hay una caseta con un guarda donde pagas el estacionamiento y te vas al final casi, ya que es el lugar indicado para estacionar las acs GPS: 47 34 09.18 N 10 57 14.60 E, desde aquí se va uno a las taquillas para sacar la entrada para ver el Palacio.

Situación del parking

Te asignan una hora para visitarlo que ronda los tres cuartos de hora, más o menos, y te vas para la entrada del palacio. Mientras llega nuestra hora, pues a hacer fotos y las nenas a descansar a la sombra ya que el día es por momentos hasta caluroso, quien lo iba a decir, aquí en los Alpes practicamente.


Cuando llega nuestro turno nos metemos en el Palacio y una guía nos ofrece explicaciones en ingles. En la visita se enseñan las salas del palacio, donde se ven, por ejemplo, el piano que tocaba el rey, la colección de vasos que tenia, un pequeño salón de los espejos que el rey utilizaba y donde dejaba volar su imaginación, el dormitorio con más de 100 metros cuadrados, todo construído con mucho lujo (se ve que este hombre no reparaba en gastos). La visita dura sobre 15 o 20 minutos y no se hace demasiado pesada.

Fuente en Linderhof


Linderhof

Este Palacio comparado con los otros tres que construyó el Rey, es el más pequeño de todos, pero parece ser que fue en el que más tiempo pasó, la verdad es que es muy coqueto. Detrás del Palacio hay unos jardines que se pueden visitar. Lo que no vimos fue la Gruta de Venus, no se si es que no elegimos bien la entrada y no llevábamos esta opción o se nos pasó simplemente.

Jardines Linderhof

Otra cosa que también se puede visitar es la cabaña de caza con decoración morisca.
Después de la visita y de ver algún recuerdo en las tiendas, nos vamos para la ac a comer y descansar un rato. Linderhof

Interior de Linderhof

Después de comer ponemos rumbo al siguiente punto de interés: La Iglesia de Wies.
Aparcamos sin problemas, no está saturado ni mucho menos, en GPS: 47 40 56.62 N 10 53 58.07 E, aunque si que viene autobuses cada tres por dos, japoneses vamos, no van a ser de españoles, no. A esta gente no los voy a entender nunca. Pues no se ponen dos horas a hacerle fotos a una cabra que había detrás de una verja, no se de donde los sacan, pero son la pera, siempre riéndose y haciéndoles gracia lo que nosotros nos parece lo más natural del mundo.

Situación del parking

En fin, nos metemos para dentro a ver esta maravilla que en 1982 fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. El 14 de Junio de 1738, la campesina Maria Lory vio, lo que ella pensó eran lágrimas, salir de una estatua de madera de Cristo flagelado. Este milagro generó una avalancha de peregrinos que querían ver la estatua.

Iglesia de Wies

En 1740, se construyó una pequeña capilla para albergarla, pero pronto este edificio resultó insuficiente para acomodar al número creciente de peregrinos. La construcción y decoración de la iglesia de Wies se realizó entre los años 1745 y 1754 por los hermanos Dominikus y Johann Baptist Zimmermann.

Iglesia de Wies

El interior es impresionante, todo muy sobrecargado, yo no había visto nunca una Iglesia así, la verdad es que merece la pena, sentarse un rato en un banco y explorar cada detalle, una obra de arte vamos. Además si quieres puedes firmar en su libro de visitas, todo un detalle.
Iglesia_de_Wies
Un helado en la sombra de los árboles sentados en un tronco de madera y nos marchamos. Ah por cierto, si queréis utilizar los aseos tendréis que pagar, menudo negocio.

Interior de Wies

Partimos rumbo a Hohenschwangau que es el pueblo más cercano al castillo de Neuschwanstein, con intención de quedarnos en el parking para pasar la noche. Ya antes de llegar se puede apreciar el castillo y la vista es extraordinaria, a media montaña, tan blanco, las montañas detrás, una gozada. Estamos en la Iglesia de San Coloman GPS: 47 34 43.14 N 10 44 57.16 E y desde aquí son las vistas que describimos.

Iglesia San Coloman

Al fondo Neuschwanstein

Una vez en el parking de Hohenschwangau GPS: 47 33 31.14 N 10 44 25.59 E, advertimos que este es el parking que utilizaremos mañana para dejar la ac y ver el castillo, ya que no tiene servicios y el pago es más elevado que el área de acs que hay en Füssen y que está cerca de aquí, por lo que nos vamos a dicho lugar.

Situación parking castillo

Hay dos áreas en Füssen, una pegada a la otra,pero teníamos buenas referencias de la que está frente al Lidl, la más grande GPS: 47 34 56.17 N 10 42 02.93 E. El sistema funciona así: te metes dentro del área y buscas un lugar donde estacionas, te vas a recepción y le das a la señora el número de parcela, pagas la noche, creo que eran 12 euros y te vas donde está tu ac, y si quieres te conectas a la electricidad en uno de los postes que hay, para ello tienes que meter una moneda y seleccionar el número de contador al que te has enchufado, así de fácil.

Situación del área de Füssen

Área de Füssen

Además si quieres probar la comida, tienen un restaurante donde todos los días ponen menús que se encargan de anunciar y que no resultan mal de precio. Vamos, todo un lujo para nosotros los autocaravanistas, lo mismo que aquí en España.
En dicho área comprobamos que no somos los únicos españoles, ya que hay algunas acs más españolas y como los españoles somos muy abiertos pues un par de ellos nos hacen una visita. Son dos hermanos canarios, algo lejos de las islas están, y tras las charlas de rigor llegamos a entablar hasta amistad y después a lo largo de nuestros respectivos viajes, llegamos a coincidir con ellos otras tres o cuatro veces. La verdad es que son una familia muy agradable y que hemos tenido la suerte de conocer y no descartamos volver a vernos en algún viaje, todo se andará.

Plaza de Füssen

Después de todos los "trámites" nos vamos a ver Füssen, que hemos leído que es una bonita ciudad. Cogemos las bicis, pues la única pega del área es que pilla algo retirada del centro, y las aparcamos en una plaza muy bonita con casas de diferentes colores.


Este es el último pueblo de la Ruta Romántica y como no podía ser menos es un lugar recomendable de ver. Hay que perderse por las empedradas calles y descubrir los bonitos rincones que posee esta ciudad. El color de las fachadas de las casas, algunas decoradas con vivas pinturas representando escenas. En fin todo un encanto de ver.

Monasterio de San Mang

Ayuntamiento de Füssen

Además posee varias Iglesias, un monasterio y un castillo que igualmente se pueden visitar, aunque a estas horas ya está todo cerrado y nos conformamos con verlo por fuera.

Castillo de Füssen

Al día siguiente toca la visita del castillo de Neuschwanstein. Dejamos la ac en el parking de Hohenschwangau, aunque creo que hay otro más cerca de las taquillas, aunque como no lo se tampoco pongo las coordenadas. Subimos al lugar que indica la venta de entradas y aquí sacamos nuestra entrada: 9 euros los adultos y los niños hasta los 18 gratis.

Casa con trampantojos típicos

Funciona de forma similar la Palacio de Linderhof, te asignan una hora, que esta vez ronda la hora y media desde que sacas la entrada, tiempo suficiente para subir arriba. En el mismo punto de venta de entradas hay un servicio de carretas tiradas por caballos que te suben arriba, aunque es más caro que el servicio de autobús. 

Neuschwanstein

Este se coge un poquito más arriba, sacas otra entrada para el bus, nosotros la sacamos de ida y vuelta: 1,80 adulto y 1 los niños. Esperas a que baje el próximo autobús y te subes. hay que agarrarse ya que vienen curvas. Cuando te deja arriba hay varias opciones: irte a contemplar las vistas desde el Marienbrüke, puente de María, que es lo más recomendable, irte andando para arriba donde se obtienen las vistas que aparecen en la mayoría de las fotografías, aunque el recorrido es largo y algo escarpado, o irte directamente a las puertas del castillo.

Otra forma de subir

Bueno el castillo es de cuento de hadas, por fuera da la sensación de ser algo muy nuevo, lo empezaron a construir en 1886 o sea que no es como los castillos de la Edad Media, aquí es todo más moderno.

Castillo

El interior sorprende, la verdad, no esperábamos que fuera tan bonito. Te dan unos audio-guías a la entrada, aquí si que están las de español, y conforme vas pasando por las salas se activan y te van soltando el sermón.


No os voy a poner nada del castillo, pues si miráis por internet vais a tener mejor información que la que os pueda dar, solamente os diré que si vais por allí tenéis que visitar el castillo, que aunque sea un reclamo turístico y todo eso, pero merece la pena verlo por dentro ya que la decoración es espectacular, enterados quedáis.


Interior Castillo (foto Google)

Castillo de Hohenschwangau

El otro castillo que hay en este lugar, el más coqueto Hohenschwangau es también visitable, pero nosotros con el de Neuschwanstein consideramos que ya hemos tenido bastante y no pasamos a verlo.
Tras la visita nos vamos al parking a comer en la ac. La tarde se pone tormentosa y nos vamos al área de Füssen a pasar nuestra segunda noche. Parece que mejora el día y nos vamos con las bicis a darnos un remojón a un lago cercano a Füssen. Una delicia bañarse en un lugar así, aguas transparentes, césped al lado mismo del agua y el fondo adornado con los Alpes... una gozada y un enorme privilegio.
neuschwanstein.


Lago cerca de Füssen

El día de hoy va a ser diferente ya que no para de llover y así no se disfruta igual de las cosas, pero confiemos en que el tiempo cambie y sigamos como hasta ahora. El siguiente destino es: Lindau, en el lago Constanza.
Situación del área de Lindau

Llegamos a su área de acs GPS: 47 33 31.68 N 9 42 03.11 E, donde tiene servicio de bus que te acerca a la misma entrada de la isla, donde está es casco histórico de esta curiosa población. Están de fiestas o algo parecido, pues en diferentes partes tienen montadas fiestas que van desde festejos culinarios, bailes de asociación de amas de casa, hasta de amigos del Rock. No, si estos alemanes se lo saben montar y eso que no tienen fama, ahora eso si, lo hacen de forma educada y respetuosa.

Área de Lindau

Rathaus, Lindau

Por la calle principal se llega a la Markplatz donde destaca el Stadtmuseum de Lindau, una casa del siglo XVIII que tiene una fachada decorada con pinturas y en el centro de plaza se encuentra la fuente de Neptuno. Siguiendo por la misma calle llegamos a la Bismarckplatz, una pequeña plaza que sale a la izquierda y en la que se halla el Altes Rathaus, el antiguo ayuntamiento que fue construido en 1422 y cuyos frescos de las fachadas son representaciones de la historia de la ciudad. Fijaos en lo que más llama la atención: la escalera, simplemente sensacional.

Stadtmuseum


Bajando por la misma calle llegamos al punto más fotografiado de Lindau: el puerto.
La Mangturm, una torre fortificada del siglo XII que se usó como faro hasta que, en el siglo XIX, se construyó uno más moderno. Esta torre formaba parte de la antigua fortificación de la ciudad.
La entrada al puerto la forman un par de conjuntos que son los más fotografiados: el faro nuevo y el León, emblema de la ciudad.


Lindau

El puerto, a pesar de la lluvia, es un constante ir y venir de viajeros y sobre todo turistas que cogen los barcos para recorrer el lago Constanza, al fondo se puede divisar con dificultad, debido a la niebla, los Alpes.


Recorremos un poco más la ciudad, que disfruta de gran ambiente por las fiestas, vemos algún que otro espectáculo y regresamos de nuevo a la ac.
Aquí conocimos a una familia vasca que estaban un poco asustados ya que se le había encendido un testigo en el salpicadero de la autocaravana y no sabían de qué se trataba, yo en ese momento tampoco lo sabía, y no querían moverse. Ahora lo se: si se os enciende una llave es que debéis de cambiar el aceite motor, nada que impida continuar ruta y hacerlo cuando sea posible.
Lindau
Ponemos rumbo a nuestro siguiente destino por hoy. Meersburg.

Situación del área

Esta población tiene dos áreas de Ac que están prácticamente pegadas la una a la otra, la más pequeña tiene aseos, la otra no tiene nada, es solamente estacionamiento, pero parece que es más tranquila que la primera ya que está más alejada de una calle que parece tener más tráfico, por lo que aparcamos en la segunda GPS : 47 42 05.75 N 9 16 17.73 E

Área de Meersburg

Desde el área se tardan unos 10 minutos andando hasta el casco histórico de esta bonita población bañada por el lago Constanza. La Markplatz es de las más bonitas que hemos visto hasta ahora, es de postal, pequeña pero muy coqueta, adornada con flores por todas partes.


Un poco más adelante nos encontramos la Schlossplatz, que ya es una plaza más amplia y que también es muy bonita. Si seguimos por la derecha llegamos al castillo, al que se accede por un puente, desde aquí las vistas son magníficas, pudiéndose apreciar una pequeña casa con una noria, que bonito.



Castillo de Meersburg

Meersburg

Bajamos por una calle llena de tiendas a la parte que pega al lago y aquí damos un paseo, observando la gran cantidad de terrazas que hay. La tarde ha mejorado y da gusto caminar, llegando hasta el final de la calle donde hay unos jardines.


Tomamos un helado sentados en unos muros del lago contemplando esta bonita postal, el sol sale y vuelve a entrar entre las nubes, reflejándose en las aguas, los patitos junto a su madre se acercan a la orilla para que les den de comer los turistas mientras que los niños disfrutan con ellos.

Lago Konstanz Meersburg

Una opción que hay que tener en cuenta si se está por estas tierras, es visitar la isla de Mainau que está al otro lado del lago casi enfrente de Meersburg. Creo que desde aquí sale un ferry que te lleva a la isla también conocida como la "Isla de las Flores". Nosotros no optamos por esta opción que sin duda hubiera sido muy interesante. La próxima vez que vengamos por aquí lo tendremos que hacer sin ninguna duda.
Cuando el agotamiento se apodera de nosotros optamos por retirarnos a la auto, mañana será otro día y terminaremos este viaje que nos ha traído por estos lares. Pero eso ya será en la próxima entrada del blog.

No hay comentarios: