15 de octubre de 2008

Alsacia, Ruta Romántica, Baviera y Selva Negra II


Proseguimos nuestro viaje todavía por tierras francesas. Nuestro próximo destino es una ciudad realmente bonita y de cuento o más bien diríamos de postal: Annecy. Seguiremos hacia el Norte pasando por Yboire, Besancón para finalizar en La Alsacia.
Salimos de Choranche después de desayunar desandando el camino que trajimos ayer hasta la autopista A49 a la que nos incorporamos y que no dejaremos hasta llegar a Annecy ya en la región de Rhone-Alpes.

Itinerario de esta entrada

Itinerario seguido hasta Annecy

Cuando llegamos a Annecy vemos que el  aparcamiento algo complicado ya que el área que llevábamos está saturada y tras recorrer unos kilómetros por la orilla del lago, volvemos de nuevo hacia la ciudad ya que no encontramos aparcamiento.

Ubicación de Annecy en Francia

Annecy

Al final estacionamos en una calle de zona azul. Lo mejor de estas ciudades es adoptar la aptitud de sus moradores, coger la bici y mezclarse con el paisaje. A Mati no le gusta mucho la idea y tengo que convencerla para que se suba a la bici, no así a Paula, que está encantada. Lo dicho, que es un placer pasear en bici, la puedes dejar donde quieras sin problema, eres uno más.


Qué decir de este sitio. Simplemente magnífico. Nos hubiera gustado permanecer aquí un día más. A veces es mejor quedarse más tiempo en un lugar en vez de ir rápidamente recorriendo lugares y pensando que así veremos más. Quizás si, pero no lo apreciaremos tanto como si permanecemos por más tiempo allí donde las sensaciones son gratificantes. Esto lo hemos aprendido en este año y medio que llevamos viajando de esta manera.


Esta ciudad tiene un lago glacial, cuyas aguas son limpias y transparentes, creo recordar que le dieron recientemente un premio por esto. Atravesada por varios canales, decorada con infinidad de flores y respirándose una tranquilidad... Esto se consigue en parte porque el casco antiguo no está transitado por vehículos y sí por personas y bicicletas, evidentemente éstas las llevan personas.


Palais de L'Isle

El lago es espectacular, sus montañas con todavía restos de nieve, sus orillas bordeadas de vegetación y césped y las personas en su orilla tomando el sol y mojándose los pies. Los pequeños barquitos navegando en este mar de tranquilidad. Que calidad de vida, y que envidia más sana.


Perderse por las callejuelas es un placer, contemplar sus casas antiguas, el Palacio de la Isla, uno de los monumentos más visitados de La France, la Rue Ste-Claire, la calle principal, el Pont des Amours (puente de los amores), etc.


No os olvidéis de la cámara de fotos, pues en este lugar va a tener mucho trabajo, os lo aseguro. 
Comemos unos kebaks y nos vamos al lago a refrescarnos los pies y tumbarnos en el césped para hacer la digestión. La gente pasea tranquilamente, con bicis, patines...
Annecy

Y de nuevo en la carretera. Se van viendo los Alpes, pasamos cerca del Mont Blanc, que como su nombre indica está blanco, incluso en verano. Nos dirigimos a nuestro próximo destino:
Yboire.

Itinerario Annecy-Yboire

No estaba contemplado en un principio, pues no nos venía demasiado bien el desvío que había que hacer pero ,que narices, cuando uno sale, sale. Y es que una compañera de Mati le había dicho que había estado aquí y que le había gustado mucho.


Ubicación de Yboire

Llegamos a esta localidad, que linda con Suiza y aparcamos en el área de acs N 46 22 04, E 6 19 32. Lugar de pago, amplio, bien situado y parece tranquilo para pernoctar. La visita se puede realizar en un par de horas sin problemas. El lugar está bastante bien, el lago Léman baña esta localidad. Las calles están abarrotadas de flores y el efecto con estas casas tan bonitas, es encantador.

Situación área Yboire

Entrada del área

Como a Paula y a mi se nos había quedado cierto regustillo de darnos un baño en Annecy, no desaprovechamos la ocasión de darnos un baño en el lago Léman, con sus aguas limpias y transparentes y ,sorpresa, no está muy fría. El lago es enorme y al fondo se aprecia Suiza.




La población es pequeñita y se ve bien en un par de horas y es u na delicia dejarse perder por sus callejuelas a la vez que vamos descubriendo rincones coquetos donde las plantas y flores invaden el entorno otorgándole a Yboire un toque maravilloso y vistoso.
Tras recorrer el lugar pensamos no pernoctar y continuar haciendo algunos kilómetros más para acercarnos a nuestro próximo destino: Besancon.

Itinerario Yboire-Besançon

Nos fiamos del Tomtom y éste nos mete en la frontera Suiza, que a las 19.00 horas está desierta, estarán cenando. Paramos y leemos lo de la vigneta, la tasa por utilizar las autopistas, pero al no haber nadie busco las máquinas expendedoras, no funcionan me parece a mí. Lo hablamos un momento y decidimos seguir adelante ya que por donde transitamos no es autopista.


Llegamos a Geneve (Ginebra), vemos el gran balón con motivo de la celebración de la Eurocopa de fútbol y su gigantesco geiser, ya que Ginebra es una de las sedes de esta Eurocopa de fútbol.

Situación del camping

Nos despistamos un poco y nos metemos en la autopista y vamos a parar a Lausanne, donde buscamos un sitio para pernoctar. Llegamos al camping "De Vidy" N 46 31 03 E 6 35 51 creo recordar que se llama. Está a la entrada de la ciudad, junto al lago y a una amplia zona verde. Algo caro, masificado y donde el trato en recepción no me gustó demasiado. 

Entrada al camping

Al día siguiente partimos de Lausanne, después de haber pasado la "noche de los mosquitos", menuda cantidad de ellos se nos colaron en la ac, creo que sería por la proximidad del lago. Algunos vecinos de parcela se acercaron a nosotros como si nunca hubieran visto a unos españoles, yo me empiezo a mosquear, pero todo se aclara cuando con gestos y chapurreando algunas palabras en no se que idioma, nos desean que gane España la final de la Eurocopa de fútbol contra Alemania. La final es esta noche y no hay que perdérsela.

Itinerario Lausana-Besançon

Ya estamos otra vez de ruta, no me fío nada al no haber pagado la vigneta y creo que en cualquier momento nos cazan y nos hacen pagar las de Caín. Aunque finalmente esto no llega a suceder y volvemos a cruzar la frontera por otro lado, ya estamos de nuevo en La France.

Situación del parking

Llegamos a media mañana a Besancon, aparcamos en un parking N 47 14 16 E 6 01 57, bien situado, cerca del centro, con sombra y lo mejor, al ser domingo es gratis pero el mismo es de pago tipo zona azul.

Entrada al parking


Al ser Domingo el ambiente de la ciudad es algo desangelado, aunque nos dirigimos a callejear por la ciudad, llegamos a la plaza Huit-Septembre, donde encontramos el Ayuntamiento y la Iglesia de St.-Pierre, importantes edificios del XVI y XVIII respectivamente.

Saint Pierre

También visitamos la Catedral y subimos por una empinada rampa a la Ciudadela, pudiendo ver desde el exterior de una reja unas ruinas romanas.


A estas horas la Catedral de St. Jean está cerrada por lo que nos limitamos a verla por fuera y seguimos subiendo hacia la parte más alta de la ciudad donde se encuentra la ciudadela.


Arriba en la ciudadela hay una especie de museo y una exposición de animales. No entramos, ya que va siendo tarde y todavía hay que comer. Tras reponernos del cansancio de la subida y ver la panorámica de la ciudad, que desde aquí es bastante buena, bajamos y nos vamos derechos a la ac a dar cuenta de los ágapes.

Entrada a la ciudadela

Vistas de Besançon

Mapa de La Alsacia

Itinerario Besançon-Eguisheim

Y continuamos viaje con dirección a nuestro próximo destino: Eguisheim. Conforme vamos acercándonos a esta región de Francia que es La Alsacia vamos comprobando que cada vez predominan más los campos de vides, de echo en esta zona se elabora el famoso Riesling, un vino blanco muy afamado y que sin duda probaremos en Eguisheim.



Situación del camping

Cuando llegamos y tras atravesar el pueblo llegamos a su camping municipal: "Les Trois Chateaux" N 48 02 33 E 7 17 59, muy bien situado, amplias parcelas y bien de precio. Nos instalamos, nos duchamos y nos vamos a ver el pueblo.

Entrada al camping

El camping está pegado al pueblo, por lo que en dos minutos estamos ya en el centro de este coqueto pueblo con el que iniciamos nuestro recorrido por esta región tan bonita de Francia.



Se respira un ambiente de paz y tranquilidad como el de los pueblos pequeñitos, de esos que no están masificados, extraño ya que este lugar es uno de los más visitados de Francia. Parece que como ya es algo tarde, las 19.00 horas, la gente se está marchando, lo que nos viene de perlas, ya que las calles están, semi vacias.



Bueno, ¿como explicaros lo que nos pareció este pueblo?. Simplemente espectacular, de lo más bonito que hemos visto, una pasada, todo tan bien cuidado, esas casa de entramado y ese colorido, es una alegría para los ojos. Perderos por sus calles empedradas, comprobar qué casa es la más bonita en su sana y grata rivalidad que hace deleitarnos ante tal espectáculo.



La Place du Chateau es el centro neurálgico de la localidad, con la fuente del Papa San León IX situada en el centro y arriba la Iglesia. Permanecer en este lugar un buen rato es de lo mejor de nuestro viaje. Los tejados de las casas con sus nidos de cigüeñas, los locales donde venden los famosos vinos blancos alsacianos, tomarse una copa en cualquier terraza, inolvidable, de verdad.

Capilla San León IX

De regreso al camping nos disponemos a cenar. Os contaré una pequeña anécdota: a la llegada al camping nos instalamos al lado de una pareja de autocaravanistas ya mayores con matrícula de Luxemburgo. Bueno, pues al ducharnos, Mati y Paula vienen de las duchas y como las parcelas son muy amplias, para acortar un poco, Paula pasa por la parcela de los vecinos andando dos o tres metros por ella. Cuando el hombre, que está sentado fuera, la ve atravesar por su parcela, a gritos y sin entender nada de lo que decía, se dirige a mi hija recriminándole haber atravesado a pie por su parcela. Ni que decir tiene que Mati se dirige a este mal educado y pidiéndole disculpas, le dice que esas no son maneras de decir a una niña las cosas.


No sabemos si lo entendió, pero se calló y a continuación su mujer le echó otra buena bronca por su actitud. Nos ponemos a cenar y vemos la final de la Eurocopa, entre un silencio sepulcral, hasta que marcó Torres, gritando el gol y haciendo sonar el claxon unas cuantas veces, no tantas como a mí me hubiera gustado, ya que Mati nos pide a Paula y a mí que no armemos follón.


Es entonces cuando el Luxemburgués viene a nuestra ac y al verlo pensamos: ya lo tenemos otra vez aquí, si antes por nada se ha puesto a vocear, ¿qué hará ahora?. Me quedo esperando su reacción y pensando en mi respuesta, y entonces se asoma al comedor, levanta el dedo haciendo Ok, y dice: "España bien, bravo, 1-0, amigo español", nos quedamos boquiabiertos, nos miramos y nos da por reírnos.



Termina el partido con la victoria de nuestra selección y nos vamos al pueblo para celebrar la victoria. Es cuando estás fuera, cuando más te alegras de estas cosas. En las calles no hay nadie y ya en la plaza nos sentamos un rato para contemplar más este fascinante lugar. Entonces se oyen pitidos de un coche que se acerca y al llegar a nosotros podemos ver que van coreando a España con el himno y llevan banderas. Cantamos todos campeones y al rato nos marchamos cada uno para su sitio. 


1 comentario:

paquito dijo...

Alsacia es maravillosa. Es una pena que no hayáis visitado Obernai. Os habría encantado. Saludos.